¿Quién hacía qué?

Dejando de lado la educación en las distintas épocas de nuestros familiares para pasar a los roles familiares ¿Quién hacía qué? Para tener un mejor conocimiento de esto, como siempre he recurrido a mis abuelas quienes me han relatado cómo era para ellas la vida familiar.

ROLES

En el caso de mis abuelas, tanto materna como paterna, eran las amas de casa que cuidaban de los niños y realizaban las tareas domésticas, algo para lo que habían sido educadas. Pero tengo que decir que no era lo único que hacían, las dos tenían trabajos fuera del hogar.

Mi abuela paterna trabajaba media jornada en una fábrica de conservas, dejando a los niños por la mañana con su madre y encargándose de ellos al llegar a casa. En el caso de mi abuela materna trabajaba tanto en casa como fuera como peluquera o costurera. Las tareas domesticas también eran cosa suya pero en este caso eran compartidas en muchas ocasiones con mi abuelo que trabajaba todo el día fuera de casa pero que “los fines de semana también le gustaba hacer cosas en casa”.

Aunque el hombre siempre era la figura que llevaba el dinero a casa, por lo menos la cantidad más importante, ellas intentaban aportar algo a la economía doméstica sin dejar de lado su “trabajo más importante”, cuidar de los hijos y la casa.

Con el paso de los años esto ha cambiado sustancialmente. La economía familiar es algo compartido por todos los miembros de la familia, no solo por el marido. Las responsabilidades y las obligaciones se han ido igualando para todos.

ALONSO FERNÁNDEZ, ROMINA 151.G01

Advertisements

Posted on 6 Abril, 2015, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. 7 Comentarios.

  1. María Sánchez Dios

    Pongo en duda las últimas afirmaciones que realizáis. Es cierto que se ha avanzado en los roles de género en el seno de un hogar. Pero sin embargo no creo que la situación actual pueda describirse como que las responsabilidades y obligaciones sean aceptadas como igualitarias para ambos géneros. Sin ir más lejos, solo habría que ver qué nos vende la “caja tonta”, quién aparece haciendo qué en los anuncios publicitarios de cualquier producto para el hogar. En cuanto a lo referente al trabajo de las mujeres, es cierto que desde su salida al mundo laboral su figura se ha hecho más que presente en todos los ámbitos, y sin embargo solo escuchamos hablar de “cómo las mujeres pueden compaginar la familia y el trabajo”, cuando apenas aparece en esa oración el vocablo “hombre”.

    A mi parecer, el texto está escrito en un pretérico perfecto que dista un poco de la situación deseada.

    SÁNCHEZ DIOS, MARÍA 152.A04

  2. Este apartado do voso traballo está moi relacionado co noso traballo “A muller labrega”, xa que nós tamén estudamos as tarefas que realiza a muller tanto dentro como fóra da casa. Ou sexa que se necesitades algunha información, non tedes máis que pedila!
    No referente aos traballos das túas avoas podo dicir que eran os máis comúns naqueles anos. As mulleres que vivían preto do mar axudábanlle aos seus maridos co peixe que estes traían: carrexándoo, limpándoo, vendéndoo… O traballo de costureira tamén era moi típico, pero polo menos no meu pobo, habería soamente catro ou cinco que tiveran ese labor como profesión. Pódese dicir que a muller casada nunca tivo unha profesión, senón que traballaba na casa, cuidaba dos fillos, e se o marido necesitaba axuda, tamén lle botaba unha man.
    Hai un momento do post no que falas de que ao teu avó, nos fines de semana, tamén lle gustaba traballar na casa, pero non especificas. Creo que o teu avó se refería, por exemplo, a cortar a herba, plantar patacas… Dudo que falara de varrer ou fregar a louza. Se xa hoxe iso non se ve moito, naqueles tempos menos aínda!
    Tamén comparto a opinión de María de que na actualidade aínda segue habendo desigualdades entre ambos sexos. Pode que de cada 50 maridos haxa un que varra ou lave a roupa, pero á muller creo que aínda lle falta moito para ser tratada con igualdade.

    RODRÍGUEZ SUÁREZ, MELISSA 152.E03

  3. Alba López Martínez

    Coincido con Melissa en lo referente a tu abuelo. Creo que todavía hoy en día, las “cosas de casa” que realizan los hombres no son precisamente las referentes a lavar, planchar, preparar la comida, etc (obviamente siempre hay excepciones, pero generalmente no es así), sino que se dedican más a labores como la huerta, el jardín, ganado, etcétera.
    Comparto también la opinión de mis compañeras respecto a la igualdad de géneros en el trabajo. Desgraciadamente el ámbito laboral es uno de los más machistas, empezando por el trabajo dentro de casa.
    Tratas un tema que me parece de lo más interesante, el de la remuneración. Tu dices que el hombre siempre era la figura que llevaba dinero a casa, o por lo menos la cifra más importante. Creo que aquí estamos ante otro tema de discriminación laboral, aunque se ha avanzado y luchado bastante para que los salarios sean lo más equitativos posible, creo que aún a día de hoy es el hombre el que más cobra; ya no digo que sea el que más dinero aporte a la economía familiar, debido a que puede trabajar en un oficio que no se remunere tanto como en el que trabaja su mujer.
    LÓPEZ MARTÍNEZ, ALBA 151.E03

  4. seminariocomunicacion1

    Como todas mis compañeras expresan en sus comentarios sí que es verdad que la figura de la mujer sigue estando muy ligada a las tareas domésticas, dirigiendo los anuncios o publicidad sobre detergente o limpiadores hacia ellas. A lo que me refiero con que las cosas han cambiado es a que en los tiempos de mis abuelos lo más frecuente es que el hombre fuese la persona que se dedicaba a trabajar fuera de casa y en la actualidad tanto el hombre como la mujer tienen empleos más allá del hogar, lo que permite que la economía familiar sea responsabilidad de los dos.
    Comparto lo que dice Alba sobre los salarios y aunque se haya trabajado para que los salarios sean más iguales todavía continúa habiendo una inferioridad en el caso de la mujer.
    En lo referente a lo que comento sobre que mi abuelo trabajaba en casa me refiero a colaborar con las tareas del hogar y el cuidado de los niños no solamente a lo que entiende Melissa como trabajar en el campo, algo que también hacía. Entiendo que en la mayoría de los casos no es lo más frecuente por esto lo destaco.

    ALONSO FERNÁNDEZ, ROMINA 151.G01

  5. A muller sempre foi vista inferior ao home quizais polo feito de non ter a mesma forza física e sentimental, pero as vivencias das vosas aboas deixan patente que somos iguais de fortes. Ademais de ter que facer todas as labores da casa e coidar os fillos e o marido tamén traballaban fóra, algo que me chama a atención porque poucas o facían. No campo, sobre todo, como estamos investigando no noso traballo, as labores da casa eran combinadas coas do campo.
    Déixovos fragmentos da guía de como ser unha boa ama de casa que foi feita na época franquista en España, ademais supoño que coincidiría próxima aos teus avós. Vese perfectamente o sometemento que pretendían da muller ao home, axudado pola igrexa, cousa que aínda ocorre na actualidade. http://felixtubio.blogspot.com.es/

    SALGADO BARBOSA, NOELIA 152.E04

  6. Aunque sí que es verdad que la sociedad ha evolucionado en este ámbito, sigue habiendo presentes un gran número de desigualdades. Como dice algún compañero, la publicidad refleja una sociedad todavía machista, que, con alguna excepción, dirige todos los anuncios relacionados con las tareas del hogar a las mujeres. En el caso de mis abuelas las dos han trabajado en el hogar mientras mis abuelos trabajaban fuera. Pero como dice Noelia, vivencias como las que me cuenta una de mis abuelas, me hace darme cuenta de su fortaleza.

    Luengo Martínez, Diego 151. D05

  7. seminariocomunicacion1

    Tristemente, o que narrades no post está bastante preto aínda na actualidade. É certo que houbo avances que fixeron que a muller atopase o seu lugar, máis alá da casa e do coidado da familia, pero para chegar a unha igualdade aínda queda moito traballo por diante.
    Pódese ver nos salarios, distintos na realización da mesma función dependendo de quen a leve a cabo, ou quen ocupa os cargos de maior importancia ou relevancia. Os medios de comunicación e a publicidade tampouco axudan a cambiar a situación. Mentres nos digan que é a nai a que ten que lavar a roupa dos seus fillos ou a que se debe encargar de facer a cea, o papel da muller seguirá sendo moi similar ao que tiñan as túas avoas ou as miñas.

    IGLESIA CASTIÑEIRA, SILVIA 151.H03

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: