“Siéntate, relájate y disfruta”

El movimiento slow-food nació en los años 80 como contestación a las cadenas de comida rápida, y a día de hoy es una organización que está presente en más de 150 países de todo el mundo. Con el slow journalism pasó algo parecido. Nace como nació en su momento el Nuevo Periodismo Norteamericano, como contestación a las últimas tendencias de los medios de comunicación. Abogan por un periodismo que antepone la calidad a la cantidad, la veracidad a la primicia, la reflexión a la rapidez.

Resulta difícil describir en tan sólo 2.000 caracteres una tendencia que se caracteriza por, precisamente, reivindicar historias sin límite de espacio. Por eso os presentamos la iniciativa inglesa The Slow Journalism Company a través de sus propias palabras. Como bien explica uno de sus fundadores en ESTE VIDEO (dura 15 minutos, lo sé, pero recordad que esto es slow, las cosas que valen la pena requieren su tiempo), el slow journalism no se preocupa por ir al lugar de la noticia, contar lo que pasa y marcharse, sino que vuelve meses después para saber qué es lo que ha pasado y que pasó después de aquello. Se centra en el análisis a fondo del acontecimiento, intentando aportar valor en cada dato que recopilan.

¿Y qué pasa en España? En nuestro país el movimiento slow journalism aún no tiene una representación concreta en el mundo de la información (¡Eureka! ¿Nicho de mercado?), pero sí lo tiene en el mundo de Captura de pantalla 2015-03-03 a la(s) 15.09.06la cultura. El archiconocido JotDown se interesa por indagar en el ámbito cultural reportando nuevas tendencias, reflexiones y temas de una forma cercana y con una perspectiva distinta. Lo que queremos saber es si este periodismo reflexivo, fresco y pausado podría llegar a nuestras fronteras y materializarse del mismo modo que lo hizo con la revista Delayed Gratification, del grupo inglés que antes os mencionamos. ¿Podríamos apostar por este nuevo periodismo? ¿Esta aquí el futuro de nuestro campo? Ensayo-error compañeros. Para averiguarlo, habrá que intentarlo.

ARAUJO HERRERO, BELÉN. 151.F01

Advertisements

Posted on 3 Marzo, 2015, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. 8 Comentarios.

  1. seminariocomunicacion1

    La verdad me parece una propuesta muy interesante he visto el vídeo que explica el proyecto de Slow Journalism Company. Creo que el objetivo principal es, sino me equivoco, tratar de profundizar más en el hecho, invitando a una reflexión y a un análisis del acontecimiento por parte del lector para adentrarnos en las profundidades del conflicto. Es curioso el juego de palabras. Fast-food significa en inglés comida rápida. Su contrario slow-food. Lo mismo con el periodismo. La información actual requiere de una continua actualización del contenido por parte del periodista, para satisfacer toda la demanda de información que el público necesita.

    Sin embargo este proyecto propone algo distinto. Regresar al pasado, presentar los contenidos del hecho de una manera detallada, reflexiva y profunda. Los textos que permanecen verdaderamente en nuestra memoria son aquellos que logramos entender verderamente, los que analizamos, causas, consecuencias. Textos que recomendaremos a otros compañeros, y que releeremos varias veces. No sé si lo habéis tratado ya o pensaís tratarlo en un futuro, pero me interesaría conocer cuales son los soportes por los que apuesta este nuevo método periodístico. Mucho ánimo en el proyecto.

    BELTRÁN GARRIDO ELENA, 151.A02

    • seminariocomunicacion1

      Sí que es cierto que siempre logramos recordar mejor algo cuando verdaderamente lo entendemos. Es por eso que, de los cientos y cientos de noticias que leemos todos los días, al acabar la jornada solo recordamos un par de ellas.
      Esta propuesta nos pareció interesante porque creemos que cumple con todos los principios que nos exponen como ideal el primer día de clase: claridad, coherencia, contrastación y veracidad. El hecho de que todo sea “slow” nos deja mucho más tiempo de reflexión, gracias al cual es más fácil cumplir estos pretextos.
      Respondiendo a tu duda sobre los soportes, en un principio el movimiento inglés ha optado por afincarse en el papel, supongo que por esa relación que siempre hacemos de papel=reflexión / digital=inmediatez. Pero nosotras no vamos a entrar en ese debate. Con este trabajo queremos mostraros los sector por explotar que hay en nuestro país, cómo explotarlos lo dejamos a vuestra voluntad. Sabemos que en clase hay forofos de la radio, gente a la que le gusta escribir y otros que optan por los medios audiovisuales. Cada uno está cómodo dentro del terreno que elija y eso queremos respetarlo. Nosotras os damos las posibilidades de contenido, vosotros escogéis el soporte.

      ARAUJO HERRERO, BELÉN. 151.F01

  2. La pregunta es: ¿Los medios digitales favorecen o no a la labor periodística?Este vídeo responde en mayor o menor medida lo que supone la digitalización de este sector y como todo tiene ventajas, pero también inconvenientes. Aun así creo que la cuestión es cómo actuar ante este portal, cómo enfocar el trabajo o cómo conseguir lectores fijos.
    En cuanto a la idea slow-food creo que es una forma de jugar con las ventajas que tienen estos medios, ya que se pueden recopilar en foros, blogs o canales bcp todas las noticias de un tema, incluso meses después. Quizás creemos que nuestro trabajo es dar la noticia, pero igual debemos machacar, desmenuzar el tema y ver las repercusiones que tuvo, o en lo que degeneró el suceso. Podrían convertirse en páginas de periodismo de investigación,aunque como decía una de mis compañeras en un post, muchas veces estos dos términos no van de la mano y se confunden.

    MERA DIZ, CRISTINA 152.B03

    • seminariocomunicacion1

      Los medios digitales favorecen la labor periodística si sabes cómo utilizarlos. No hay que verlos como enemigos, sino como aliados.
      Una de las revistas más de moda del momento es JotDown, un medio que se considera slow y que, además de tener su revista impresa, hace una gran labor en las redes sociales. No se tú, pero yo no hay día que entre en Facebook y no me encuentre al menos tres artículos de JD que mis amigos han compartido. Ellos utilizan los recursos que les aporta internet para fidelizar a su audiencia y después venden la revista. Esa es una forma, pero existen y seguirán naciendo más métodos de solventar el binomio red-papel, eso lo dejamos a la creatividad de cada uno.

      ARAUJO HERRERO, BELÉN. 151.F01

  3. GÓMEZ VALES, LAURA 151.D04

    O concepto slow journalism está, sen dúbida, á orde do día. É un tipo de xornalismo “disruptivo” dentro da propia irrupción que supón Internet. Trátase de potenciar unha labor que non estableza hora límite e menos aínda espazo. Separar os conceptos de calidade e cantidades e poñelos en balance. Os grandes medios de referencia (véxase The Washington Post) teñen o privilexio de poder abogar por unha investigación deste calibre: pausada e detallada. Se ben, entra no terreo do xogo e o imprega todo Google onde non importa o contido senón a rápidez coa que se chegue ao lector. Son os sentidos comerciais que obstaculizan o bo quefacer xornalístico. De feito, Google é un paradoxo no sentido de que mesmo pode aportar grandes coñecementos (antes impensables) e ao mesmo tempo facerte adicto ás aplicacións máis estúpidas. Ademais, o tempo, que sempre se reduce a unha quimera na profesión, é a condición que fai do xonralista un bo ou mal filtro, un bo ou mal mediador.
    O feito de que introduzas Jotdown como exemplo paréceme moi acertado. En proxectos como este é onde se define un contido após dunha audiencia. E creo que nesas estamos, en definir audiencia en base a uns intereses comúns que fagan da comunicación unha potencia imprescindible.

    GÓMEZ VALES, LAURA 151.D04

    • seminariocomunicacion1

      Ademáis, Google premia a cantidade máis que a calidade. Se tes moito peso, es unha gran compañía e eres quen de publicar cen post ó día, sempre estarás porriba dos que só poden sacar á luz dez. Para entendernos: La Voz de Galicia sempre sairá antes nos buscadores que Praza Pública, aínda que este último conte con fontes ou información da que o primeiro carece.
      É difícil saírse deste mundo, xa que o sistema que leva con nós tantos anos xa está moi metido nas nosas cabeciñas. Poucos son os que conseguen saír do universo Google-Facebook, etc. Pero a nosa idea non está ahí. Para nós as expectativas do xornalismo do futuro están en conseguir xogar co sistema e adaptalo ás necesidades reais das comunidades. Ofrecer o contido que lle interesa á xente, a través do soporte que sexa e no sistema que sexa, pero sen esquecer que a nosa labor e coa cidadanía. O contido que vos propoñemos neste post é o da información reflexionada e interpretada, información clara sobre temas densos e difíciles de comprender. O soporte xa o elexides vós en función dos vosos gustos, e a forma de aproveitar e sacarlle o maior partido o mundo dixital de xeito que se convirta en aliado, é cousa de botarlle imaxinación.

      ARAUJO HERRERO, BELÉN. 151.F01

  4. Al ver el vídeo que nos facilitas sobre el “Slow Journalism” no he podido evitar acordarme de la reflexión que nos presentaba hoy en clase el profesor Carballo Varela acerca de la contrastación de fuentes. Verdaderamente los avances tecnológicos están desbancando al periodismo y convirtiéndolo en, como decía el profesor, un hobby. Sin embargo, los periodistas debemos diferenciarnos. ¿Cómo? La propuesta del Slow journalism me parece muy acertada en cuanto a que implica la interpretación de los hechos, algo que requiere tiempo y una recapacitación acerca del tema pausada.
    ¿De qué vale correr por ser el primer medio de comunicación en publicar una información si esta es incompleta, errónea o simplemente mal comunicada por no darle el tiempo necesario para madurarla y explicarla de una manera que de verdad llegue a la audiencia?
    Hoy día, dicen, cualquiera puede ser periodista. De hecho es la profesión con mayor intrusismo laboral. Sin embargo, yo no creo que sea cierto. No todos valen para ser periodistas, el problema es que no nos molestamos en demostrarlo.
    Para terminar me gustaría hacer referencia a las recientes rectificaciones que periódicos de referencia como El País han tenido que hacer a causa de informaciones apuradas y no contrastadas. El ejemplo más reciente es el del caso Monedero.
    http://www.infolibre.es/noticias/politica/2015/01/29/desmienten_las_acusaciones_pais_quot_sobre_curriculum_monedero_27539_1012.html
    Es curioso además que surjan secciones de “defensores del lector” precisamente por errores como este. He aquí el correspondiente al caso de Monedero que te comentaba: http://elpais.com/elpais/2015/01/31/opinion/1422714925_297444.html

    PÉREZ PRESEDO, ANDREA. 152.G04

    • seminariocomunicacion1

      Yo pienso como tú, Andrea. No hemos demostrado aún que los periodistas aportamos algo más a la información, y si ni siquiera nosotros lo hacemos ¿quién se va a molestar?
      Me gustaría hacer hincapié en algo que veo mucho en todos los comentarios y que quiero aclarar. Todos coincidimos en ver a las nuevas tecnologías como “enemigas” o las culpables de que el periodismo esté desbocado, como bien decías. Pero creo que debemos cambiar el chip. Las nuevas tecnologías no han causado el derrumbe y la pérdida de confianza de la gente en el periodismo, son los malos usos de los avances tecnológicos (como el caso de Monedero que aquí expones), lo que nos hace tener esa percepción de una herramienta que, bien utilizada, puede ser nuestra gran aliada.
      El Slow Journalism no es incompatible con las nuevas tecnologías, aunque en el caso inglés hayan optado por separarlo. Encontrar la combinación entre estos dos mundos tan enfrentados es nuestra labor de futuro, o al menos eso creo.

      ARAUJO HERRERO, BELÉN. 151.F01

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: