CSIC, ¿ejemplo de divulgación?

En este post vamos a intentar salirnos de la dinámica en la que llevamos trabajando estos meses. Dejando a un lado a los excelentes investigadores de la USC, hoy nos movemos a otra estructura de la comunidad científica: el CSIC. Hemos tenido el placer de contactar con una investigadora y –hasta ahora no muy visto –divulgadora científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Nieves P. Vidal. Por ello,  pasaremos a realizar una comparativa de la comunicación y relación ciencia sociedad.

En cuanto comienzan a correr las preguntas sobre comunicación, la respuesta resulta similar en CSIC y la USC: para que se concedan proyectos, se tiene en cuenta tan solo las publicaciones científicas, nada del trabajo de divulgación. Ella, que sí divulga, contesta de la siguiente manera ante motivos por los que no hacerlo:

Académicamente el tiempo que necesitas para preparar divulgación es muy grande. Puede ser que sí se necesitase su valoración a la hora de hacer  proyectos. Si yo pido un proyecto científico el hecho de que yo haga divulgación no está reconocido en ningún sitio. En ese sentido hay gente que no quiere hacerla porque si necesita dinero y es muy dependiente de la financiación que entra piensa que si le dedica una semana a divulgar y luego no le da tiempo a publicar donde tiene que hacerlo no le compensa. Entonces eso yo también lo entiendo.

Y propone, como divulgadora concienciada, dar margen: hay gente a la que le cuesta más, entonces no creo que deba ser obligatorio que todas las personas hagan actos de divulgación. Pero a lo mejor, todos los grupos de investigación deberían hacerlas como grupo. Que lo haga una persona. Creo que es un derecho de la sociedad el saber lo que hacemos.

Mientras no se reconoce, Nieves, cree en la importancia de establecer un vínculo entre la ciencia y la sociedad. Por ello, ha realizado actividades de divulgación dirigidas a centros escolares e institutos; aunque ha debatido sobre el tema que nos compete, la relación ciencia y sociedad, en diversos debates televisivos.

El CSIC  obliga a transmitir –al igual que la USC, a la comunidad científica –, por lo que ha publicado en más de 20  revistas científicas. Y en cuanto a la relación con la comunidad científica nos cuenta que el se realiza de forma personal a través de proyectos en común o de congresos dos o tres veces al año, a los que esta científica ha contribuido en una treintena de ocasiones.

En cuanto a políticas comunicativas, según nos informa la responsable de  comunicación Ana Bellón Rodríguez, el CSIC cuenta con un organismo que permanece en contacto con los investigadores para que, cuando finalicen un proyecto y este resulte de interés, poder preparar al Gabinete de Comunicación y llamar a los medios, dándose voz al investigador.

Viendo que el panorama fuera de la USC es similar en cuando a divulgación, ¿creéis que este debe ser un hueco para los periodistas a la hora de trabajar o que los científicos deberían poner más por su parte, como Nieves Vidal?

DSC_0395

 

SÁNCHEZ DIOS, MARÍA 152.A04

Advertisements

Posted on 13 Abril, 2015, in Posts individuais and tagged , . Bookmark the permalink. 4 Comentarios.

  1. seminariocomunicacion1

    El problema, desde mi punto de vista, es que muchos científicos no son conscientes de la importancia de la divulgación. Piensan simplemente en las publicaciones y dejan a un lado cualquier otro ejercicio. En cuanto leí que los grupos tendrían que tener una persona encargada de esta tarea no pude evitar pensar en HistAmérica. Tenemos que decir que, en nuestro caso, consideramos que la comunicación en el grupo es buena, pero también es verdad que dentro de él hay una periodista encargada de todos los trabajos de divulgación, cosa que lo enriquece mucho de cara al exterior. Creo, como dice Nieves, que conocer las publicaciones es un derecho de la sociedad, y que tiene que existir siempre alguien que lo haga si no queremos que ese trabajo que hace el mundo de la ciencia quede por y para sí. Hemos tratado el tema que preguntáis al final y nosotros, después de hablar con la periodista del Correo Gallego Yolanda Casal, llegamos a la conclusión de que los periodistas deben involucrarse más en el ámbito científico (formándose más y, sobre todo, interesándose lo necesario) y que tienen que ser ellos los encargados de divulgar. No obstante, los científicos tienen que facilitarles el trabajo evitando, por ejemplo, el vocabulario complejo, algo que deja al descubierto (o no) las pocas ganas de que la sociedad conozca dicho trabajo.

    BRANDARIZ PORTELA, TANIA. 151.B01

    • Desde luego es un hueco muy interesante en el que trabajar un periodista que haga dicho traslado a la sociedad y que converse con ella, o incluso con la comunidad científica. Me llama la atención que en vuestro grupo de investigación cuenten con un periodista propio para este tipo de funciones, siendo nuestro grupo también de la USC, por qué se actuará distinto en uno u otro en este sentido? ¿ Por qué nuestro grupo carece de dicho rol? ¿Ha sido una decisión de los propios investigadores?

      Aunque lejos de resolver, estas cuestiones, nosotros al final hemos contactado con el directo del vicerrectorado de investigación, y nos ha hablado de que está en marcha una propuesta para concretar políticas comunicativas en la USC, con especial relevancia para los grupos de investigación. A ver si cambia la cosa.

      SÁNCHEZ DIOS, MARÍA 152.104

  2. seminariocomunicacion1

    A mi ayer me pasó una cosa similar. Como sabrás cada día cada uno de los grupos entrevistó a una investigadora y nosotros ayer hablamos con Montserrat Díaz. Durante la ronda de preguntas, surgió el tema de las actividades y exposiciones que llevan a cabo para personas de la USC. Mi pregunta se podría incluir en ese margen, pues había visto en su página web actividades orientadas a niños pequeños. Mi pregunta fue la siguiente: ¿Son más efectivas las actividades para acercar la ciencia a la sociedad en niños o en adultos?. Su respuesta fue incierta.

    Verdaderamente no lo sabía, solo me contestó que ella misma trata de adaptar su discurso al contexto en el que está, pero pienso que no es suficiente. Ella en concreto habló ayer mucho de la importancia del suelo, de darle más importancia de la que tiene, que muchos agricultores no saben cuidarlo apropiadamente. Pero por otro lado, si no eres capaz de contestar mi pregunta, si no sabes en qué público cala más tu mensaje, entonces es que su efectividad no es tu prioridad.

    MIGUEZ TORRES, LAURA 152.G01

    • Pues la verdad es que es un ejemplo totalmente opuesto al de Nieves. Esta divulgadora cree en la importancia de establecer una relación con los niños y la ciencia, cree que deben experimentarla de cerca, estudiar investigaciones actuales pero que no todo quede en estar delante de un libro de texto.

      También surgieron preguntas en torno al tema de enseñar a los niños, y su respuesta fue del todo positiva: le encanta. Cree que sus preguntas son sinceras y muchas veces -a diferencia de los adultos que no preguntan por miedo a quedar mal-llegan a cuestionar puntos básicos de la investigación en los que ellos no habían caído. Además de que disfruta con los niños. Posiblemente dependa de cuán capacitados están los científicos para hacer comunicación, ya a nivel personal. Probablemente no todo el mundo debería realizarla.

      SÁNCHEZ DIOS, MARÍA 152.104

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: