Daily Archives: 18 Marzo, 2015

ETIQUETAS: NIÑOS DE CENTRO

Como en todas aquellas comunidades formadas por personas que se salen de la que se suele considerar la situación normal, en ARELA también existe el problema de los estereotipos.

En primer lugar, a la mayoría de nosotros, si nos hablan de un niño de centro, casi en la totalidad nos imaginamos que nos hablan de un niño conflictivo. Los niños que viven en las casas familia no son para nada conflictivos. Tienen ciertas carencias familiares que hacen que estén ahí, como medio de ayuda, hasta que la situación en su hogar sea apta.

Estos niños, quieran o no, llevan consigo una etiqueta, como ya dije, negativa en la mayoría de los casos. Si al problema por el que ellos mismos están pasando le añadimos la discriminación con la que son tratados, es mucho más difícil para ellos. Como siempre, no podemos generalizar: algunos niños dicen abiertamente que son niños de centro; otros, lo callan,  pero su entorno lo nota enseguida. No sólo es cosa de ellos. La sociedad es la culpable de crear estos estereotipos, motivados por la falta de comunicación.

La comunicación en casos como los que ellos tratan, es lo primordial. Aroa nos contaba que la relación con los niños de la casa familia era buena, con roces, como en todas las relaciones. Lo que más les costaba era cuando entraba un niño nuevo. El esfuerzo que hacen los jóvenes por superar las carencias que se les presentan se ve intensificado si día a día tienen que demostrar que no son ellos el problema o que no son malos.

Lo ideal sería que todos nosotros reflexionáramos sobre esto. ¿Cómo repercute en las personas la visón que los demás tenemos sobre ellos? Y más en particular, ¿por qué clasificamos con etiquetas sin conocer a fondo la realidad de esas personas?

Captura de pantalla 2015-03-18 a las 21.01.52

MULEIRO FERNÁNDEZ, MARÍA. 152.F02

Representación social de la discapacidad.

big_diseño_accesible

Suele afirmarse que los medios de comunicación, en ocasiones, no representan fielmente la realidad. Esto, sin embargo, es compatible con la fe inquebrantable que se tiene en el poder de los medios. De hecho, la lucha de todos los colectivos por el reconocimiento de sus derechos, ha tenido uno de sus frentes más importantes en la batalla por la presencia informativa, porque todos tenemos ya muy claro que estar presente en los medios de comunicación significa existir en el pensamiento de los demás. La ausencia informativa supone una aniquilación psicológica real. Esa batalla por la presencia en los medios, ha sido ganada ya por muchos colectivos humanos, pero sigue aún pendiente para muchos otros, entre ellos el de las personas con discapacidad.

A lo largo de estas semanas en las que hemos dedicado parte de nuestro tiempo al análisis de este colectivo, he tenido la oportunidad de constatar las esperanzas que depositan tanto la asociación objeto de análisis (en palabras de su directora de comunicaciones Cristina Pet) como las personas discapacitadas con las que hemos podido interactuar, en la posibilidad de disponer de una plataforma mediática que haga llegar a la sociedad, las diferentes informaciones que se puedan surgir sobre este tema. El problema, es que con demasiada frecuencia, se omiten informaciones o se fomentan prejuicios por parte de los medios sobre este grupo social. Por tanto, o bien el poder de los medios no es tanto como se pretende, o bien nuestro conocimiento de cómo actúan es demasiado limitado como para permitirnos llegar a conclusiones fiables.

Llegados a este punto, podemos afirmar que el problema al que nos enfrentamos es enormemente difícil y no puede abordarse de forma  gratuita por quienes son o queremos llegar a ser profesionales de la información. Estamos convencidos de que el análisis de como ha evolucionado la imagen de la discapacidad que transmiten los medios de comunicación puede darnos algunas claves importantes para entender un poco mejor la naturaleza de ese problema y puede ayudarnos a identificar qué podemos hacer para mejorar la imagen social de la discapacidad.

En siguientes post, intentaremos profundizar un poco más sobre este tema, mediante el análisis de documentos, prensa y los diferentes métodos de consulta a fuentes personales.

Un saludo.

BARTOLOMÉ FIGUEIRAS, JUAN 151.C01

MOVILIDADE EXTERIOR OU FUGA MASIVA?

Setenta anos despois e millóns de galegos emigrados despois atopámonos na mesma encrucillada. A situación mudou, os nosos emigrados teñen unha alta cualificación á que noso país non pode dar resposta e vense obrigados a un exilio económico.

Como todos sabemos vivimos un momento de crise económica e social e o noso futuro, o futuro do rexurdir, marcha na busca dunha vida mellor que os nosos avós tamén buscaron.

Segundo datos oficiais do INE en España dende o 2009 ata os nosos días emprenderon camiño máis dun millón de persoas. Sempre tendo en conta que estamos a falar de datos proporcionados polo propio Estado.

Logo de valorar a importancia das opinións de todos os que formamos a privamera da nosa terra decidimos saír a rúa e que os implicados deran conta da realidade.

IMG_9824

Gonzalo Rodríguez estudante de Filoloxía Galega na USC

“Claro que vexo posible unha emigración porque nos tempos nos que estamos, coa crise que hai, irse fora é a única alternativa que nos queda como fixeron os nosos avós nos 40, 50 e 60. Buscamos un traballo mellor remunerado.

O que nos leva a isto é a crise tanto económica como social que vivimos. Sendo a mellor xeración preparada ,iamos levantar este país decían algúns políticos, esteamos sometidos a emigración, aínda que non sexa o noso propósito porque nós buscamos levantar esta terra e non o podemos facer dende fora.

A emigración dos nosos avós e a nosa é o mesmo porque estamos en diferentes tempos, pero do mesmo xeito os xóvenes vémonos obrigados a saír da Terra en busca de alternativas.

Marx dicía que a historia tende a repetirse primeiro como historia e segundo como farsa. Estamos obligados a facer isto.”

Yago e Sandra estudantes de Filosofía na USC:

“Sobre todo es una emigración en busca de trabajo y ya no hacia España, sino hacia el resto del mundo. A ver, a todos nos gustaría trabajar en casa, pero en nuestra situación y con las posibilidades de futuro debemos de buscarlo fuera. Tenemos unos títulos que deberían darnos una cierta posibilidad en la búsqueda de empleo, pero bueno en realidad, buscan que paguemos mucho para  obtener nada y nos vemos obligados a buscar fuera. La mayor parte de los casos es porque aquí no hay otra salida.

Encontramos similitudes en el factor de que nos vemos forzados a marchar. Pero también son muy diferentes. A veces nos vamos fuera para aumentar nuestras posibilidades de encontrar trabajo y aumentar nuestra formación. La principal atracción es irse para buscar una vida mejor, pero no tanto como nuestros abuelos que se iban para poder comer. También porque nuestras expectativas son más altas que las de nuestros familiares cuando decidieron buscar una vida mejor en el extranjero.”

IMG_9819

Alba López Álvarez estudante de Xornalismo na USC

“Cualquier estudiante de la actualidad ve la emigración como una posibilidad y no sólo como una posibilidad, sino también como una obligación. Ese es el problema. Está bien viajar para aprender, pero en el momento en el que se convierte en una obligación nos encontramos con el problema y creo que es la situación con la que nos encontramos los estudiantes actualmente.

El principal motivo que nos lleva a irnos es la desesperación, sencillamente eso. Desesperación por la situación actual del trabajo, las salidas de nuestras carreras, la explotación laboral, la precariedad. Un sinfín de cosas que nos llevan a una situación desesperada.

Tiene relación con la emigración de nuestras abuelas y abuelos. Nos vemos en un momento de desesperación. No hay salida en tu país, no tienes a dónde ir, necesitas dinero, necesitas trabajar y no te queda otra que irte. Son cosas comparables aunque los destinos son diferentes.”

Cristina Simón estudante de Historia do Arte na USC:

“Realmente sí que veo posible una emigración, ya que en España el sistema de trabajo realmente no está adaptado para el número de licenciados y gente especializada con la que contamos. Tenemos una sobrecarga de personas muy cualificadas que necesitan expandirse y llegar a otros países que sean competentes.

El principal motivo es la gran magnitud de demanda de trabajo en comparación con la oferta.

Por supuesto que las emigraciones están relacionadas, pero el mundo ha cambiado y está en constante cambio pues es normal que no se vaya a los mismos países. Pero la expansión de la población es algo inminente y es algo típico. Nuestros abuelos se fueron por una necesidad que ahora nosotros tenemos”.

IMG_9834

Borja Valle estudante de Economía na USC:

“En mi propio futuro veo irme a EEUU, porque yo estudio economía y quiero hacer un máster en banca y los másters que podemos hacer en Galicia o en España son bastante malos. En EEUU nos pueden formar correctamente porque tiene el sistema capitalista mejor formado del mundo y como es el que está implantado en la mayoría de los países creo que se podría aprender mucho.

El principal factor que me lleva a pensar en irme y buscar un futuro fuera es el dinero. Tenemos estudios y no queremos un sueldo que no se corresponda con nuestro esfuerzo.

La similitud entre los flujos migratorios vividos en el siglo veinte y hoy es la falta de dinero o la falta de recursos. No hay una falta tan grande como en la época de nuestros abuelos, pero también queremos un nivel de vida más alto. Por eso emigramos básicamente.”

As opinións son únicas pero teñen un nexo común: continuamos na busca do futuro próspero e prometedor que xa buscaban os nosos hai máis de medio século. Debemos espertar deste noso que quizais dure máis do desexado e comezar a recordar todas as nosas valías como pobo. Quizais sexa o momento de deixar de emigrar e comezar a protestar.

Como parte básica da prosperidade déixovos a mesma inquedanza para quen lle queira dar resposta. Animádesvos?

GÓMEZ DE LA CAMPA, XIANA 151.D03

Judith Butler: ”¿Qué es la crítica? Un ensayo sobre la virtud de Foucault”

Ya tenéis aquí el post sobre el debate que se realizó en torno al texto de Judith Butler. Espero que os guste.

López Morcillo, Miguel BCP.003

critica

Dinero mal invertido, que raro ¿no?

En el anterior post, Quique ya os presentaba una pequeña parte de la entrevista a José Carlos Bermejo, profesor e historiador de la USC, hoy me toca continuar mostrándoos su opinión.

En primer lugar, como sabéis, nuestra Universidad, la USC, está endeudada. En palabras de Bermejo:

«Nuestra Facultad tiene una deuda que nunca se aclara cuál es. Cuando se retira un rector, dice: “yo recibí la Universidad con tantos millones.” El anterior dice: “yo dejé a la Universidad sin deuda.” Y está claro que se debe algo. Tenemos una gran deuda, La Coruña no tiene ninguna y Vigo tiene muy poca. »

Lo que nos interesaba era si este endeudamiento afectaba a los grupos de investigación, como el grupo que estudiamos. A lo que Bermejo respondía:

«Nosotros tenemos deuda, pero eso no tiene que ver con los grupos de investigación que normalmente no tienen ninguna. El grupo tiene una cabeza de profesores que son funcionarios,  y en último término, si no investigan van a cobrar igual sus sueldos enteros; y tiene una masa de contratados,  que si se quedan sin proyecto se van a la calle.

Una cosa es la economía de la Universidad y otra la de los grupos: hay algunos con muchísimo dinero. Hay personas que con sus proyectos, muchas veces con resultados enormemente discutibles, manejan una cantidad que pueden ser 20 veces o 30 el presupuesto de una facultad entera con tres grados. »

Bermejo nos ponía el ejemplo de grupos de investigación de humanidades que tenían 10 veces el presupuesto de nuestra Facultad. Y esto en parte, es por el dinero de consolidación, es decir, porque los grupos de investigación piden dinero de sobra, supuestamente por si acaso pasa algo. O en palabras de Bermejo: “como saben que piden una cantidad y les van a dar menos, hinchan el proyecto.”

He aquí un fragmento de la entrevista donde explica el problema del dinero de consolidación:

 

Esta es su opinión al respecto. ¿Vosotros qué pensáis? ¿Para qué se les dota de un presupuesto tan alto, si en realidad no es necesario para su proyecto? ¿Y por qué lo solicitan? ¿Nadie es consecuente con el dinero en este país?

REY MURAS, PAULA 152.A02

Y entonces llegó la televisión

Gracias a este trabajo estamos descubriendo, todo mi grupo y en particular yo, cosas muy interesantes sobre nuestras familias. Esta semana he dado un salto de generación y he comenzado a hablar con mis padres, el tema elegido fue los medios de comunicación en su juventud.

Mi padre recordaba perfectamente cómo era la radio que había  en su casa cuando él era niño. El tamaño era descomunal, pero a ellos les parecía la cosa más útil del mundo. “Se pasaba encendida gran parte del día en la cocina porque daba ambiente a la casa”. Las noticias era lo que más se escuchaba. Él mismo resalta que ahora eso se está perdiendo: “Antes todos escuchábamos las noticias y ya desde pequeño se inculcaba la importancia de estar informado, sin embargo en la actualidad parece que hay miedo a que los niños se den cuenta de todo lo que está pasando”.Sin título

Lo que realmente fue un gran cambio en la vida de mi familia fue la llegada de la televisión. Fue en el 1970 cuando llegó la primera televisión a casa de mi padre, convirtiéndose así en uno de los primeros hogares del barrio en tener tele. Se debió a que un bar de la zona (donde todo el mundo iba a ver la televisión a diario, ya que las casas carecían de ella) decidió  comprar una nueva con motivo del Mundial de Fútbol de México, y como el dueño era primo de mi abuela, se la regaló por la ayuda que esta le facilitaba en días de mucho ajetreo. Rápidamente la casa se convirtió en lugar de encuentro de amigos y familiares, y recuerda el mundial de México (en el que cabe destacar que España ni participó), como uno de los mejores de la historia. La televisión estuvo, para mi padre, siempre ligada al mundo del ocio y sobretodo del deporte, ya que para las “cosas serias” se seguía utilizando la radio.

DAVILA FERNÁNDEZ, PEDRO  151.G02

Aprendiendo un poco más de Filispim

DSC_0283

El pasado fin de semana tuve la oportunidad de volver a hablar con algunos de los integrantes de Filispim. Gracias a que se trataba de gente de las distintas etapas de la emisora pudimos observar la evolución del medio: André (inicios 11-12 años), Miguel (8 años), Susana (5 años), Vicente (3 años). Llegamos a la conclusión de que en Filispim todas las épocas fueron importantes: desde su época clásica, pasando por su edad media y su actual renacimiento. Así nos lo explicaba Miguel Castro:

Algo que nos gusta de los medios comunitarios, y que ya hemos explicado desde el principio de nuestro trabajo, es que intentan fomentar la igualdad mediante una organización horizontal asamblearia. Así nos lo explicaba André:

Sin embargo, las radios comunitarias tienen que luchar contra la indiferencia del estado español que no les permite un lugar en el espacio radioeléctrico. La Ley Audiovisual (2010) menciona a estos medios y da pie a que las comunidades autónomas puedan desarrollar la ley en sus territorios y ofertar licencias, pero eso nunca sucede. Por lo tanto tienen que andar con pies de plomo a la hora de elegir el dial y de no interferir en otras emisoras, ya que la amenaza de cierre, tras una cuantiosa multa, es continua. Así lo explicaban Vicente y André:

Por último me gustaría destacar esta intervención de André para dejar claro de nuevo las diferencias entre una radio pirata y una comunitaria:

 

RODRÍGUEZ SOTO, ESTHER 152.C02