Arquivo do blog

Ultrasecuenciación del eslabón débil

PONTEVEDRA Angel carracedo en el instituto sanchez canton  MONICA PATXOT

Ya comentamos en posts anteriores que el pasado viernes nos volvimos a desplazar hasta el Laboratorio de Medicina Xenómica, quizás por última vez. Ese día nuestra satisfacción fue plena: nos contestaron a toda y cada una de las preguntas que teníamos, se mostraron interesados y participativos con nuestro trabajo y, sobre todo, muy transparentes.
Con una de las que más hablamos fue con Beatriz Sobrino, responsable de la división de Ultrasecuenciación del Grupo de Medicina Xenómica. Nos explicó los grandes avances de su campo, especialmente tecnológicos, pues contaba que secuenciar un genoma (dicho de forma “simple”, adivinar el orden de las 3.200 millones de letras que lo conforman) a principios de 2010 costaba más de sesenta mil euros, mientras que ahora la cifra roza los mil euros. Esto les facilita analizar muchísimas más muestras, sobre todo de enfermedades hereditarias, pero aseguraba que el problema ahora era interpretar esa ingente cantidad de información.
Pero dejando su campo, Bea aseguró que la comunicación en todo el grupo es muy fluida y directa: si alguien quiere hacer algo de secuenciación, va a hablar con ella y se ponen de acuerdo analizando diferentes opciones, y así con prácticamente el resto de departamentos. Así mismo, dentro de cada grupo hay ciertos protocolos de trabajo, en el sentido de que cada persona está encargada de una parte definida del proyecto y cualquier duda sobre esa fase debe referirse a dicho científico.
Sin embargo, explicó también que no todos conocen todos pues, pese a que haya mucha fluidez entre investigadores principales, lo que le llega al responsable del proyecto, Ángel Carracedo, no tiene porqué llegarle a todos si no es de especial interés; al igual que otros entrevistados, aseguraba que el tamaño del grupo era un problema para estar al tanto del todo.
Al gran tamaño del grupo se le suma el caos institucional, especialmente en el plano económico, ya que hay investigadores contratados por el Grupo, otros por la USC, otros por el CNIO… aunque recalca que eso no complica la relación comunicacional.
Finalmente, recalcó lo mismo que nos había contado Carracedo en su momento: hay una gran vocación divulgativa. Publican escritos, descubrimientos, acuden y dan sus propios seminarios, incluso reciben bastantes visitas para acercar la ciencia a la gente que está empezando, hasta a los más jóvenes.


La conclusión de nuestro grupo ha sido unánime: el gran problema está en el nexo laboratorio-universidad. La poca comunicación entre ellos hace que el Grupo de Medicina Xenómica tenga muchas veces que buscarse la vida divulgando por su cuenta sus descubrimientos, puesto que la comunicación dentro de los investigadores es realmente buena. Como resultado del mal funcionamiento de la relación, muchos avances que pueden interesar a la comunidad pueden caer en el olvido. Esto no hace más que recalcar una idea comentada en un post anterior: los científicos están ahí, ahora faltamos nosotros. En este caso, falta la USC.

141 D00
Carreira Salgueiros 141 D01
Díaz Martínez 141 D02
Espiñeira Forcada 141 D03
Estévez Ingelmo 141 D04

José Carlos Bermejo: “Parece que en la USC salvan a la humanidad todos los miércoles”

Tal y como avanzaba Diego, esta semana nos centramos en Bermejo, un señor crítico donde los haya. Vamos a aprovechar este post grupal para publicar parte de la entrevista que le hicimos. Si queréis leerla entera tendréis que esperar a que se publiquen las memorias del trabajo, porque de momento en los posts estamos limitados de espacio.

 ¿Qué opina de la comunicación de la Universidad de Santiago?

Bueno, el periódico de la universidad es verdaderamente vergonzoso porque parece que cada día se hace un descubrimiento importantísimo.  En la Universidad de Santiago no hay ninguna política de comunicación transparente. La concepción de difusión de información que tiene la universidad sigue un modelo claramente narcisista triunfalista. No existe ni el más mínimo atisbo de crítica en nada de lo que informa la universidad. Es decir, que las universidades no tienen ningún problema ¿no? Esto obedece a una política de silencio estructurado, como una mafia.

Imagen propia/ José Carlos Bermejo es uno de los catedráticos de la USC más citados en artículos científicos.

José Carlos Bermejo es uno de los catedráticos de la USC más citados en artículos científicos.

 ¿Y los descubrimientos que publican en el periódico digital?

Los descubrimientos esos son una coña. Parece que en la USC salvan a la humanidad todos los miércoles. Salen unos tíos con una foto diciendo: Un grupo de la facultad de químicas sintetiza una pastilla que cura la esquizofrenia. Una mierda. Lo que hicieron fue sintetizar una molécula de los grupos de las familias de las moléculas que se utilizan en las pastillas que curan estas enfermedades. En el mundo se sintetizan al mes 10.000 moléculas. De las cuales probablemente ninguna valga para nada. La universidad de Santiago llega al ridículo haciendo presentaciones de revistas digitales ante cuatro personas. ¿Cómo vas a presentar un número de una revista digital? Llega un vicerrector, se sienta, se ceden la palabra, sacan la foto y sale en el periódico.

¿Esto desde cuando es así?

Esto viene de cuando la Universidad decidió falsificar la fecha de su fundación e hizo el quinto centenario. ¡La Universidad de Santiago no tiene quinientos años eh!

¿Cómo se podría mejorar esta política comunicativa?

Primero cambiando los que gobiernan las Universidades. Hay que cambiar esa idea de que la universidad es perfecta y tiene problemas de que no le dan dinero. Eso es mentira, les siguen dando dinero. Os doy un dato: A los edificios del Campus Vida les dio la Xunta este año, por un periodo de cinco años medio millón de euros para mantenimiento. Sin finalidad. Esta facultad de historia que tiene tres grados y no se cuantos Masters tiene 38.000€ de presupuesto al año. Luego les parece mal que en unas tablas que sacó El Correo Gallego las facultades con más artículos citados no sean las de ciencia, sino las de humanidades. Eso no lo sacaron. La Universidad tendría que ser consciente de lo que es y para que sirve. Es un problema político de la concepción de la universidad que tienen los rectores y los directores… y también social, de desinterés de la gente por estas cosas.

¿Qué imagen tienen fuera de España de la USC?

Ninguna. Todo lo que no esté en inglés no existe. Hay universidades norteamericanas que están descatalogando y tirando los libros que están en español. Y no solo es el dominio del idioma, sino del pensamiento anglosajón y de las referencias anglosajonas. Añadidle a eso la mentalidad imbécil de nuestras autoridades académicas que dicen que hay que dar todas las clases en inglés. En gallego yo os explico Follas Novas en inglés, y la leéis en inglés. Hay que ser imbécil para decir que las filologías, que estudian lenguas, hay que impartirlas en inglés.

¿Qué os parece lo que cuenta Bermejo? ¿Vosotros leéis el periódico de la USC? Os dejamos a mayores un link de un artículo suyo en el que habla de la situación de la investigación en las universidades.

141 D00

Carreira Salgueiros Clara 141 D01

Díaz Martínez Diego 141 D02

Espiñeira Forcada Andrea 141 D03

Estévez Ingelmo Álvaro 141 D04

Un xornalismo de minorías

O baleiro do xornalismo científico (Foto Propia realizada no laboratorio do Señor Carracedo)

O baleiro do xornalismo científico (Foto Propia/ laboratorio do Señor Carracedo)

A pasada semana visitabamos o reitorado da Universidade de Compostela co fin de entrevistar a Roberto Castro. Acudiamos a este xornalista do gabinete de comunicación da USC cun doble obxectivo: comprobar se realmente o xornalismo científico era un xornalismo de minorías e coñecer o seu punto de vista acerca das deficiencias comunicativas que nos sinalaba o Profesor Carracedo dúas semanas antes.

O resultado foi satisfactorio xa que ambas premisas foron corroboradas. En verdade, o panorama do xornalismo científico en Galicia é gris, moi gris. Soamente existen dous profesionais especializados na materia, un na axencia EFE e outro do que xa falamos con anterioridade (Raúl Romar, de La Voz de Galicia). Ademais, outros xornais coma El Correo Gallego contan cun apartado de ciencia nas súas páxinas, porén non é realizado por expertos no tema.

Por outra banda, interrogamos a Roberto Castro para descubrir se realmente existía esa falla de filtros á hora de publicar noticias, que nos referenciou Carracedo na visita ao seu laboratorio. O xornalista deunos unha explicación coherente a este respecto, comentándonos que soamente son catro profesionais entre Lugo e Santiago (un está de baixa na actualidade) para atender as necesidades de máis dun milleiro de investigadores da universidade. Tamén deslizou que non podían chegar a certos grupos, co cal queda claro que a política comunicativa deste ente non é de todo axeitada, a pesar de que segundo Castro, todos os que se poñen en contacto con eles soen repetir a experiencia porque quedan satisfeitos.

Con esta pequena base, xa temos pé para continuar investigando e propoñer solucións a estes erros que se producen na comunicación e que imos descubrindo polo camiño. Nos próximos días esperamos entrevistar ao Profesor Bermejo, da Facultade de Historia (agardamos a súa resposta ao correo que lle mandamos), falar cun dos dous xornalistas científicos sinalados así como volver a contactar con Ángel Carracedo .

Deixarémosvos en breves no Canal BCP a entrevista con Roberto Castro, por se é do voso interese. Consideramos que fai unha curiosa aportación sobre certas problemáticas culturais na actualidade. Xa nos contaredes. Ademais, aquí tedes unha gran tese sobre “El periodismo científico en  prensa diaria” ftp://tesis.bbtk.ull.es/ccssyhum/cs80.pdf . A ver que vos parece.

141 D00

Carreira Salgueiros Clara 141 D01

Díaz Martínez Diego 141 D02

Espiñeira Forcada Andrea 141 D03

Estévez Ingelmo Álvaro 141 D04