¿Qué nos espera ahora?

Un día más me levanto y tengo un correo del departamento de comunicación de COGAMI.

Esta vez invitándonos a visitar el centro que tienen en el ayuntamiento de Medelo, Silleda. Su directora Fina García se presta a quedar con nosotros para mostrarnos tanto las instalaciones como el trabajo de algún usuario que se preste, aunque después de todas las dificultades que estamos teniendo para contactar con usuarios o verles interactuar todos los miembros del grupo compartimos el pensamiento de “si no lo veo, no lo creo”.

Ya que esta vez tendremos que desplazarnos hasta tan lejos esperemos que podamos ver todo lo que nos han prometido hasta el momento, puesto que la sede de Silleda es en la que más actividades no solo ocio pueden realizar los minusválidos, así que les daremos un último voto de confianza o más bien veremos si ellos confían de una vez en nosotros.

Tenemos entendido que se trata de una instalación de tipo tradicional rodeada de un entorno natural pero con un equipamiento muy moderno, la novedad de este reside en que además de ser un centro de día y de formación profesional para la inserción en el mundo laboral, cuentan con un centro ocupacional donde reciben un apoyo constante o intermitente según las necesidades, además de actividades mucho más primarias relacionadas con enseñarles a comer, a llevar un correcta higiene corporal o incluso lecciones de carácter logopeda. Desde luego no pedimos a asistir a una clase de higiene íntima pero si que nos gustaría poder ver la calidad de las instalaciones, como es el trato con los monitores o algo por estilo.

Esperamos tener suerte y no volver de Medelo con un mal sabor de boca, gracias por leernos y buenas noches.

Giráldez Rodríguez, Valeria 151.C02

Advertisements

Posted on 6 Marzo, 2015, in Posts individuais and tagged , . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Bien, a ver si hay suerte. Me extraña mucho que les lleven fuera de Santiago, me extraña tanto que creo, cada vez estoy más seguro, que pretenden que no se encuentren con el pastel que hay montado. En todo caso, esto no es óbice para que ustedes comuniquen este tipo de cosas (de obstáculos) en los post grupales y en los individuales hagan el esfuerzo (cada uno) por orientar al aula acerca de las personas con discapacidad, (y su vulnerabilidad social, más aún, de su vulnerabilidad mediática) que es lo que nos importa.

  1. Pingback: La importancia de la comunidad | Común (e persoal)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: