Arquivo do blog

Microsociología. La familia en la actualidad

familiaPor microsociología entendemos una de las perspectivas de la sociología que estudia la interacción social a escala reducida. Esta hace referencia a estudios de comportamientos cotidianos o diarios en los que se establecen una relación cara a cara. Es este el punto del que parte nuestro trabajo. Del estudio pormenorizado de los comportamientos en la unidad más básica que por comunidad entendemos: la familia.

A lo largo de los últimos días nos hemos estado informando y documentando a través de documentos que, muy amablemente, nos ha facilitado el profesor Xesús Lage, de la Universidad de Vigo.

Algunos de estos documentos nos mostraban como a lo largo de la historia ha ido cambiando la estructura familiar. Así pues, en el documento “Las nuevas formas familiares del siglo XXI”, podemos ver como la mujer ha pasado de ser el ama de casa dedicada a los labores de esta y al cuidado de los hijos a ser esa mujer dinámica y trabajadora que podemos ver en la actualidad.

Otros en cambio nos muestran la situación actual del núcleo familiar con estadísticas como es el caso de documentos del INE y del IGE. Por otro lado, la revista “Juventud y familia desde una perspectiva comparada europea” nos hace una comparativa sobre la vida familiar y el trabajo entre los jóvenes europeos.

Con estos y más documentos hemos estado trabajando para poder así establecer una base sobre nuestro trabajo. Esto antes de adentrarnos con nuestros familiares en charlas-coloquio que nos aportarán toda la información necesaria para la elaboración de este.

Rapa Casariego Laura 143 D01

Un tipo genial

tipogenial

A diario podemos observar cómo cada día mueren millones de niños de hambre, como cientos de personas son desahuciadas… y como unos pocos se hacen cada vez más ricos. No de este modo, pero si con esta base, tiene lugar la película Local Hero, del cineasta escocés Bill Forsyth.

“Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”

Voltaire

Un empresario estadounidense, Happer, envía a uno de sus trabajadores, Mac, a Escocia con el fin de comprar gran parte de un pueblo de la costa a esperas de construir una refinería. Para ello Mac tiene que negociar un precio con los vecinos de la localidad, que han de aceptar y marcharse.

Poco a poco Mac se va estableciendo en el pequeño pueblo y se va acomodando a sus costumbres por lo que acaba proponiéndole un trato a uno de los habitantes, dueño de un hotel y mediador entre el pueblo y el americano. Mac le propone cambiar sus vidas. El se quedaría en el pueblo y Gordon, el dueño del hotel, se iría a Houston y llevaría la vida de un rico empresario.

Desde el comienzo de la película hacia el final vemos como los habitantes del pueblo ansían vender su terreno y hacerse ricos; y como Mac, desea esa vida tranquila apartada del tumulto de la ciudad. Con esta actitud somos conscientes de que cada uno de nosotros no valoramos lo que tenemos. Cada uno de nosotros siempre desea lo del otro sin darse cuenta de que en ocasiones lo que uno tiene es lo que necesita.

Si nos fijamos en la actitud de los habitantes del pueblo escocés vemos como una vez más el dinero lo “es todo” para ellos, sin darse cuenta de que la vida que llevan no está tan mal. Pero no todos son así. Hay uno diferente. Un vecino, Ben, decide que no quiere vender su playa, su hogar, su trabajo, su vida.  Mac le ofrece comprarle la playa que él quiera para vivir. Y el sensatamente decide que no quiere ninguna. Esta actitud resalta por ser diferente a la de los demás vecino. Un hombre que prefiere lo sencillo, lo humilde, la vida que Mac ansía.

En esta asignatura tratamos con comunidades y asociaciones (yo particularmente no, pero en general sí). A muchas de ellas pertenecen personas con enfermedades o con algún tipo de problema. Es una gran ocasión para darnos cuenta de que, quizás, la vida que llevamos todos y cada uno de nosotros es la mejor que podíamos soñar.

Rapa Casariego Laura  143 D01

Minorías Flutuantes

Vivimos en una sociedad en la que las relaciones mediáticas las regula el consumo. Cada vez son menos los pueblos e individuos privilegiados y cada vez más los que quedan excluidos por los bienes de consumo. Hoy en día prima la violencia en nuestra sociedad. Y  no solo la física, sino la institucional y la mediática. Una sociedad gobernada y dirigida por una élite hegemónica cuyo mayor desafío es el de establecer normas y reglas. Una sociedad en la que priman las minorías y en la que vemos como natural el poder hegemónico.

“Se não existe Deus tudo e permitido”

A pesar de esto, Raquel Paiva atisba cambios en nuestra sociedad que vienen de mano de estos grupos de gente, de estas minorías conocidas como contra-hegemónicas.  “Minorias Flutuantes” las que consiguen escandalizar a la sociedad en un intento de cambiar lo establecido. Son aquellos grupos de gente que ven en el escandalo un medio para llamar la atención de la élite hegemónica. Grupos que apenas tienen actuación salvo escándalos mediáticos. Sin apenas actuación política, estas minorías son las que buscan el cambio social. Simplemente llegando a las instituciones a base de escandalizar a la sociedad.

communityofpractice-1

Para algunos puede ser el mejor camino. Para otros quizás una manera patética de reivindicar lo que uno quiere. Pero lo que estas buscan es una vía de convivencia pacífica e igualitaria, basada en el respeto, capaces de hacer frente a la crueldad de las instituciones.

Rapa Casariego Laura 143 D01

Camino a una sociedad desamparada

Por Estado de Bienestar se entiende el conjunto de actividades desarrolladas por los Gobiernos que guardan relación con la búsqueda de finalidades sociales y redistributivas a través de los presupuestos del Estado. Un estado que debería mantener las necesidades de su pueblo y que, actualmente, a duras penas lo hace.

post marcelo

El activista Esteva nos lo decía. Son cinco nuestras necesidades básicas como ciudadanos. La primera comer. Algo tan simple como eso que hoy en día les cuesta la vida a los más débiles. La segunda, habitar. Habitar, disponer de un hogar. ¿El Estado cubre esa necesidad? Preguntémosles a todos los desahuciados que se han visto en la calle. La tercera necesidad, intercambiar. La cuarta, aprender. La educación de los ciudadanos como necesidad básica. Este es uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad. El educar a sus ciudadanos del modo correcto. Pero ante esto, ¿qué es lo que hace el Estado?. Recortar su inversión, atacando así al Estado de Bienestar que tanto promete. Y atención a la última de las necesidades que Esteva defiende. La necesidad de sanar. La sanidad, otro de los puntos en el que el estado más está recortando. El derecho a una sanidad pública y gratuita que cada vez se ve más afectada.

Sin estos pilares clave no somos capaces de llevar una vida digna, que es lo que prometen pero que no están ofreciendo. Un Estado de bienestar que se ve claramente afectado en estos días, y que no parece que vaya a mejor.

“Que el pueblo expulse a los usurpadores y el Estado se encargará de todo”

Nos prometen algo que luego no nos dan. Que paradójico. Ante esta situación solo cabe la posibilidad de que el pueblo tome iniciativas. Pueden ser a base de la conformación de colectivos de ayuda como los jardines comunitarios o la Free School. O bien tomar las calles como lo que ocurrió en Wall Street y que no se aleja de lo ocurrido en España, en la Plaza del Sol de Madrid, con el 15 M. Movimientos sociales que sirven para concienciar a los “superiores” de las necesidades de la sociedad, aunque en ocasiones no se consiga lo esperado.

Ya que el Estado no puede dar lo que promete de su propia mano quizás este sea el mejor método para arrancarselo.

Rapa Casariego Laura 143 D01

Familia. La comunicación generación tras generación

El novelista y ensayista francés, André Maurois, decía que “sin una familia, el hombre, solo en el mundo, tiembla de frío” y es que dicha estructura, según la Declaración de los Derechos Humanos, es el elemento más natural y fundamental de la sociedad. Es la base de nuestra sociedad. Es la primera comunidad de la sociedad en la que vivimos.

familia

Cada persona crece en una sociedad con diferentes rasgos, ideología, costumbres, etc. Pero la educación básica que recibe proviene de un núcleo mucho más cerrado: la familia. Así pues, cada uno de nosotros crecemos observando cómo cada abuelo, abuela, padre, madre, hermano o hermana actúa.

Es este el cometido principal de nuestro trabajo: la familia y la comunicación entre las diferente generaciones. Trataremos de ver cómo cada generación fue creciendo y formándose a lo largo del tiempo y como con el paso de los años cada generación adquirió costumbres y modos de vida diferentes. Por otro lado veremos cómo se produce la comunicación entre las diferentes generaciones y como ha variado con respecto a la anterior. Para ello tomaremos charlas/coloquio con cada una de nuestras familias por separado y tras esto haremos una recopilación general de los aspectos más importantes. Y es que la familia está presente en todos los ámbitos de nuestras vidas por lo que esperamos sea un trabajo de gran interés para todos.

Rapa Casariego Laura. 143D01

Conexión, evolución y despegue

Cuando comenzamos este camino, partimos de nosotros mismos. De nuestra propia concepción de la realidad. Cada ser humano observa el mundo a través de su idea del universo, se comunica con sus similares en función a una serie de conceptos previos que definen la personalidad y perspectiva de cada cual. ¿Qué ocurre, sin embargo, si decides dejar las cartas sobre la mesa, abandonar el juego por un momento, y simplemente observar?

imagen-promocional-modern-family (1)

Extrapolar el juego, abrir el campo de visión. Ése es nuestro objetivo. En una sociedad en la que la comunicación predomina y la familia se constituye como la más importante unidad comunicativa y formadora del individuo, alcanzar la comprensión de sus mecanismos internos parece una cuestión de tal obviedad que en muchas ocasiones es deshechada con indiferencia. En la cultura occidental, la familia posee un valor fundamental, y su presencia es constante y abrumadora en los medios de comunicación, véase el cine (hace dos semanas la nueva cinta de Sánchez Arévalo, ‘La Gran Familia’, peleaba en la edición 2013 de los Goya) o la televisión (con ‘Modern Family’ asentada como la sitcom más vigorosa de la actualidad). Ante ello y con todos los precedentes posibles a nuestra disposición, cabe hacerse la siguiente pregunta: “¿Cómo nos comunicamos con nosotros mismos?” La respuesta a la misma sólo puede ser extraída de la experiencia. De la observación. La comparación de vivencias y puntos de vista y la obtención de patrones de comportamiento a partir de ellos es la base de nuestro estudio.

Conocer a las personas con las que compartes tu vida diaria es, finalmente, conocerte a ti mismo, pues son ellas las que realmente confieren a tu personalidad los matices que le proporcionan un símbolo diferenciador. Estudiar las características propias de cada generación, comprobar el choque entre ellas y explorar sus conexiones fortalecerá los lazos  y facilitará las vías de expresión en busca de una comunicación familiar global. Las debilidades, puntos flacos o espacios en blanco deben ser recubiertas para contribuir a formar un bloque sólido e insondable.

Con la mirada puesta en lograr este objetivo, nuestra propuesta se dispone en forma de conversaciones informales con miembros de cada generación que puedan aportar su punto de vista, estudiarse a sí mismos y a sus semejantes, y de esta manera introducirse, sin más dilación, en el universo comunicativo que alimenta nuestras ansias sociales. Porque, como decía Aristóteles, el hombre es un zoon politikon (animal político), y, sin duda, la familia es nuestra selva predilecta.

titorizado.6A  3D00