Arquivo do blog

El sector naval a examen: el mundo olvidado

MEMORIA DE ESTUDIO Comunicacion

 

 

González García, Sabela 142.C04

García Vázquez, Ana 142.C02

García Vilar, María 142.c03

Hablando se entiende la gente

Tras casi dos meses metidos en el mundo de los astilleros, hemos comprobado en primera persona que hay varios problemas o crisis en  la comunicación que tienen todas las  partes implicadas.

504def56c618a-943674438_0332d00b4a_z

Navantia Fene-Ferrol | praza.com

Nos ha quedado claro que en Ferrol, la comunicación entre trabajadores, sindicatos y periodistas es buena, lo cual ayuda a que las personas que no están implicadas directamente en el naval puedan conocer lo que ocurre en el sector. Sin embargo, creemos que, en Navantia, la mayor falta de comunicación viene por parte de los directivos de la propia empresa y por parte de la SEPI. Tanto trabajadores como periodistas nos han contado que en muchas ocasiones es difícil que den información. Además, el hecho de que los directivos de Navantia cambien cada poco tiempo y sean designados, al fin y al cabo, por políticos, dificulta aún más la comunicación.

Bajo nuestro punto de vista, en Navantia, la solución a este problema sería que la dirección de la empresa dejara de ser tan inestable, y que estuviese menos politizada. Además, también sería necesario que hubiese una mayor cercanía entre los directivos y los propios trabajadores, lo cual mejoraría la fluidez de la comunicación.

 

En el caso de Barreras, el problema está en el conflicto que existe entre los sindicatos. Esto dificulta la claridad en la información,  hace que exista una mayor opacidad y que sea mucho más complicado llegar al fondo de las informaciones. En muchos casos, para los periodistas es muy difícil saber qué está ocurriendo de verdad, y tienen que llegar incluso a “tirar de fuentes personales”, como nos contaba José Carneiro. Situaciones como esta no ayudan en absoluto a que los medios puedan llegar a conocer de verdad qué es lo que sucede en el sector naval vigués.

Creemos que la solución está en que  los sindicatos se unan y dejen sus diferencias a un lado, para poder así defender el naval  vigués de manera conjunta. Además, de esta manera ayudarían a los medios a poder tener informaciones claras sobre lo que sucede y poder intentar mejorar su situación.

 

142 C00

Jonathan Barral Otero 142.C01

Ana García Vázquez 142.C02

María García Vilar 142.C03

Sabela González García 142.C04

Henar Guiance Piñeiro 142.C05

De los prejuicios a la realidad

 

Navantia: Ignacio Naveiras, Jorge Prieto, Jesús García.
Barreras: Santada Costa Veloso, Víctor Puga, Sergio Gálvez, Iván Puga.
 

Barreras y Navantia se abren para nosotras

El sector naval gallego siempre ha partido de una imagen distorsionada. Navantia trabajaba demasiado despacio , mientras que Barreras cobraba demasiado. Ahora las cartas se han dado la vuelta y se ha visto la realidad. Por ejemplo, Jesús García, que trabajó desde los 70 hasta el año 85 en Bazán (ahora Navantia Ferrol) nos dijo que  “todos creían que éramos unos vagos”. En cambio, ahora las cosas han cambiado, y vemos cómo son de verdad los trabajadores. “Lo que no se puede es estar mano sobre mano y cobrando igual”, en palabras de uno de ellos. Barreras, por otro lado, siempre se vio como la gran empresa unida que cobraba 3000 euros mensuales cada trabajador, y ahora se vuelve a recordar que esto no es cierto, y que esta unidad ya no es tan sólida como se recordaba.

En Navantia, la comunicación de los trabajadores con la directiva se resume en:  “hay comunicación, lo que no nos ponemos es de acuerdo”, según explicó Jorge Prieto. Uno de los problemas más importantes es el cambio constante de directores, y que la mayoría de ellos proceden de sectores muy dispares. Así nos lo explicaba Ignacio Naveiras, portavoz del Comité de Empresa de Navantia Ferrol. El astillero vigués, la gestión ha sido uno de los causantes principales de esta última crisis, de ahí que podamos decir que ha sido mala. En palabras de Gálvez, “nadie quiere desenvolver nada, se prefiere vivir en la selva. Es como el camarote de los hermanos Marx: más gente, más gente”.

En cuanto a la relación entre los sindicatos en Ferrol “de  momento  somos  parejas  bien  avenidas.  Pero a lo mejor no tardaremos mucho en ver ciertas fisuras”, nos dijo Jorge Prieto.  El problema es que algunos están muy ligados a ciertos partidos y eso distorsiona los intereses comunes. Y como ya sabemos, parte del debate se centra en las peleas entre CCOO, CIG y UGT de Vigo, donde “¿quién ha dicho que haya que ponerse de acuerdo todos?  La diversidad es necesaria, pero no cuando se tiran por beneficios personales como se ha dado, pero al final, el tiempo da la razón a quien lo ha hecho bien”.

“Movilizarte sin los medios, sería imposible”. Este es el reflejo de la relación entre trabajadores y  periodistas. Tanto para Ignacio como para Jorge lo más importante ha sido que durante estos tres años de movilizaciones los medios, al menos a nivel local, han dado una gran cobertura al problema. Pero en Barreras, esta comunicación no fue bien recibida: “no siempre dieron una información contrastada ni veraz, si comparas dos periódicos, las opiniones y versiones son muy dispares”, y Sergio cerraba con “a veces nos han parecido poco profesionales”.

Es decir, Navantia y Barreras son dos mundos que poco tienen en común más allá de las ganas por trabajar.

142.C00

Barral Otero, Jonathan 142.C01

García Vázquez, Ana 142.C02

García Vilar, María 142.C03

González  García, Sabela 142.C04

Guiance Piñeiro, Henar 142.Co5

El reto: periodismo desde el sector naval

La comunicación. Un proceso de transmisión y recepción de ideas, información y mensajes. En las dos últimas décadas, la reducción de los tiempos de transmisión de la información a distancia y de acceso a la información ha supuesto uno de los retos esenciales de nuestra sociedad.

Dos ciudades como  Vigo y Ferrol, después de estos tres largos años de crisis naval, ampliaron todavía más sus cauces de información desde Navantia y Barreras. De la mano de periodistas como Beatriz Couce, Raúl Salgado, Montse Mayoral o José Carneiro, hemos descubierto como todos han sabido  superar el desafío.

Comenzando por los políticos, la zona sur está bastante contenta con la participación de Feijoo, sobre todo porque sirvió de puente entre Barreras y Pemex. Pero la zona norte ya no está tan consensuada. A nivel estatal, nuestros periodistas piensan que se han olvidado de Navantia, y a nivel autonómico, los intentos de Feijoo eran acertados pero insuficientes. Relacionado con esto, destacar que dentro de los astilleros, los propios trabajadores tuvieron que desplazarse hasta la capital gallega para reunirse con el presidente, aunque este no los recibió.

Ya dentro de las propias empresas navales, los periodistas de Ferrol se quejaron del continuo cambio de presidentes y de la falta de información por su parte sobre el futuro de Navantia. La comunicación desde los sindicatos ferrolanos es fluida, destacando que  “manifestaciones y ruedas de prensa  se comunican a través de WhatsApp”, como nos contó Raul Salgado. En Vigo, a pesar de las confrontaciones entre los sindicatos mayoritarios, hay información, aunque en la mayor parte de las veces, autores como José Carneiro tuvieron que tirar de fuentes personales.

Todos nuestros periodistas acuden a los comités de las propias empresas para ofrecer el punto de vista de los protagonistas desde dentro. También es cierto, que Beatriz Couce nos afirmó que conversaba con los trabajadores durante las manifestaciones.

Desde la comunidad naval gallega, nuestros periodistas aceptaron el reto y lo han lo superado con creces.

142 C00

Barral Otero, Jonathan

García Vázquez, Ana

García Vilar, María

González García, Sabela

Guiance Piñeiro, Henar

Pemex, ¿la solución?

Trabajadores de Navantia manifestándose en A Coruña, 2012. Fuente: El Correo Gallego.

Trabajadores de Navantia manifestándose en A Coruña, 2012. Fuente: El Correo Gallego.

9 de febrero de 2012, unos 4.000 operarios de Navantia Fene y Ferrol se desplazan hasta A Coruña para participar en una nueva manifestación. Esta vez, como tantas otras, los trabajadores demandan un futuro industrial seguro para el naval de Ferrol. Ya entonces reclamaban nuevos contratos para los astilleros ferrolanos, sobre todo los famosos diques flotantes de los que hablaba el Partido Popular. En ese año, la empresa tenía un plantilla alrededor de 2.300 empleados, y generaba otros 3.000 en empresas auxiliares, pero todos sabían que esos puestos de trabajo empezarían a desaparecer…

Cuatro meses después, la empresa mexicana Pemex pedía dos quimiqueros que se ajustaban a las necesidades laborales de nuestros astilleros. Pero no todo era color de rosa, muchos desconfiaban: las plantas de Ferrol no estaban especializadas en la construcción de ese tipo de barcos, y la oferta se anunciaba en plena campaña electoral autonómica.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2012/06/20/obra-acabar-lustro-sequia-pedidos/0003_201206G20P4991.htm

Llegó el 2013, y con él más problemas para los astilleros gallegos. El número de trabajadores que dependían directa e indirectamente del naval seguía descendiendo. En el periódico La Voz de Galicia ya se hablaba de 4.500 empleos destruidos en el naval ferrolano desde 2011…

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/ferrol/2013/01/22/naval-cifra-4500-empleos-destruidos-crisisla-/0003_201301F22C19911.htm?utm_source=buscavoz&utm_medium=buscavoz

Los sindicatos prometieron un otoño caliente, con movilizaciones y protestas continuas, así que llegó octubre, y en las noticias volvieron a aparecer las reivindicaciones de los operarios de Navantia y la  viguesa Hijos de Barreras:

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/10/10/galicia/1381416824_705950.html

http://www.diariodeferrol.com/articulo/ferrol/trabajadores-seguiran-luchando/20131204020847067230.html

Después de meses y meses de protestas, los trabajadores por fin recibieron una buena noticia: Pemex confirmó que Navantia y Barreras serían las encargadas de construir sus dos floteles. ¿Alegría? No, al menos no completa, porque el contrato con la empresa mexicana sólo aseguraba trabajo a medio plazo (más o menos 29 meses), pero no resolvía del todo la crisis astillera. Así hablaba sobre esto el Presidente del Comité de Empresa del naval gallego, Ignacio Naveiras, en Las Mañanas de RNE el pasado 29 de enero:

http://www.rtve.es/alacarta/audios/las-mananas-de-rne/mananas-rne-ignacio-naveiras-dice-flotetes-pemex-son-sufciente-para-navantia-barrera/2357049/

Además, una nueva polémica surgió en torno a los contratos con Pemex: ¿por qué se convocó un concurso para elegir a la empresa que construiría las naves sólo unas semanas después de que Núñez Feijóo anunciase el acuerdo con la compañía mexicana?

http://www.laopinioncoruna.es/galicia/2014/02/08/pemex-afirma-flotel-firmo-2012/809644.html

De momento, lo único seguro es que, al menos durante aproximadamente 2 años más, los astilleros gallegos tendrán algo de trabajo.

142 C00

Barral Otero

García Vázquez

García Vilar

González García

Guiance Piñeiro