José Carlos Bermejo, historiador de la USC: “El concepto de grupo de investigación en Humanidades, a mi modo de ver, no tiene ningún sentido”

José Carlos Bermejo dice no ser un enemigo de la ciencia social pero afirma que debería haber ciertos aspectos relacionados con la financiación que se tendrían que cambiar. En el post de hoy trataremos las diferencias que, bajo su punto de vista , existen entre las ciencias sociales y las conocidas tradicionalmente como puras.

Relacionado con esto, para él muchos de los proyectos grupales de humanidades se deberían suprimir. ¿El motivo? El siguiente: “Más del 95% de los trabajos de humanidades tienen un solo autor” mientras que “en ciencias, excepto en algún caso, todos los trabajos son colectivos”. Destaca que un artículo en física lo podemos ver, por lo general, firmado por 25 profesores; uno en humanidades lo veremos firmado por una sola persona.

El profesor argumenta que en humanidades habitualmente no se necesita de los medios que en una investigación científica puedan usar. Para dar solución a la necesidad de recursos que tiene el ámbito de las humanidades propone poner atención en la financiación a las bibliotecas, puesto que así los investigadores podrán tener todo el material a su alcance. “La biblioteca los compra (los libros), y así los puedo usar yo y cualquier otro. El problema es que en muchos casos los libros que se compran no se fichan, son propiedad personal de los investigadores.” dice.

Además resalta cómo poco a poco se fueron dejando de comprar libros y de invertir precisamente en este aspecto: “Esta facultad (yo fui durante muchos años director de la biblioteca) compraba una media de 8.000 libros al año. Arriba tenemos 250.000 libros. Teníamos 700 revistas en subscripción. A partir del año 2.000, eso se empezó a cortar.”

Esto deriva de un problema de presupuesto y culpa, en gran medida, a la aparición de las revistas digitales de ciencias, cuya suscripción es muy alta y no hizo más que aumentar los costes.

Precisamente sobre este tema de las revistas nos dedica un buen tiempo de la entrevista. Podéis verlo en este fragmento de vídeo:

 

Tampoco duda en criticar la superposición del inglés en este campo, os lo dejo como curiosidad:

 

Por lo tanto, para finalizar, os propongo que nos argumentéis acerca de: ¿deben existir grupos de trabajo en humanidades o es un trabajo individual? ¿Creéis que existen tantas diferencias entre los recursos que se necesitan en ciencias puras y en humanidades? ¿Es una buena solución destinar la financiación a las bibliotecas?

O bien algún otro tema que os haya llamado la atención y sobre el que queráis abrir un debate.

RODEIRO MEIJIDE, MARÍA NIEVES 152.A03

Advertisements

Posted on 20 Marzo, 2015, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. 5 Comentarios.

  1. seminariocomunicacion1

    Las ciencias sociales (humanidades) y las ciencias puras constituyen dos ámbitos completamente diferentes e incomparables. Lo que está claro es que ninguno merece mayor atención y financiación que otro.
    A lo mejor es por plantear esta cuestión por lo que parece que están mucho más valoradas las segundas que las primeras desde hace años.

    Evidentemente, los trabajos que se llevan a cabo en las carreras y proyectos de humanidades también requieren, en muchas ocasiones, de una investigación en grupo. Esto, además de enriquecer a nivel personal, enriquece también el propio trabajo, permitiendo que cada componente se dedique en profundidad a una actividad en concreto.

    En cuanto a la financiación, considero que la solución no es tan sencilla como decir: “Vamos a destinar más recursos a las ciencias puras que a las ciencias sociales” o viceversa.
    Más bien creo que debería hacerse un estudio sobre las necesidades de cada carrera y, a partir de ahí, decidir que se destina a cada cosa.

    Por último, he de decir que, de entrada, no sabría contestar a la cuestión referente a la financiación de las bibliotecas. Sería interesante que aportaseis datos sobre la situación de las principales bibliotecas de Santiago de Compostela durante los últimos años.

    ¡Ánimo y a seguir con el trabajo!

    RIVERA MOLINS, IRMA 152.D05

  2. As declaracións de Bermejo resúltanme, cando menos, sorprendentes. Parece dar a impresión de que a palabra ‘investigación’ é un concepto moi restrinxido á hora de falar das Ciencias Sociais e creo que incorre nun erro ao facer tal afirmación. Polo menos, e ante unha posición totalmente persoal, non estou en case nada de acordo co que di.
    Creo que os grupos, as colectividades, son tan necesarias nun coma noutro ámbito e máis se se está levando a cabo un traballo de investigación. Precísase, para iso, unha labor inxente de documentación, busca de datos… E, en moitas ocasións, non está de máis repartir o traballo e contrastar hipóteses cos compañeiros. E isto é unha regra, ou característica, chamémoslle como queiramos, que comparten os matemáticos e os historiadores. Por que hai que facer diferenzas? É certo que o financiamento é un mundo diferente porque nun campo precísase dunha maquinaria que non se precisa do outro. Pero… En que máis os queremos distinguir?
    Que uns se dediquen a bucear en libros, a traballar con colectivos, a buscar no ordenador e outros a usar microscopios ou fórmulas só nos indican que usan diferentes métodos. E o traballo en equipo é, baixo o meu punto de vista, necesario nos dous casos. E de verdade, creo que hai un problema enorme co concepto de ‘ciencia’.
    Descoñezo se na USC hai moitos grupos de investigación unipersoais pero nós estamos traballando con historiadores e si fan un traballo colectivo. Creo que o seu dato de Bermejo é unha xeneralización un tanto abrumadora e denota certo sesgo interpretativo.
    En resumo… Deixemos de facer diferenzas entre ciencias e letras porque estas últimas tamén utilizan os seus instrumentos (métodos, hipóteses, conclusións…) para poder dar froito. E economicamente démoslle axuda aos dous, equitativamente e en función das súas necesidades. Sinto que en casos coma este a burocracia empaña a verdadeira realidade.

    FILLOY MARTÍNEZ, LAURA 151.B05

  3. Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentáis las dos, compañeras. Creo, efectivamente, que uno de los puntos clave que tocáis es la necesidad de que un trabajo se vea enriquecido por diferentes puntos de vista y que las conclusiones se puedan poner en común para hacer de la investigación algo mejor. Por lo tanto, las humanidades también necesitan de la colectividad.
    En cuanto a lo que comentas Irma, respecto a:” la solución no es tan sencilla como decir: “Vamos a destinar más recursos a las ciencias puras que a las ciencias sociales” o viceversa” ; en mi opinión lo que Bermejo cuestiona no es dar más recursos a un ámbito que a otro, es la forma de darlos y donde centrar esta financiación. Respecto a este punto creo que lleva algo de razón en cuanto a que los recursos dependiendo del ámbito podrían tener distintos modos de “repartirse”. Sería cuestión, bajo mi punto de vista, de observar cuántos recursos necesitan estos grupos de humanidades y destinar parte de la financiación a, por ejemplo, mejorar las bases de datos o los recursos de las bibliotecas.

    RODEIRO MEIJIDE, MARÍA NIEVES 152.A03

  4. seminariocomunicacion1

    Muy buenas tardes, Nieves. Este post que habéis realizado me parece especialmente interesante porque trata sobre los problemas de financiación que se dan en el ámbito educativo-investigador, algo de lo que nosotras también hablamos en nuestro trabajo. No me pararé a debatir sobre la cuestión de “invertir en humanidades o invertir en ciencias”, puesto que me basaría en la propia experiencia y opiniones personales, y creo que para opinar sobre esto es necesario conocer en profundidad ambas ramas. Sí estoy de acuerdo, sin embargo, al igual que el personaje al que habéis entrevistado, en que la forma en que se financian tanto la una como la otra es deficiente. He encontrado algunos artículos interesantes que explican mejor el tema, y que adjunto para no llenar este comentario con los múltiples datos y cifras que en ellos se incluyen. Creo que os pueden ser útiles para vuestro trabajo.
    http://elpais.com/elpais/2015/01/21/ciencia/1421839651_074890.html
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/03/05/actualidad/1394039914_040205.html
    http://www.eldiario.es/cienciacritica/I-D-i-Espana-falla-inversion-rendimiento_6_144595551.html
    Me ha llamado muchísimo la atención esta frase: “Los expertos denunciaron, además, que casi la mitad del dinero presupuestado en 2012, para I+D+i no se utilizó y el porcentaje de gasto en 2013 puede que haya sido aún menor”. No comprendo cómo puede haber una opinión generalizada de que no se invierte lo suficiente, y sin embargo luego se presenten estos datos. Vosotras, ¿qué opináis?

    PÉREZ MOSQUERA, ANDREA, 152.G03

    • Nieves Rodeiro

      Siguiendo un poco la línea de lo que comenta Bermejo, creo que el problema no es la cantidad de dinero que se invierte, sino la forma de invertirlo. Creo que aquí está la clave. Puede invertirse mucho dinero, pero si este dinero no se sabe utilizar, entonces quedará en el vacío.

      Gracias por los datos Andrea, mis compañeros y yo los utilizaremos para reflexionar sobre este tema!

      RODEIRO MEIJIDE, MARÍA NIEVES 152.A03

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: