Arquivo do blog

Page One: Inside the New York Times

440px-Nytimes_hq

Las nuevas tecnologías, los nuevos avances en comunicación, nuevas plataformas y medios para estar en constante contacto con todos y con toda la información al alcance de un ‘click’. ¿Deben los medios tradicionles, el papel, las letras impresas asumir un destino incierto y someterse al yugo de internet?

El mundo vive en constante cambio, en constante evolución hacia un entorno completamente tecnológico. Pero aquí me planteo una pregunta, ¿es estar enganchado día y noche a un aparato con el que podemos acceder a cualquier lugar, a cualquier producto o servicio que se nos antoje sin necesidad alguna de ni tan siquera dignarse a levantarse del sofá e ir a buscarlo por ti mismo? ¿Esto es a lo que llamamos evolución? ¿Evolución hacia un mundo cómodo, un mundo en el que se nos da todo hecho y en bandeja, un mundo en el que no sabremos valorar nada porque podremos tenerlo todo desde el salón de casa y con una tablet en la mano? Evolución hacia una sociedad con problemas de comunicación, no seremos capaces de hablar con los demás porque no necesitaremos hacerlo, del mismo modo que no necesitaremos salir a comprarle al kiosquero el periódico en la mañana.

Yo voto por el no. No quiero una sociedad así, no quiero un mundo en el que ya no quedemos con amigos porque podemos hablarles por un aparato. Es de ayuda sí, la información es un derecho de todos y de esta manera es más sencillo acceder a ella, pero ¿a dónde llegaremos si desaparecen los medios tradicionales? ¿Por qué pagar por un servcio en papel y no por el mismo servicio on line? Repito, es un derecho de todos sí, pero un derecho que para difundirlo es trabajado, meditado y preparado y tampoco es cuestión de regalarlo a personas que posiblemente, en un futuro ni tan siquiera conocerán el mundo más allá de lo que leen en sus pantallas.

Por esto me parece totalmente acertada la decisión que tomó The New York Times de cobrar el total de las consultas on line del periódico. También me parece increíble su incesante lucha por conservar el periódico en papel; y es que en un momento en el que de todo se puede encontrar uno en internet, en el que cualquiera con unos conocimientos puede acceder a tus datos, en el que es tan sumamente fácil moverse y conseguir lo que deseamos, parece como que no es tan real o tan de verdad como las noticias impresas en un papel.

LORENZO SOBRAL, SOFÍA. 151.C05

Corta pero intensa historia

Nuestra historia con COGAMI ha sido corta, pero en realidad ha resultado ser bastante intensa. Hemos aprendido cómo es la comunicación interna en un empresa, cómo se comunican con sus usuarios, cómo funciona la confederación, los problemas que tienen hoy en día, cómo ayudan a las personas con algún tipo  de discapacidad en sus centros de día y también como han dejado de lado a otros tantos.

En este post haré un recorrido desde el principio hasta el final de esta historia por medio de los pots que semana a semana hemos ido publicando.

Como dijimos en uno de nuestros primeros posts grupales, al empezar a trabajar con esta asociación, COGAMI, la relación no se desarrolló todo lo bien que hubiésemos querido, por no decir que tuvimos tantos problemas e impedimentos que casi nos veíamos imposibilitados a la hora de desarrollar nuestro trabajo. Nos enfrentamos a la imposibilidad de ponernos en contacto con usuarios por medio de ellos, no podíamos acceder a más información que la que podía leerse en la memoria anual de COGAMI, banalidades que podían encontrarse en la página web y que nosotros no vimos en nuestras visitas.

Más adelante, después de documentarnos más a fondo en el tema COGAMI y tras varias visitas a la asociación sin conseguir información de interés, nos enteramos de los problemas que COGAMI llevaba teniendo ya varios años con alguna de sus empresas, REGAKI por ejemplo. Al conocer esta información decidimos enfocar el trabajo desde no solo un ángulo, sino desde dos, desde el lado de COGAMI y lo que allí podíamos hacer y, por otro lado, la visión de las personas con discapacidad que COGAMI había dejado en la estacada. De modo que hablamos con varias personas que nos podían ayudar y abrir los ojos. Así es que podéis encontrar posts como son el de Aurora, una ex trabajadora de REGAKI o Carmiña Naviero, representante del CIG que apoya a estos trabajadores.

dsc_0282

La siguiente semana teníamos que dar un paso más, ya casi no nos quedaba nada que decir ni de lo que conseguíamos visitando COGAMI ni de los ex trabajadores. Queríamos hablar con algún usuario que nos contase lo que hace COGAMI desde dentro, sin que fuesen los propios trabajadores, pero seguían diciéndonos que no podíamos hablar con ninguno. Gracias a Marcelo conseguimos ponernos en contacto con una de las trabajadoras de la asociación, María. Ella nos dijo que la única manera de hablar con los usuarios es visitar los centros de día, donde las personas con discapacidad realizan actividades al aire libre, aprenden un oficio o cursan sus estudios, entre otras cosas. Así que decidimos subirnos al bus camino a los centros; visitamos los centro de Silleda y de Pontevedra, este último destinado a personas con Gran Discapacidad Física.

dsc_0281

Esta misma semana hubo en las calles de Santiago de Compostela,  una manifestación contra COGAMI, organizada por los trabajadores que fueron despedidos y sindicatos a su favor.

20150325_123500

Una experiencia que además de enseñarnos la ayuda que se le ofrece a las personas con algún tipo de discapacidad y los problemas con los que ellas viven, nos ha servido también para ser conscientes del trato que se les da a estas personas en los medios de comunicación y en la publicidad sobre todo. Uno de los anuncios que ponemos como ejemplo es el de la nueva campaña de la ONCE.

Como dijo Pepe, uno de los usuarios en Pontevedra: “Nosotros somos personas como los demás, no nos gusta que si hablan de nosotros sea para intentar dar pena, yo no quiero darle pena a nadie”.

Como conclusión, hemos de destacar que hemos conocido la dualidad de esta asociación, los dos lados de COGAMI. Por un lado está el COGAMI administrativo, los que se encargan del papeleo, comunicación, etc. con quienes no hemos podido llegar más allá. por otro lado el COGAMI social, el voluntario, el que está de verdad en contacto con los discapacitados. Personalmente, me quedo con este último.

LORENZO SOBRAL, SOFÍA 151.C05

COGAMI en Pontevedra

Después de la increíble visita de ayer al Centro de Meledo, no queríamos quedarnos ahí, queríamos conocer más sobre este agradable entorno, así que decidimos visitar otro de los centros de recursos de COGAMI, el que se encuentra en Monteporreiro, Pontevedra.

Como dijimos en el último post grupal, los centros de día destinados a formación y ocio, suelen encontrarse en zonas rurales para poder realizar actividades al aire libre, excursiones, etc. como podréis ver en próximos posts. El centro de Pontevedra en cambio, está situado en el medio urbano, en un punto central entre diferentes municipios pontevedreses para poder estar al alance de un mayor número de usuarios.

Esta mañana nos recibió Helena, una de las trabajadoras del centro de día, con quien ya habíamos contactado telefónicamente. Una vez allí nos mostraron las instalaciones, todas ellas destinadas a aportar la mayor comodidad a los usuarios que allí acudan. El centro cuanta con un aula de informática, un taller de pintura, un gimnasio, un aula de formación, etc. Tienen un total de 20 plazas para realizar las actividades que allí se llevan a cabo y 10 recibir formación académica. El centro también cuenta con un servicio de transporte para que los usuarios de los alrededores puedan acceder con más facilidad al centro.

Llegamos en mitad de una clase de informática, todos nos dieron la bienvenida con ganas de pasar con nosotros la mañana y contarnos aquello que quisieran contarnos. En esa clase se encontraban  Pepe, de 51 años y vecino de Cangas; y Marta, de 31 años, de Pontevedra ciudad.

  1. ¿Cuánto tiempo lleváis viniendo al centro de día y qué os gusta hacer?

Pepe: Yo llevo ya unos tres años viniendo, aunque parece que fue solo uno, se me han pasado volando. Sobre todo, aprendo informática, cocina, vengo al fisioterapeuta y, lo más importante, estoy estudiando la ESO.

Marta: Yo casi cuatro años, pero yo ya había estudiado antes de empezar a venir, yo vengo a pintura, logopedia, me están ayudando con unas oposiciones, a lectura y así.

  1. ¿Creéis que os ha ayudado en vuestro día a día?

Ambos: Sí, desde luego. De hecho, cuando estamos unos día o una temporada más larga sin venir, como ahora en Semana Santa, lo notamos muchísimo. Venir cada día nos ayuda a sentirnos más útiles, a hacer algo que nos gusta y que nos sirve en nuestra vida cotidiana.

Pepe: Además, si no me ayudasen, si no fuese bueno para mí, no seguiría pagando para venir, que aunque la Xunta paga una parte nosotros también tenemos que poner un poco, además yo que son 37 quilómetros desde Cangas y para el transporte hay que aportar algo también.

  1. Una de las labores que realiza COGAMI es ayudaos a acceder al mundo laboral, ¿vosotros trabajáis ahora?

Pepe: No, era marinero hasta hace unos cuatro años, hasta que empecé a venir más o menos. Pero no, ya no trabajo, ni quiero, no me gusta (se ríe). Ahora estoy más centrado en sacarme la ESO, como ya te dije.

Marta: No, yo tampoco trabajo, ni trabajaba antes. Hasta que empecé a venir, solo estudié, no me dio tiempo a trabajar.

  1. ¿Creéis que estáis bien representados en los medios de comunicación?

Ambos: No, no lo creemos, cada vez que nos sacan por algo, lo que les interesa es sacarnos fotos como para dar pena, y nosotros somos personas como las demás, ¿cada uno tiene sus problemas no?, ¿por qué somos nosotros los que tenemos que dar pena? Pero no, consideramos que se ha llevado lo de grupo dependiente o vulnerable a un extremo que no nos gusta, que es excesivo.

Esta no es la última visita a Monteporreiro, volveremos a hablar con ellos, y si puede ser, a hacer actividades con ellos, y volveremos a ser igual de bien recibidos que hoy.

LORENZO SOBRAL, SOFÍA 151.C05

COGAMI, REGAKI y Aurora

En el post grupal publicado ayer, os dijimos que en futuras publicaciones individuales podríais conocer a dos de las trabajadoras de la Red Gallega de Kioscos (REGAKI) que hoy por hoy viven una gran lucha por la situación a la que han llegado por la mala acción de COGAMI, y también a una mujer perteneciente a un sindicato que apoya a estos trabajadores. En el post de hoy os vamos a presentar a Aurora, una mujer que lleva 14 años trabajando para REGAKI y después de todo este tiempo lo único que consigue, junto con todos sus compañeros, es llevar casi 4 meses sin cobrar su sueldo y que los llamen ladrones.

Jueves, 12 de marzo; nos encontramos en la Alameda de Santiago de Compostela. Pese a que ha salido el sol y se respira el inicio de la primavera, ya se ven las primeras piernas al aire y gafas de sol; una mujer se encuentra con su abrigo y su pañuelo en su puesto de trabajo. Son las 11 de la mañana y hace una hora que ha comenzado su jornada laboral, actualmente reducida a 5 horas diarias. Aurora nos recibe con una sonrisa y con ganas de contar lo que le da vueltas por la cabeza durante todas las horas del día, lo que le quita el sueño.

  • ¿A qué crees que se debe principalmente la situación que estáis viviendo ahora mismo los trabajadores de REGAKI?

Mala gestión total bajo nuestra opinión.

  • ¿Cómo crees que puede tratar de solucionar COGAMI vuestra situación? ¿Os re-ubican?

Lo que es Rede Galega de Kioscos es una S.L. yes con denominación Centro Especial de Empleo Sin Ánimo de Lucro porque ellos así están consiguiendo subvenciones de salarios, subvenciones de Seguridad Social que no la pagan, dinero por puesto de trabajo creado, entonces según ellos tratarían, según ellos dicen aunque no les hacemos mucho caso, de re-ubicarnos a la mayoría a algún otro puesto de trabajo dentro de las empresas que forman parte de COGAMI. Pero en realidad nosotros no sabemos nada, porque nosotros desde el momento en que ellos presentaron el concurso de acreedores voluntario, el 29 de octubre, nosotros pasamos a depender del señor administrador de concurso; COGAMI se fue, se olvidó de nosotros, parece ser que le estorbábamos y se deshizo de nosotros. Y claro, tampoco sabemos nada del señor administrador, aquí estamos, sin cobrar desde hace 4 meses nuestro sueldo. El sueldo de octubre lo cobramos porque aun les correspondía a ellos, y aun así lo cobramos en diciembre; y desde ese momento nos faltan noviembre, diciembre, enero, febrero y casi marzo; ah, y la paga de navidad.

  • Por lo que sabemos por Carmiña, la sindicalista, el director de COGAMI, Anxo Queiruga, se desentendió del tema.

COGAMI recibió unas subvenciones, de alrededor de un millón de euros, dirigidas directamente a ellos, con la única intención de mantener los puestos de trabajo de los empleados; y esto es lo que no logramos entender; que dos meses después de recibirla, solicitasen el concurso de acreedores. En junio de 2012 nos congelaron los sueldos precisamente para no tener que despedir a nadie, pues en agosto se despidieron a 25 personas, a la mayoría de ellas acusándolas de robo porque se pusieron cámaras dentro de los kioscos y a alguno le atribuyen que se tomó un café y no lo pagó, que se comió una palmera y no la pagó, cuando es imposible porque la caja se hace de manera conjunta entre los dos empleados de cada kiosco, y no era verdad. La mayoría despidos improcedentes, y ninguno cobró todavía. Tenían una cuenta bancaria con ese dinero de las subvenciones, pues ese dinero desapareció y la gente no cobró.

  • ¿Tú crees que estáis recibiendo toda la ayuda que necesitáis?

Nosotros llamamos a Ana Rosa, llamamos a Espejo Público, llamamos a Las Mañanas de Cuatro y al final no aparecen. Vinieron este fin de semana gran cantidad de políticos del PP; tratamos por todos los medios de averiguar donde se iban a reunir para manifestarnos en la puerta o lo que fuese necesario, pero no hubo manera; y al día siguiente salió en las noticias todo menos el lugar en el que se habían reunido. A nosotros no nos nombran, a COGAMI no les interesa la mala publicidad, no les interesa que hablemos en la tele, que contemos lo que nos pasa, así que estamos a un lado; según ellos, nosotros solo contamos mentiras. Una vez sí que vino España Directo y sí que salimos.

  • ¿Y después de todo este tiempo sin cobrar, por qué seguís aquí si os dejaron de lado?

Porque estos cuatro meses hemos asistido a nuestro puesto de trabajo; antes, una vez pasados los tres meses sin cobrar de los trabajadores, el empresario tendría que finiquitar los contratos y mandarnos al paro, pero ahora esos tres meses los han aumentado a cuatro; así que nosotros no sabemos si ahora, cuando venza este mes de marzo nos van a mandar al paro o no. A nosotros hace unos meses nos mandaron una carta conforme nos podíamos ir a nuestra casa y no asistir al trabajo sin repercusiones para nosotros, pero nosotros no podemos hacer eso, queremos el dinero que nos deben; porque además si yo me voy a mi casa ahora por voluntad propia únicamente me dan la parte proporcional que me corresponde y esos cuatro meses y la paga extra se la quedan ellos. Nosotros estamos esperando a que el juez decida y nos manden al paro para así, por lo menos tener con qué vivir.

En un momento de la entrevista, un hombre se acercó al kiosko y le pidió a Aurora caramelos de menta y limón, Aurora le dijo que de limón no quedaban, y que los de menta por el mismo camino iban, apenas disponen ya de género en los kioskos, las ventas que realizan al día no suman más de 14 euros; el hombre viendo la situación le dijo a Aurora: “Anda qué, ¿no les da vergüenza tenerte aquí así, con el kiosko vacío y además sin luz?”

LORENZO SOBRAL, SOFÍA  151.C05

COGAMI coloca o descoloca?

Como ya hemos dicho ayer en el post grupal, desde un principio, el personal de COGAMI que nos atendió, lo hizo del todo amable y agradable; nos enseñaron sus instalaciones, nos mostraron todos los programas con los que trabajan diariamente, nos comentaron la ocupación y labor de cada persona, nos invitaron a varias actividades que tienen programadas y nos facilitaron material que nos puede ser útil, pero en realidad, no todo es tan bonito como nos muestran, ni todo funciona tan bien como nos dicen.

COGAMI trabaja, sobre todo, para que las personas con discapacidad puedan acceder al mundo laboral, de modo que cuentan con ciertas empresas con las que trabajan para que un porcentaje de sus empleados sean personas con discapacidad; esta es su principal misión. Una de las empresas con las que colabora es Hornos Lameselle, panificadora que cuenta con un 95% de trabajadores con algún tipo de minusvalía, sobre todo psíquica. Esta es una empresa que sufrió fuertes problemas internos, económicos y directivos que terminaron por provocar el despido de gran parte de sus empleados; 12 a principios de pasado año, 5 despidos más en abril. Pero el verdadero escándalo llegó cuando la Rede Galega de Kioscos, otra de las empresas con las que trabaja COGAMI, despidió a sus 95 trabajadores, provocando además el cierre de innumerables kioscos. Hemos ido hasta el kiosco de la imagen del anterior post, con sus puertas cerradas, vacío y plagado de carteles que muestran el descontento de los trabajadores.

IMG_9755[1] IMG_9756[1] IMG_9757[1]

La dueña de la tienda contigua muestra su apoyo hacia ellos: “Cerrado definitivamente lleva dos semanas, pero ellos siguieron viniendo estos últimos seis meses, trabajando en condiciones infrahumanas, y al final no les pagaron ni nada, una auténtica vergüenza desde luego”. Los ex trabajadores piden apoyo para cambiar la situación por medio de firmas en su página web, “Ya no podemos hacer más, estamos cansados pero, sobre todo, estamos cabreados”. Buscan soluciones. Seguiremos investigando de la mano de COGAMI.

IMG_9758

 

Lorenzo Sobral, Sofía (151.C05)