MOVILIDADE EXTERIOR OU FUGA MASIVA?

Setenta anos despois e millóns de galegos emigrados despois atopámonos na mesma encrucillada. A situación mudou, os nosos emigrados teñen unha alta cualificación á que noso país non pode dar resposta e vense obrigados a un exilio económico.

Como todos sabemos vivimos un momento de crise económica e social e o noso futuro, o futuro do rexurdir, marcha na busca dunha vida mellor que os nosos avós tamén buscaron.

Segundo datos oficiais do INE en España dende o 2009 ata os nosos días emprenderon camiño máis dun millón de persoas. Sempre tendo en conta que estamos a falar de datos proporcionados polo propio Estado.

Logo de valorar a importancia das opinións de todos os que formamos a privamera da nosa terra decidimos saír a rúa e que os implicados deran conta da realidade.

IMG_9824

Gonzalo Rodríguez estudante de Filoloxía Galega na USC

“Claro que vexo posible unha emigración porque nos tempos nos que estamos, coa crise que hai, irse fora é a única alternativa que nos queda como fixeron os nosos avós nos 40, 50 e 60. Buscamos un traballo mellor remunerado.

O que nos leva a isto é a crise tanto económica como social que vivimos. Sendo a mellor xeración preparada ,iamos levantar este país decían algúns políticos, esteamos sometidos a emigración, aínda que non sexa o noso propósito porque nós buscamos levantar esta terra e non o podemos facer dende fora.

A emigración dos nosos avós e a nosa é o mesmo porque estamos en diferentes tempos, pero do mesmo xeito os xóvenes vémonos obrigados a saír da Terra en busca de alternativas.

Marx dicía que a historia tende a repetirse primeiro como historia e segundo como farsa. Estamos obligados a facer isto.”

Yago e Sandra estudantes de Filosofía na USC:

“Sobre todo es una emigración en busca de trabajo y ya no hacia España, sino hacia el resto del mundo. A ver, a todos nos gustaría trabajar en casa, pero en nuestra situación y con las posibilidades de futuro debemos de buscarlo fuera. Tenemos unos títulos que deberían darnos una cierta posibilidad en la búsqueda de empleo, pero bueno en realidad, buscan que paguemos mucho para  obtener nada y nos vemos obligados a buscar fuera. La mayor parte de los casos es porque aquí no hay otra salida.

Encontramos similitudes en el factor de que nos vemos forzados a marchar. Pero también son muy diferentes. A veces nos vamos fuera para aumentar nuestras posibilidades de encontrar trabajo y aumentar nuestra formación. La principal atracción es irse para buscar una vida mejor, pero no tanto como nuestros abuelos que se iban para poder comer. También porque nuestras expectativas son más altas que las de nuestros familiares cuando decidieron buscar una vida mejor en el extranjero.”

IMG_9819

Alba López Álvarez estudante de Xornalismo na USC

“Cualquier estudiante de la actualidad ve la emigración como una posibilidad y no sólo como una posibilidad, sino también como una obligación. Ese es el problema. Está bien viajar para aprender, pero en el momento en el que se convierte en una obligación nos encontramos con el problema y creo que es la situación con la que nos encontramos los estudiantes actualmente.

El principal motivo que nos lleva a irnos es la desesperación, sencillamente eso. Desesperación por la situación actual del trabajo, las salidas de nuestras carreras, la explotación laboral, la precariedad. Un sinfín de cosas que nos llevan a una situación desesperada.

Tiene relación con la emigración de nuestras abuelas y abuelos. Nos vemos en un momento de desesperación. No hay salida en tu país, no tienes a dónde ir, necesitas dinero, necesitas trabajar y no te queda otra que irte. Son cosas comparables aunque los destinos son diferentes.”

Cristina Simón estudante de Historia do Arte na USC:

“Realmente sí que veo posible una emigración, ya que en España el sistema de trabajo realmente no está adaptado para el número de licenciados y gente especializada con la que contamos. Tenemos una sobrecarga de personas muy cualificadas que necesitan expandirse y llegar a otros países que sean competentes.

El principal motivo es la gran magnitud de demanda de trabajo en comparación con la oferta.

Por supuesto que las emigraciones están relacionadas, pero el mundo ha cambiado y está en constante cambio pues es normal que no se vaya a los mismos países. Pero la expansión de la población es algo inminente y es algo típico. Nuestros abuelos se fueron por una necesidad que ahora nosotros tenemos”.

IMG_9834

Borja Valle estudante de Economía na USC:

“En mi propio futuro veo irme a EEUU, porque yo estudio economía y quiero hacer un máster en banca y los másters que podemos hacer en Galicia o en España son bastante malos. En EEUU nos pueden formar correctamente porque tiene el sistema capitalista mejor formado del mundo y como es el que está implantado en la mayoría de los países creo que se podría aprender mucho.

El principal factor que me lleva a pensar en irme y buscar un futuro fuera es el dinero. Tenemos estudios y no queremos un sueldo que no se corresponda con nuestro esfuerzo.

La similitud entre los flujos migratorios vividos en el siglo veinte y hoy es la falta de dinero o la falta de recursos. No hay una falta tan grande como en la época de nuestros abuelos, pero también queremos un nivel de vida más alto. Por eso emigramos básicamente.”

As opinións son únicas pero teñen un nexo común: continuamos na busca do futuro próspero e prometedor que xa buscaban os nosos hai máis de medio século. Debemos espertar deste noso que quizais dure máis do desexado e comezar a recordar todas as nosas valías como pobo. Quizais sexa o momento de deixar de emigrar e comezar a protestar.

Como parte básica da prosperidade déixovos a mesma inquedanza para quen lle queira dar resposta. Animádesvos?

GÓMEZ DE LA CAMPA, XIANA 151.D03

Advertisements

Posted on 18 Marzo, 2015, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. 3 Comentarios.

  1. seminariocomunicacion1

    Estou totalmente de acordo contigo cando dis que unha cousa é facelo por vontade propia e outra pola obriga de non ter opción aquí.
    Outro punto importante é a calidade e o emprego que poidamos ter fóra. Hai moitísimos casos de xuventude que emigra en busca dunha vida mellor e de atopar traballo “do seu” e ao final acaban traballando de camareirxs en Londres. Aí penso que está a chave: formamos xente, pagámoslle unha educación dende nenos e despois deixámolos marchar para que outros países se aproveiten das súas calidades e moitas veces que as desaproveiten en empregos como o antes mencionado.
    Algo ten que cambiar. Xa non é a fuga de cerebros senón a fuga da xente nova que ten nas súas mans facer que siga medrando a comunidade e, de ser prosible, medrar a algo mellor.
    Unha poboación avellentada é un pobo sen futuro.
    Que nos deparará o noso futuro? Moito me temo que imos ter que coller voo e marchar. Espero equivocarme.

    RÍO OTERO, HELENA DEL 152.D04

  2. seminariocomunicacion1

    Como ben dicides vós, a cuestión está en se a emigración é voluntaria porque prefire traballar noutro país ou se é “obrigada” porque non che queda de outra. Creo que a maior parte da xente gústalle traballar no ámbito no que se criou e vemos que, a día de hoxe, isto non está a ser posible.

    A comparación ca época dos nosos ávos é moi axeitada. Na realidade, dende hai 50 ou 60 anos os avances foron enormes e máis nunha sociedade como a galega non afeita a estes cambios. Non obstante, os problemas de fondo seguen sendo os mesmos. Se ben é certo como comenta algún dos entrevistados, agora a xente que emigra vai cunha formación que os nosos ávos non levaban. Aínda que iso non quere dicir que os traballos os que se enfrontan e os problemas polos que pasen sexan máis fáciles. Creo que a emigración para nada é un aspecto positivo (aínda que despois unha vez adaptado si que poida que lle saques partida, refírome de entrada). Quero crer que isto ten que cambiar; que o noso futuro é este e creo que nós somos os únicos capaces de modificalo.

    GARCÍA CALAZA, IVÁN

  3. seminariocomunicacion1

    Opino que habéis recogido, de forma muy interesante, distintos puntos de vista sobre la emigración. Como estudiantes, en un mundo globalizado y unido, nos venden la movilidad como algo maravilloso. Algo que se debe experimentar, por lo menos, una vez en la vida. A pesar de lo mucho que avanzamos, de la distancia tecnológica entre la Galicia de la que emigraron nuestros abuelos y la nuestra, existe un nexo común y es la “obligación”, como ya apuntaron mis compañeros, de tener que marchar. Marchar para buscar un futuro, una vida mejor y ganarte el pan. Antes. fuga de capital; hoy, fuga de cerebros. En este reportaje del célebre programa Salvados, abordan este tema, en Alemania. Destacaría el trato de los nativos a nuestros compatriotas, porque ahí también podrían encontrar otra característica en común con las dos épocas de emigración.

    http://www.lasexta.com/programas/salvados/noticias/orgullo-uno-tiene-que-tragar-cuando-llega-otro-pais_2013022400153.html

    ARIAS MÉNDEZ, ANA. 151.F02.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: