Los temas tratados en el documental Page One (2011)

Tras el visionado del documental sobre el periódico The New York Times, una crónica de un año en la redacción, se trata de un análisis sobre la situación del periodismo escrito. De este modo, he podido sacar las siguientes conclusiones y los siguientes temas:

  • La primera cuestión que se plantea es algo tan básico como qué es el periodismo en la actualidad y cuál es su situación. La enorme transformación que está sufriendo en el siglo XXI con el estallido de Internet. La profesión debe adaptarse a los nuevos modelos, como la versión digital, seguramente la única que sobreviva en los próximos años. Pero la cuestión es: ¿existe información gratuita en Internet? ¿Se puede vivir de la publicidad?. Lo cierto es que NO, ni una ni otra, de hecho ya se empiezan a ver los primeros movimientos por parte de los periódicos para privatizar su información. El trabajo de los profesionales por comunicar no debe ser nunca gratuito. La crisis actual ha fomentado a que seamos más emprendedores y busquemos nuevas vías, pero con ella ha aparecido el mayor enemigo del periodismo: el paro.

  • A raíz del punto anterior, surge el problema de si la información que producimos y recibimos es la adecuada, si existe la credibilidad, es decir, ¿es una información completa y contrastada? Sí y no. Internet ha ayudado a la difusión de falsa información y con la llegada de las redes sociales, como Twitter, han favorecido a la divulgación de información no contrastada. ¡Todos se creen periodistas! A día de hoy, solo periódicos de referencia (The New York Times, por ejemplo) aseguran una información de calidad, periódicos que se han ganado un nombre por su buen hacer. El periodismo tiene como fin la justicia social, los medios de comunicación son un lugar de encuentro social y tienen un alto grado de influencia. El discurso establecido por unos y por otros influye en el pensamiento de los ciudadanos, es decir, ejercen el biopoder, la capacidad para captar recursos de las personas (el pensamiento, etc.).

  • Por último, el trato periodista – fuente: las redes de comunicación que establece el periodismo, son redes físicas, de trabajo y de utilidad. Para que las fuentes nos transmitan algo, debe haber confianza. Tal y como decía Cicerón: la confianza es necesaria para la comunicación. Pero, ¿hay límites? Es probable. Lo que es seguro es que tenemos que saber filtrar la información y saber diferenciar la propia información de la opinión. Aunque, prefiero pensar que más que confianza, la labor del periodista se basa en fomentar un ambiente confortable en el que la fuente se encuentre cómoda, sin miedos ni reparos.

David Carr, a la izquierda, periodista de The New York Times y protagonista del documental, fallecido el 12 de frebrero de 2015. / Fuente: www.wired.com

David Carr, a la izquierda, periodista de The New York Times y protagonista del documental, fallecido el 12 de frebrero de 2015. / Fuente: http://www.wired.com

MARTÍN REBOREDO, MARCOS. 152.B01.

Advertisements

Posted on 7 Maio, 2015, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: