Ayudando a no reincidir

Tras la visita realizada al CIEMA de Pontevedra y la conversación con Suso y Rubén, educadores del centro, voy a hablar un poco de la dinámica que sigue ARELA en el ámbito de reforma. Un Centro de Investigación en Medio Abierto (CIEMA ), tiene por objetivo la reinserción en la sociedad de menores de entre 14 y 18 años que han cometido un delito o una falta, ofreciéndoles alternativas para el futuro y ayudándoles a no reincidir.

En los CIEMAS se ejecuta la ley del menor, el juez estudia la situación del menor y dependiendo del caso le asigna una medida, que puede ser libertad vigilada, tratamiento ambulatorio, prestación en beneficio de la comunidad, tareas socioeducativas, permanencias de fin de semana o incluso una combinación de estas. Los CIEMAS se encargan de que las medidas del juez se ejecuten, los educadores realizan seguimientos de la situación de los jóvenes que posteriormente envían al juez, realizan talleres educativos de temas como las nuevas tecnologías, el sexo o las drogas y si la medida impuesta por el juez es de tratamiento ambulatorio, por salud mental o por tóxicos, se ponen en contacto con un profesional y les acompañan a las citas para saber si su situación mejora.

Actividades que realizan los jóvenes en el CIEMA.

Actividades que realizan los jóvenes en el CIEMA.

Tras una charla con los educadores en la que tratamos diversos aspectos de la comunicación y la juventud, nos ofrecieron la posibilidad de entrevistar a  un joven mayor de edad que acude al CIEMA y de asistir a una de las charlas que realizan en los institutos sobre la ley del menor, el programa Katorce18, del que ya hemos adelantado algunos aspectos. En siguientes publicaciones trataremos los temas que han surgido en esta reunión, temas relativos a la casa familia de Santiago y nuestros avances junto a la asociación.

OJEA VÁZQUEZ, TATIANA 152.F03

Advertisements

Posted on 6 Marzo, 2015, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. 9 Comentarios.

  1. Reinserción na sociedade, algo vital para manter unha comunidade viva, na que todos contribuamos a forxar un estado de benestar equitativo. Sempre hai alguén que se desvía da labor social que cada integrante dunha sociedade debe cumprir, para elo, iniciativas como as que se nos presentan son un apoio, unha muleta para continuar no carreiro da comunidade. Nestes casos, se unicamente o xuíz fose o que ditase a pena e non existiran asociacións que axudasen a canalizar a quen fixo mal, non servirían de nada as medidas tomadas pola xustiza, xa que é máis dificultoso facer entender a un rapaz de entre 14 a 18 anos que a un adulto. A base, coma sempre, é a comunicación; estas asociacións conviven cos rapaces que cometeran algunha falta, coñécenos, entenden os seus problemas e teñen relación con eles, polo que, gañándose a súa confianza, reinsertalos convértese nunha tarefa máis doada. Unha relación de ti a ti é unha medida moito máis efectiva que sancións, castigos e unha chea de papeleo.

    • Tatiana Ojea Vázquez

      Estoy de acuerdo contigo Roberto, una educación basada en la confianza es mucho más efectiva que imponer castigos y sanciones. Ayudar a los niños educándolos y tratándolos para conocer el problema que los lleva a cometer una infracción es la mejor manera de ayudarles a no reincidir.

      OJEA VÁZQUEZ TATIANA 152. F03

  2. seminariocomunicacion1

    Cuánto más avanzáis, más me interesa vuestro trabajo. Supongo que de eso se trata, así que será una buena señal.

    Me gusta la forma en que enfocáis el tema. Analizáis y exponéis de forma organizada los datos recogidos, lo cual, para proyectos complejos como este, facilita bastante la comprensión del mismo.

    Por ser un poco puntillosa, puede que hacer algún estudio sobre cuáles son los perfiles de los jóvenes que tienden a caer en estos problemas, complementase muy bien lo que estáis haciendo.

    Cuándo comenté en un post de vuestro grupo hace un par de semanas, recalcaba mi convencimiento de que normalmente hay algo detrás de las conductas conflictivas en los jóvenes. Pues bien, a mí personalmente, me interesaría mucho saber qué características son frecuentes en estos jóvenes, en sus hogares, como se relacionan con los demás, etc.

    También sería interesante saber qué porcentaje de jóvenes vuelve a reincidir, las edades en que es más fácil que lo hagan….

    Por si os sirve de ayuda, os dejo este enlace:

    http://www.monografias.com/trabajos10/eladoles/eladoles.shtml

    RIVERA MOLINS, IRMA 152.D05

    • Tatiana Ojea Vázquez

      Nosotros también estábamos interesados en saber que tipo de jóvenes tendían a caer en estos problemas, por tanto preguntamos a Arela y nos dijeron: ” No hay un perfil, la sociedad tiene en mente estereotipos”. Nos explicaron que no hay una edad concreta, que cada niño es un mundo y que las circunstancias que le llevan allí son diferentes, pero que distan bastante de la imagen que dan los medios de comunicación sobre ellos.

      OJEA VÁZQUEZ TATIANA 152. F03

  3. seminariocomunicacion1

    Poder conocer esas historias personales puede enriquecer en gran medida vuestro relato. Es un tema muy interesante y que como se comenta más arriba, tiene un gran transfondo. La relación que tienen esos jóvenes con la gente de los centros, las actividades, las amistades que se establecen entre los propios chicos son también parte muy interesante del tema. Como decía Roberto, una relación personal, de cara a cara, de tú a tú, es mucho más efectiva, tiene corazón y no es tan fría. Esos jóvenes pueden ver que tienen a alguien que se preocupa por ellos y seguirán con mayor facilidad lo que les digan, sus consejos.

    GÓMEZ CASTRO, DAVID 151.H01

    • Tatiana Ojea Vázquez

      Nos citamos con un chico del centro y la verdad que eso nos enriqueció bastante, comprendimos que la imagen que teníamos de un chico de centro distaba bastante de la realidad.

      OJEA VÁZQUEZ TATIANA 152. F03

  4. Me parece interesante el trabajo de vuestra organización, que intenta comunicarse con estos jóvenes que han cometido errores; pero creo que una vía de investigación apasionante para siguientes posts sería averiguar cómo era la comunicación anterior a la falta, es decir: qué características cuantitativas y cualitativas tenía la comunicación de estos chavales con sus familiares, educadores y amigos antes de cometer esos delitos. ¿Fueron estos hechos motivados por una mala comunicación con sus más allegados? ¿Había deseos sin escuchar, sueños reprimidos, carencias y fobias que no se atendieron a tiempo?
    Martínez Martínez Enrique, 152.A01

    • También nos hemos interesado por la relación de los jóvenes con sus familias. En las casas familia como ya hemos explicado, la situación familiar no es la apropiada para el desarrollo de un niño. Sin embargo en los CIEMAS no es así, muchos de los jóvenes tienen una situación familiar difícil ya sea por cuestión económica o por falta de comunicación, pero otros tienen una situación normal y acaban allí por otros factores como por ejemplo las malas compañías.

      OJEA VÁZQUEZ TATIANA 152. F03

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: