El valor de las imágenes en movimiento

La misión de los medios comunitarios es siempre la misma, no así las distintas tipologías que se han ido desarrollando. Es por eso que hoy nos trasladamos al espectro televisivo.

tv_value_pack

                                                                                                    Fuente: http://www.bootheando.com/2010/02/12/interpretacion-simultanea-en-television/

A la hora de analizar los distintos proyectos destacan en el continente americano: Árbol de Uruguay y Vive Televisión, ambos tienen como principal fin hacer del espectador pasivo un ciudadano activo concienciado con su responsabilidad democrática.

Si nos trasladamos ahora a Europa y en  concreto al estado español,  es cierto que a partir de la transición democrática se han ido sucediendo distintos intentos, por parte de la sociedad civil, de construir sus propios proyectos televisivos, sobre todo en el ámbito de cobertura local. No obstante, todavía no se ha podido dar respuesta a la emergencia de una estructura de medios audiovisuales que pertenezca totalmente a la ciudadanía.

Televinte Chantada:  Del contacto con este medio fundado en el  año 2012 apreciamos que se trata de una iniciativa privada con características afines a los medios comunitarios.  Como se puede extraer del documento Medios Comunitarios- proyecto CIDEC cuentan con una asociación de participación ciudadana, que pretende el desenvolvimiento social.

 Galiza Ano Cero: Este proyecto lo que busca es: “facer televisión dende abaixo á esquerda”, tal y  como ellos mismos se definen.

Abrimos debate:

¿Es justo el trato que los medios comunitarios reciben por parte de las administraciones? Como respuesta basta con observar la batalla en términos legales emprendida por la Red de Medios Comunitarios, Radio Televisió de Cardedeu  y Tele K.  Si bien es cierto que las leyes audiovisuales y la ley de Medidas de impulso de Sociedad de la información reconocen estas entidades sin ánimo de lucro, las trabas e impedimentos para su desarrollo están a la orden del día. Lo que estos medios demandan es un reconocimiento real, que valore el importante papel que desarrollan y que se traduzca en una consideración a la hora de repartir las licencias.

PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01

Advertisements

Posted on 16 Marzo, 2015, in Posts individuais and tagged , . Bookmark the permalink. 5 Comentarios.

  1. Está claro que este tipo de radios deberían estar en una posición mucho más alta de la que en realidad están dentro de los medios de comunicación.
    Como bien dices, la ley reconoce el derecho a tener su espacio en los medios pero en realidad no las incluyen al distribuir las frecuencias. ¿Por qué sucede esto? Este punto está claro: no conviene.
    Por otro lado… ¿cómo terminará esta batalla?
    Ojalá se les dé a los medios comunitarios el papel que merecen y por el que tantos años llevan luchando. Parece muy fácil que el gobierno legalice este tipo de radios y que después, con tantas trabas, resulte igual de imposible que sobrevivan. Es imprescindible que existan medios sin ánimo de lucro cuyo único fin sea favorecer a la sociedad y fomentar la participación ciudadana.

    PD: El audio no se escucha muy bien, por eso no me enteré bien de lo que se habla en él. No sé si es cosa de mi ordenador o de la calidad del sonido.

    RAPADO GARCÍA, CARMEN 152.D03

    • Cristina Pérez Marquina

      A lo largo de todos estos años el reparto del dial ha dejado fuera a las radios libres y comunitarias, además de las radios escolares y universitarias. Si nos remontamos a la década de finales de los 80 y los 90 el reparto de frecuencias ya sólo tuvo en cuenta las emisoras comerciales y buscó propiciar la creación por parte de los gobiernos autonómicos de sus propias emisoras. Por lo tanto las emisoras sin fines comerciales han tenidos que funcionar al margen de la ley. Teóricamente la legislación ha previsto siempre el acceso de las emisoras sin ánimo de lucro al reparto de las frecuencias. La práctica, sin embargo, dista mucho de la realidad. ¿Por qué sucede esto? Más que por un problema de vacío legal o de falta de regulación nos encontramos con una falta de voluntad política que prefiere repartir las frecuencias entre los medios públicos y privados.
      Como puedes observar en este enlace relativo a la problemática legal de estos medios http://www.adcomunicarevista.com/ojs/index.php/adcomunica/article/view/90/117 han sido muchas las excusas para no otorgar licencias a las radios comunitarias. Por parte de las CC.AA. en un primer momento se dijo que no podían destinar frecuencias a una tipología de emisoras que la planificación estatal no reconocía. En otros casos afirman que la Administración General del Estado no ha planificado el “dominio público radioeléctrico necesario para la prestación de estos servicios”
      En cuanto a cómo terminará esta batalla, su desenlace es incierto. Lo que sí sabemos es que de momento vamos por el camino contrario a propiciar el desarrollo de estos medios. Sorprendentemente la Ley General de la Comunicación Audiovisual no ha implicado ninguna mejora en la situación legal de este tipo de medios. Más bien su situación ha empeorado debido al aumento del reparto de licencias para la radio y televisión públicas y privadas. Lo cual implica una reducción del espacio existente en el dial para las emisoras que funcionan sin licencia ya que este se está completando con las nuevas adjudicaciones.

      PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01

  2. seminariocomunicacion1

    La labor que desempeñan las radios comunitarias es muy importante y así mismo debería ser su importancia. Sin embargo, en el reparto de licencias parece que se tienen en cuenta otros intereses y los medios comunitarios no llegan, prácticamente, a tener participación en él. Esperemos que esa lucha legal que nos comentas pueda cambiar, aunque sea en cierta medida, esta situación y se eliminen las barreras para su desarrollo.
    Creo que este artículo se analiza el tema de las radios comunitarias en España desde la perspectiva de la problemática legal puede servir para completar el tema.
    http://www.adcomunicarevista.com/ojs/index.php/adcomunica/article/view/90/117

    Iglesias Caamaño, María 151.C03

    • Cristina Pérez Marquina

      En el año 2008 se lleva a cabo el anteproyecto de la Ley Audiovisual , del cual hoy en día únicamente se conserva la definición: «Las entidades privadas que tengan la consideración legal de entidades sin ánimo de lucro podrán prestar servicios de comunicación audiovisual comunitarios sin ánimo de lucro para atender las necesidades sociales, culturales y de comunicación específicas de comunidades y grupos sociales, así como para fomentar la participación ciudadana y la vertebración del tejido asociativo» (BOE, 2010).
      Sin embargo, entre los problemas y aspectos negativos de esta ley se encuentran los siguientes, como puedes observar en el punto 3 ( Radios comunitarias españolas: situación actual) de este enlace: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3734528 si vas a texto completo ( pdf).
      – La ley ha mantenido la prohibición de emitir publicidad o patrocinio
      – Necesidad de autorización para que los gastos de explotación anuales superen los 100.000 euros en el caso de TV y los 50.000 euros en el caso de radio. Tope que influye en la inversión de las asociaciones para la mejora de los contenidos. No olvidemos que estas emisoras también deben hacer frente a los mismos gastos que cualquier otro tipo de emisora.
      – No se recoge ninguna mención respecto a los aspectos de cobertura de estas emisoras. Se presenta así uno de los problemas más importantes que es el de la potencia de emisión. En la actualidad, muchas radios trabajan con una potencia de entre 250 y 500w, sin embargo esta ley establece una potencia de 5w para las poblaciones de más de 100.000 habitantes y de 1 w para las más pequeñas. Lo cual reduce de manera significativa su alcance y el número de personas a las que pueden llegar.
      – Las radios de universidades o centros educativos podrían encontrarse con dificultades para ser consideradas como servicios comunitarios, la ley no las incluye y en su lugar se refiere exclusivamente a entidades privadas.

      PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01

  3. Buen trabajo. Mejores comentarios. No estaría de más revisar las leyes de Ecuador, Bolivia o Argentina respecto a medios comunitarios y su protección y hacer una comparación de lo que se puede conseguir más allá de los criterios públicos y privados (que son los que presionan para no dar espacio) por parte de las asociaciones civiles y los ciudadanos.
    Gracias. MM.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: