El camino hacia la normalización

Como decía anteayer mi compañero Juan estamos en una situación un tanto difícil, compararía este momento con la demo de algún juego o programa, esa muestra gratuita que la empresa nos regala y que justo se acaba cuando estás llegando a la mejor parte, bien pues ahora mismo nos sucede algo similar.

Queríamos saber como se trata el tema de la discapacidad y que repercusión tiene en los medios y yo por lo menos la impresión que me he formado es que se ha adelantado muchísimo en este ámbito, pero aun queda mucho más por trabajar.

 Nos ha quedado claro que los medios aportan visibilidad a personas con unas circunstancias concretas, que no dejan de ser personas como otra cualquiera quizás con una movilidad reducida o con una pérdida sensorial, pero al fin y al cabo personas con los mismo derechos.

Pero los medios de comunicación tienen la capacidad de ejercer un notable poder sobre la sociedad que con relación al tema con el que estamos trabajando consigue sensibilizar a la opinión pública, crear conciencia social y contribuir a su educación.

Llegados a este punto se abre el debate de siempre: ¿deben los medios suavizar lo máximo posible el trato a este tema o debe intentar colaborar en la creación de un camino hacia la normalización?

Desde nuestro punto de vista y totalmente en contra a las opiniones que hemos podido oír en COGAMI, resulta imprescindible una acción normalizadora en los medios para cambiar las actitudes hacia la discapacidad. Como decía Montserrat Balas: “El mejor servicio que los medios de comunicación pueden hacer a la discapacidad es luchar a través de su capacidad de influencia y contribuir con su poder dispersor de la cultura a que las personas con discapacidad tengan un acceso normalizado a la cultura, a un empleo digno y a los bienes y servicios como cualquier otro ciudadano” y es a la idea a la que yo por lo menos estoy llegando, no se trata de que COGAMI tenga que trabajar en la inserción de sus usuarios, sino que los usuarios de COGAMI deberían ya estar perfectamente insertados en la sociedad.

En resumindas cuentas, a medida que veo con la diferencia de trato que reciben en los medios me queda más claro que esto le hace un flaco favor a la normalidad que buscan y por la que luchan.

Os dejo un artículo corto de Javier Font (para que no se haga muy pesado) pero que ilustra perfectamente la necesidad de luchar por la normalización de la discapacidad:

http://www.uemcom.es/la-necesidad-de-normalizar-la-discapacidad

GIRÁLDEZ RODRÍGUEZ, VALERIA 151.C02

Advertisements

Posted on 20 Marzo, 2015, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. 4 Comentarios.

  1. seminariocomunicacion1

    Las personas con discapacidad deben ser incluidas en todas nuestras comunicaciones. Es por ello que los medios de comunicación, como intermediarios entre estas personas y la sociedad deben perseguir sus mismos objetivos de normalización. Los cuales pasan por la inserción laboral, independencia y autonomía. Es importante recordar que los medios forman parte del mismo entorno social del que hablan por lo que tienen una importante responsabilidad a la hora de conseguir que estas personas sean ciudadanos de pleno derecho.
    Desafortunadamente, en la actualidad, todavía existen muchos impedimentos para que estas personas puedan acceder a los derechos más básicos. En muchas ocasiones los medios de comunicación olvidan su papel en la sociedad y cegados por la lógica del mercado, rapidez e inmediatez, acaban por elaborar productos basados en el sensacionalismo de las noticias relacionadas con personas con discapacidad. Caen con frecuencia en los sentimentalismos, prejuicios, paternalismos y en el “discurso de la pena o el del héroe”. Los medios deberían eliminar el enfoque victimista de su estilo periodístico ya que no toda discapacidad conlleva sufrimiento e infelicidad. Ademas, tal y como explica la Asesora del Real Patronato de la Discapacidad, Ana Isabel Lima Fernández en este enlace: http://www.profesiones.org/var/plain/storage/original/application/a81f61bd0cb98a8b4e3da33515b97e42.pdf , los medios deben basar su papel en trasmitir un perfil de ciudadanía plena y de participación activa de estas personas.
    A la hora de analizar este tema, también juega un papel muy importante el lenguaje empleado y los valores que se transmiten a través de él, en concreto con los verbos y adjetivos elegidos. Debe evitarse crear imágenes negativas en la mente de la audiencia con verbos tales como “sufrir de, afligido por, afectado por, postrado….” En su lugar debería optarse por un lenguaje más neutral, limitarse a explicar la naturaleza de la discapacidad y emplear el verbo “tener” el cual es menos negativo. Sin embargo, no debe primarse el cambio de lenguaje por encima de los cambios en las actitudes y conductas. Pues, en realidad, es el cambio en estas actitudes y conductas el que hará que los cambios en el lenguaje sean útiles. Tal y como decía Moscoso: El lenguaje políticamente correcto con su pretensión de neutralidad y corrección encubre la asimetría que preside la relación del discapacitado con su mundo. ( Moscoso 2010:275).
    Y por último, pero no menos importante, no debemos olvidarnos de la accesibilidad a los medios de comunicación. No solo es importante el trato que reciben sino que la información llegue a ellos, aunque no sea referente a ellos. Los formatos deben ser los adecuados y deben buscar la eliminación de las barreras, destacando la importancia de la inclusión de subtítulos, lenguaje de signos…

    PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01

  2. seminariocomunicacion1

    Me parece interesante la frase “no se trata de que COGAMI tenga que trabajar en la inserción de sus usuarios, sino de que los usuarios de COGAMI deberían estar ya perfectamente insertados en la sociedad”. Saca a la luz una paradoja curiosa: que exista este tipo de asociaciones que (en teoría, porque parece que están habiendo problemas) intentan ayudar a los discapacitados a vivir normalmente en sociedad, como una persona mas, significa que no se ha conseguido. Si llegara el día en que una persona con discapacidad tuviera las mismas dificultades, y no más, que cualquier persona, estas asociaciones dejarían de tener sentido, desaparecerían.
    Algo similar ocurre con el Día Internacional de la Mujer Trabajadora: su existencia no sólo advierte de que se han dado pasos en cuanto a la concienciación, sino de que aún persisten trabas que provocan una menor valoración de la mujer en muchos ámbitos del trabajo. ¿Si no, qué sentido tendría que se celebrase?
    Una asociación, un día de reivindicación, no dejan de ser “parches” sobre una realidad todavía agrietada.

    MARTÍNEZ MARTÍNEZ, ENRIQUE

    152.A01

  3. seminariocomunicacion1

    No puedo estar más de acuerdo contigo, Enrique. Que tengan que existir asociaciones, plataformas, “días de”, etc no hace otra cosa que abogar por el atraso y diferenciación (o incluso exclusión) de muchos de los colectivos que trabajan día a día por conseguir una igualdad.

  4. seminariocomunicacion1

    Brillante comentario Cristina. Aciertas en todo lo que planteas, lo que más me ha gustado es lo último que mencionas con relación a la accesibilidad de los propios discapacitados a los medios. Pues, que sean tratados con respeto y se utilice un vocabulario adecuado es de vital importancia pero de poco sirve si a quien va dirigido tiene una dificultad para poder acceder a esta información. Muchas veces me preguntaba porque tan solo ciertos comunicados y noticias (dejando de lado los anuncios de la ONCE) cuentan con subtítulos y lenguaje de signos, por tanto no podemos hablar de trabajo por la aceptación si las informaciones que pueden consumir se ven tan (ridículamente) reducidas.
    Además tratabas el tema del lenguaje “políticamente correcto” que es quizás donde yo he sido más crítica, coincido contigo en que la neutralidad nos salvará de que mucha gente se sienta ofendida con nuestras informaciones, pero como ya he mencionado anteriormente tampoco se puede encubrir la raíz del problema y asignarle un nombre que no es el suyo. De esta manera se eliminaría el enfoque victimista que dan los medios a este tipo de casos o noticias y si desapareciese enfoque podríamos empezar a hablar de una aceptación verdadera, donde los medios tratan temas delicados desde el respeto y la normalidad.

    GIRÁLDEZ RODRÍGUEZ, VALERIA 151.C02

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: