Arquivo do blog

Descolonizar la profesión

La tradición occidental  dicta las pautas y el resto del planeta las sigue. Así ha sido desde siempre en su afán de universalismo.  Lo mismo sucede con los medios de comunicación. En la actualidad, existe una jerarquía global en manos de unas determinadas multinacionales. Ellas son las que deciden que es verdad y que no,  establecen que hechos nos interesan, cuales no y  escogen que noticias deben circular, además del modo en que deben hacerlo.  El poder político o bien el capital financiero otorgan la hegemonía sobre los medios.  En el caso de los medios públicos es el poder del partido que está en el Gobierno, el cuál durante los cuatro años de su legislatura  se encarga de dictar que pasa y que no pasa en el país.  Lo mismo en el caso de los medios privados que llevan a cabo una búsqueda constante de beneficios económicos.

descolonizar el periodismo

Fuente: http://www.taringa.net/posts/noticias/17481887/Descolonizar-la-cultura-y-enfrentar-al-periodismo-mentiroso.html

Estos medios responden al esquema occidental existente desde que  comienza la expansión europea, hace 500 años,  según el cual esa élite o clase dominante decide lo que es bueno para todos. Los problemas surgen cuando la sociedad no es capaz  de darse cuenta de la falsa realidad en la que habita. En el caso español, nuestro caso, a veces no somos conscientes de la imposición del modelo occidental que lleva imperando desde hace tantos años  debido al sentimiento de identidad y pertenencia a Europa. No vemos como un sometimiento algo que consideramos que proviene de nosotros mismos, occidentales.  Pero, no olvidemos que como dijo en su momento Boaventura de Sousa Santos, cuando hablaba de descolonizar el saber, en el mundo solo se leen a hombres de cinco países: Francia, Italia, Alemania, Gran Bretaña y EEUU. De este modo, el saber que se imparte en las universidades, mejor dicho en la universidad occidental, engloba únicamente en términos demográficos al 6% de la humanidad. Este ínfimo porcentaje de personas son  las que se encargan de dictar que es la realidad, que es verdad y que es lo mejor para nosotros. En el caso de los medios de comunicación sucede lo mismo. A pesar de lo que pueda parecer, ni siquiera todo occidente se ve representado en este modelo, sino únicamente aquel sector que da vida a las estructuras racistas y patriarcales que se alzan como fundamento de la verdad. Basándose en este esquema, surge la duda de si no seremos más Uganda que Europa. Mejor dicho, de si la élite no nos considerará así.

El pensamiento descolonizador nos lleva preguntarnos cuál debe ser la respuesta a esta clase dominante.  La misma clase occidentalizada que lleva imponiéndose desde el siglo XVI a través de máximas como cristianízate o te mato, civilízate o te mato, democratízate o te mato. La misma que  se encargará de ser la intermediaria entre el norte y el sur.  En el caso de los medios de comunicación, tal y como explicaba Ramón Grossfoguel, la respuesta pasa por las iniciativas comunitarias. Radios y televisiones en las cuales el proceso de producción de las noticias se encuentra fiscalizado en manos de los ciudadanos, descentralizando de esta forma el modelo prevaleciente y permitiendo introducir diversidad epistemológica.  Este tipo de medios alejados del poder político y económico a la hora de informar se alzan como las estructuras para hacer frente al modelo actual y se convierten en el escenario ideal para el debate y la determinación de las personas que los forman. La autofinanciación de estos medios permite desvelar dinámicas sociales que  de otro modo permanecen ocultas en base a intereses de distinto tipo.  Tal y como explica el periodista Pascual Serrano en esta entrevista para El Diario, “el nuevo paradigma del periodismo debería promover que los medios no sean gestionados por los accionistas ni anunciantes, sino por los propios periodistas, y que quienes garanticen la independencia de esos medios sean los ciudadanos y no el dinero”.

PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01

Page One: Hasta el más grande puede llegar a caer

new-york-times

La confusión salpica a la industria periodística que no pasa por su mejor momento. La irrupción de las nuevas tecnologías produce la generalización de los despidos masivos, la caída de sus acciones y conlleva el cierre de muchos periódicos. El descenso de los ingresos de la publicidad y la posibilidad de obtener las noticias más baratas a través de distintas plataformas digitales ha llevado a gigantes del sector, como The New York Times a cuestionarse su futuro. La irrupción de internet y su gratuidad se lleva por delante a la industria. Los lectores olvidan que tras la información vertida en la red existe una intención y en muchos casos una lectura edulcorada de la situación, parecen desconocerlo o bien no importarles. Sin embargo, alzan el grito cada vez que se descubre un error en los periódicos restándole credibilidad y haciendo temblar los cimientos de la industria periodística.

En la era digital los lectores han perdido sus principios y llegan a pensar que todo aquello a lo que acceden a través de su pantalla les pertenece de manera gratuita. Como si ellos fuesen dueños de pleno derecho de los contenidos de la red y el trabajo de los periodistas no valiese nada. Tal vez la ignorancia o el atrevimiento de muchos le lleve a  considerar que el precio pagado por el equipo con el que hoy día acceden a internet ya incluye la consulta de todos los materiales existentes. No obstante, una cosa es la tecnología y otra cosa el contenido que se deposita en la red y otorga utilidad a esa tecnología. La situación económica de los periódicos los empuja a la conclusión de que no pueden seguir ofreciendo la información  de manera gratuita en línea y muchos de ellos optan por privatizar algunos de los contenidos de su web o incluso el total, como es el caso The New York Times. En un mundo del todo gratis los lectores se escandalizan con estas decisiones y se preguntan porque deben pagar por obtener algo a lo que pueden acceder de todas formas. Son muchas las webs que se encargan de ofrecer la misma información que los periódicos sin coste alguno y con pequeñas modificaciones que la hacen más atractiva. El lector debe entender que para estar informado debe pagar. La información, el tratamiento y análisis de los hechos no se encuentran en la naturaleza y pertenecen a todos, sino que  implican una serie de tareas. Debemos ser exigentes con la información y con nosotros mismos a la hora de escoger los medios de consumirla, porque mil blogueros, twitteros o usuarios de cualquier otra plataforma online no podrán hacer nunca un periodista. La sociedad debe entender que una cosa es el periodismo hecho por periodistas y otra muy distinta el periodismo ciudadano. Al igual que no dejaríamos que alguien que no sea mecánico arregle nuestro coche nuevo tampoco deberíamos dejar que alguien que no sea periodista nos diga lo que es o no es noticia, ni  nos narre como han sucedido los hechos.  Por ello debemos estar dispuestos a pagar como muestra de reconocimiento al trabajo bien hecho, a los medios y el tiempo invertido en desplazarse hasta el lugar de los acontecimientos e informar con rigor y fiabilidad. El hecho de pagar debería de salir de cada uno. Ya no digo pagar por el trabajo del otro sino aunque sea pagar por egoísmo puro y duro basándose en la necesidad de saber que se tiene acceso a una información pensada y de calidad que te permitirá administrar mejor tu propia realidad. Pero pagar. Por desgracia, hoy en día el dinero se encarga de mover el mundo y nadie está dispuesto a perderlo.

PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01

Coloquio con Paula Tomé de Radio Prometea

El grupo de trabajo 152.C00 para profundizar en nuestro trabajo acerca de los medios comunitarios hemos realizado un coloquio con Paula Tomé de Radio Prometea. A continuación adjuntamos los vídeos con la información que consideramos más destacada así como con algunas preguntas realizadas al finalizar su exposición. 1.- ¿Qué son los medios comunitarios y, en concreto, Radio Prometea?  2.- ¿Por qué nace Radio Prometea?  “Por necesidade pura e dura, para que as persoas con diágnosticos psiquíatricos teñamos unha oportunidad para falar con voz propia e sen tutela profesional” 3.- “Vémonos como calquera outra persoa” 4.- Desde Radio Prometea también tratan de recuperar la figura de personajes importantes de la historia que han padecido en algún momento de su vida algún diagnóstico psiquíatrico. 5.- Pregunta:   En tu opinión, los medios de comunicación ¿han supuesto una de las principales trabas y han sido uno de los principales creadores de estigmas que os han impedido integraros más en la sociedad? 6.-  Pregunta:  ¿Qué diferencias puede haber entre desarrollaros en una radio comercial o tradicional y desarrollaros en CuacFM? 7.- Pregunta: ¿Crees que se utiliza la condición de enfermo mental como excusa en ciertos crímenes? // Medios comunitarios como oportunidad para disfrutar de nuestra profesión. GT: 152.C00 PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01 RODRÍGUEZ SOTO, ESTHER 152.C02 SANTIAGO ARJONES, PAULA 152.C03 SILVA TROYÓN, YOHANA 152.C04 VIEITEZ OTERO, SARA 152.C05

Ecuador, Bolivia y Argentina toman la delantera en materia de medios comunitarios

En América Latina los medios comunitarios desarrollan un papel de vital importancia en la democratización de la comunicación y han sido uno de los grandes objetivos de los gobiernos latinoamericanos. En materia de leyes en muchas zonas de América Latina van por delante del caso español:

ley de medios para todos

Fuente: http://argentina.indymedia.org/news/2011/10/795038.php

Ecuador:             

Puntos importantes:

 

Bolivia:

Ley General de Telecomunicaciones

Puntos importantes: ( enlace –> análisis comparativo Bolivia/Venezuela)

 

Argentina:

Puntos importantes:

 

Esta democratización de la comunicación va estrechamente relacionada con la propiedad de los medios. Por ello, las leyes de Ecuador, Bolivia y Argentina establecen una distribución equitativa en tres partes  de las  frecuencias. A diferencia de lo que sucede en España.

Asimismo se prohíbe que una persona natural o jurídica concentre las concesiones de frecuencias de radio y televisión. Frente a España, dónde el gobierno optó por conceder las nuevas señales TDT disponibles a las mismas empresas que ya acaparaban las concesiones analógicas.

En Ecuador, la concesión es por un plazo de quince años, o en Argentina por un plazo de diez años, sin posibilidad de cesión a terceras personas.  En España algunas empresas han puesto en alquiler su licencia y con ello se están lucrando.

Las leyes latinoamericanas buscan implementar las políticas públicas para el desarrollo de los medios comunitarios, mientras que la legislación española no proporciona ningún apoyo para este tipo de medios y además, establece un límite de cien mil euros  de facturación anual a las televisiones y de cincuenta mil a las radios impidiendo su progreso.

Todas estas políticas han sido un primer paso en la democratización de la información. Sin embargo, las políticas de comunicación no deben agotarse en la ley. Un horizonte real de “voces múltiples” demanda no solo equidad en el reparto de  las frecuencias sino también condiciones que favorezcan su permanencia y consolidación en el tiempo, además del diseño de programas destinados a favorecer el acceso y la participación de los actores sin fines de lucro en el sistema audiovisual.

PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152. C01

Juntas pero no revueltas

Como ya explicamos en un post anterior, los medios comunitarios comparten ciertas características, pero lo que las diferencia es tanto o más importante a la hora de hablar de diversidad y pluralismo en los medios. Por ello queremos comparar las tres radios con los que hemos trabajado y convivido: Cuac Fm, A Kalimera y Filispim, las tres emisoras comunitarias gallegas.

Cuac Fm nació como radio universitaria, y aunque sigue contando con el apoyo de la Universidad de Coruña, desde la emisora prefieren desvincularse de la institución y consolidarse como medio comunitario independiente de cualquier organismo.

Con un curso de formación propia, el ambiente en Cuac es accesible y cercano: “El año que viene cumplimos 20 años, llevamos 430 programas diferentes emitidos, a dos tres personas por programa quien no conoce a alguien que haya estado en Cuac. Si tú quieres salir sales. Programas rechazados hasta el momento cero. Contenidos que no atenten a los derechos humanos, es una línea muy sencilla.”

Por otro lado, en Filispim, si bien no hay curso de formación, todo aquel que quiera participar en la emisora tiene que exponer su proyecto ante la Asamblea, y ésta debe aceptarla. La radio nació hace diez años como actividad principal del colectivo Opaii, y desde entonces ha tenido una actividad constante, a diferencia de las otras dos, que tuvieron periodos de inactividad. Mientras que Cuac acepta el apoyo de subvenciones de la administracíón pública (tienen previsto llevar el curso de formación a unas nuevas instalaciones cedidas por organismos oficiales) Filispim rehuye de la financiación externa tras haber tenido problemas con la solicitud de una subvención anterior. En una visita a la emisora nos decían que cuantas más subvenciones recibes pierdes libertad y creas dependencia. Pero la marca de Filispim nos la puede explicar mejor André:

Por último hablaros de A Kalimera, que en un primer encuentro nos contaron que están intentando recuperar la actividad con la que contaban en sus orígenes. Es la radio comunitaria más longeva de Galicia, a pesar de la discontinuidad de emisión.

Cuentan con unos principios más marcados a la hora de ser parte de la programación de la emisora comunitaria: llevan el gallego por bandera, recalcan su personalidad libre y alegal y le dan un papel especialmente importante a la contrainformación.

A diferencia de Cuac y Filispim, cuyas instalaciones se sitúan en locales cedidos por la UDC y la asociación Fuco Buxán respectivamente, A Kalimera cuenta con un espacio más reducido por el que pagan un alquiler.

GRUPO 152.C00

PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01

RODRÍGUEZ SOTO, ESTHER 152.C02

SANTIAGO ARJONES, PAULA 152.C03

SILVA TROYÓN, YOHANA 152.C04

VIÉITEZ OTERO, SARA 152.C05

El valor de las imágenes en movimiento

La misión de los medios comunitarios es siempre la misma, no así las distintas tipologías que se han ido desarrollando. Es por eso que hoy nos trasladamos al espectro televisivo.

tv_value_pack

                                                                                                    Fuente: http://www.bootheando.com/2010/02/12/interpretacion-simultanea-en-television/

A la hora de analizar los distintos proyectos destacan en el continente americano: Árbol de Uruguay y Vive Televisión, ambos tienen como principal fin hacer del espectador pasivo un ciudadano activo concienciado con su responsabilidad democrática.

Si nos trasladamos ahora a Europa y en  concreto al estado español,  es cierto que a partir de la transición democrática se han ido sucediendo distintos intentos, por parte de la sociedad civil, de construir sus propios proyectos televisivos, sobre todo en el ámbito de cobertura local. No obstante, todavía no se ha podido dar respuesta a la emergencia de una estructura de medios audiovisuales que pertenezca totalmente a la ciudadanía.

Televinte Chantada:  Del contacto con este medio fundado en el  año 2012 apreciamos que se trata de una iniciativa privada con características afines a los medios comunitarios.  Como se puede extraer del documento Medios Comunitarios- proyecto CIDEC cuentan con una asociación de participación ciudadana, que pretende el desenvolvimiento social.

 Galiza Ano Cero: Este proyecto lo que busca es: “facer televisión dende abaixo á esquerda”, tal y  como ellos mismos se definen.

Abrimos debate:

¿Es justo el trato que los medios comunitarios reciben por parte de las administraciones? Como respuesta basta con observar la batalla en términos legales emprendida por la Red de Medios Comunitarios, Radio Televisió de Cardedeu  y Tele K.  Si bien es cierto que las leyes audiovisuales y la ley de Medidas de impulso de Sociedad de la información reconocen estas entidades sin ánimo de lucro, las trabas e impedimentos para su desarrollo están a la orden del día. Lo que estos medios demandan es un reconocimiento real, que valore el importante papel que desarrollan y que se traduzca en una consideración a la hora de repartir las licencias.

PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01

Creando redes

El año pasado se celebró el Encuentro Europeo de Medios del Tercer Sector en A Coruña. CuacFM como sede lo bautizó bajo el nombre de “Encuentro14”. La ciudad de cristal acogió a 120 representantes de diez redes europeas de medios comunitarios y once medios de comunicación libres y comunitarios españoles. La iniciativa fue internacional, con un triple evento, celebrando la “Jornada Europea de Redes de Medios Comunitarios”, el “Encuentro de la Red de Medios Comunitarios” y la “Reunión del European Board de AMARC.”

En el primero de ellos participaron representantes de las principales redes europeas de medios comunitarios y libres como SNRL de Francia, CRAOL de Irlanda o Vervand Freier Radios Österreich-VFRÖ de Austria. Entre todas las redes se representó a 1.104 medios comunitarios.

Se puede decir que el evento que más impacto tuvo fue la reunión anual que AMARC celebró en A Coruña. AMARC es la Asociación Mundial de Radios Comunitarias y agrupa a 4.000 miembros en más de 130 países.

De estos encuentros internacionales una de las conclusiones más importantes que se observaron es el poco respaldo con el que cuentan los medios comunitarios españoles en relación con países como Francia o Alemania, tanto en materia de financiación (de la que hablaremos en alguno de los siguientes post) como de reconocimiento legal y social.

A nivel estatal, el “Encuentro14” contó también con la participación de los representantes de la Red de Medios Comunitarios, que integra a los medios de toda España. La sede de ReMC es la propia Cuac FM, y gracias a su impulso, este tipo de encuentros se vienen realizando con regularidad desde el 2004. La misión de este tipo de redes es promover la democratización de las comunicaciones y dar impulso a la libertad de expresión.

Por último, a nivel autonómico existe la Rede Galega de Radios Livres e Comunitarias (ReGaRLiC). Se constituyó en 2006 en una reunión de las seis emisoras gallegas existentes en aquel momento celebrada en el Ateneo Ferrolán. Actualmente, ya solo siguen en funcionamiento cuatro de las radios fundadoras: CuacFm, Filispim, A Kalimera y Radio Ronkudo; mientras que Radio Piratona y Radio Clavi han dejado de emitir. Nació con los objetivos de compartir sus experiencias y mantener una comunicación fluida; conseguir reconocimiento por su labor social; lograr la dignificación de sus condiciones de emisión y velar por el bien común de la red. Hablando con algunos de los miembros de Filispim nos informaron de que no se han logrado cumplir estos objetivos y que la red no tiene una actividad real, sino que sirve como punto de relación para intercambiar contenidos de las distintas emisoras a través de redes sociales y como punto de contacto futuro.wordle

GRUPO 152.C00

PÉREZ MARQUINA. CRISTINA 152.C01

RODRÍGUEZ SOTO, ESTHER 152.C02

SANTIAGO ARJONES, PAULA 152.C03

SILVA TROYÓN, YOHANA 152.C04

VIEITEZ OTERO, SARA 152.C05

Ruta turística a través de las radios comunitarias españolas

Bajo el influjo de las radios libres surgidas en Italia y Francia y, tras el fin de la dictadura franquista, con una historia paralela a la democracia surgen en distintas localidades de España multidud de radios comunitarias a lo largo de la década de 1980. Alguno de estos medios se han visto frustados al poco tiempo de iniciarse, otros han conseguido constituirse en el seno de la comunidad y algunos han surgido nuevos.

radio_estudio

Fuente: http://radio.ucaribe.edu.mx/ Radio UniCaribe

En los siguientes listados1,2 podéis encontrar las radios libres y comunitarias del Estado Español (con posibles variantes debido al año de actualización).

Dentro de las radios que se definen como libres, tema tratado en post anteriores, en España destacan las siguientes: Radio Ela ( Madrid), Radio Topo ( Zaragoza), Radio Eguzki ( País Vasco).

Por otra parte, cabe destacar también: La Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) se trata de una organización de carácter federativo que aglutina un total de 13 emisoras comunitarias (Radio Almenara, Radio Cigüeña, Radio Enlace, Radio Fuga, Radio Jabato, Radio Paloma, Radio Ritmo, Radio Vallekas, Onda Alternativa-Madrid, Onda Merlín, Onda Diamante, Red con Voz, Radio Morata)  ubicadas en la comunidad de Madrid. Este tipo de organizaciones se dan en muchas comunidades y tienen un papel clave como punto de encuentro entre las emisoras.

A nivel España y tomando como base el referente internacional Radio La Colifata también destacan las experiencias de radio protagonizadas por personas con problemas de salud mental  que buscan su autonomía y reinserción a través del uso de la radio como medio de rehabilitación. Se pueden dar dos opciones que los programas surjan como actividades realizadas por una asociación o centro de rehabilitación como es el caso del programa Yo y los míos en Radio Vallekas , Onda Positiva en Radio Ritmo Getafe; o bien que el programa pase a convertirse en un colectivo autónomo con toma de decisiones más allá de la radio como es el caso de Radio Nikosia ( Barcelona).

PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01

Radio y comunidad: primeras conclusiones

radio-590361_1280

Las radios comunitarias  surgen como una alternativa a la institucionalización e intereses comerciales predominantes en los  medios convencionales. Teniendo en cuenta la importancia e influencia que los medios alternativos pueden llegar a ejercer en una sociedad no entendemos que se les dedique tan poca atención en los programas académicos. Cuando se nos propuso el tema, lo cierto es que ninguna de nosotras conocía exactamente en qué consistían los medios comunitarios.  Pero tras nuestras primeras tomas de contacto con Filispim, A Kalimera y Cuac FM nos hemos encontrado con organizaciones muy accesibles. Esto contrasta con los sistemas burocráticos existentes en los medios convencionales; más fríos, cerrados, exclusivos, en los que el contacto con el público es prácticamente inexistente. Los medios comunitarios crean climas de participación en los que todo el mundo puede expresar su realidad y encontrar su propio espacio de desarrollo.

Creemos que el problema está en las concepciones erróneas que se tiene sobre este tipo de medios y que explica muy bien el video que nos ha aportado una de nuestras compañeras:

También vemos que el concepto de ilegalidad que rodea a este tipo de medios todavía está muy arraigado ya que se las relaciona con radios piratas.  Frente a la alegalidad, estas últimas,  al contrario que las comunitarias tienen fines comerciales y precisamente por esto son ilegales.

Otra idea también relacionada con este tipo de medios es la de la contrainformación como  una forma de contrapoder, hasta cierto punto acertado pero no en su uso peyorativo, pues se da a entender que al aceptar este término, la única información válida es la que nos proporcionan los medios tradicionales.  Entendemos que mientras sea veraz debería entenderse todo como información sin entrar en categorizaciones que en este caso excluyen de la agenda mediática temas y personajes que podrían completar el marco informativo establecido. Podemos percibir en estos casos como la dialéctica del poder siempre acaba influyendo en el sistema comunicativo.

Así por ejemplo en nuestra a visita a “A Kalimera”, Adriana nos contaba como hace ya unos años dedicaron varias horas a cubrir en directo una huelga estudiantil, algo a lo que nos tienen poco acostumbrados como consumidores asiduos de información.

Partiendo de la idea difusa generalizada que podemos percibir a partir de las respuestas de los post, así como de las intervenciones en los debates decidimos dar voz a algunos alumnos de la Facultad de Comunicación  través de una video-encuesta.

Por tanto desde nuestro proyecto creemos que lo más importante es destacar el papel que las radios comunitarias adquieren en el acceso democrático de la sociedad a la información y a la comunicación.

GRUPO: C152.C00

PÉREZ MARQUINA, CRISTINA. 152.C01

RODRÍGUEZ SOTO, ESTHER. 152. C02

SANTIAGO ARJONES, PAULA. 152. C03

SILVA TROYON, YOHANA 152. C04

VIEITEZ OTERO, SARA 152. C05

o La voz de los sin voz. Medios Comunitarios.

Medios comunitarios

Las radios comunitarias surgen como medios promotores del desarrollo local, tanto social como cultural. Nacen de la necesidad existente en la comunidad de  dar voz a los que no la tienen y facilitar canales de ejercicio de poder jugando así un papel muy importante en el desarrollo de la democracia. De este modo se alzan como alternativa a los medios hegemónicos (las emisoras públicas y privadas) y con el propósito de alentar pequeñas transformaciones que hagan frente a las dinámicas propias del poder y que hagan ver que el cambio sí es posible. Persiguen, entre otros aspectos, mantener viva la lengua y la cultura identificadora de la comunidad  y se convierten en el escenario ideal para el debate y la determinación de sus miembros. La propiedad de estos medios recae en la comunidad, por lo tanto  esta es la que juega un papel decisivo a la hora de seleccionar los contenidos que quiere recibir y difundir. Estas instituciones se organizan horizontalmente, de forma que existe la posibilidad de un intercambio entre los papeles de emisor y receptor debido a la igualdad existente entre ambos miembros del proceso comunicativo, y a diferencia de lo que ocurre en las emisoras de carácter público o privado en las que la organización es vertical. Destacan especialmente por su labor social y su afán de generar un lugar de encuentro común así como por su promoción de los signos identificativos y tradiciones características de la comunidad, por lo que acostumbran a desarrollar y tomar parte en numerosas campañas y programas con estos fines. No obstante la existencia de estos medios, se ve amenazada  por problemas como las dificultades económicas a las que tienen que hacer frente estas emisoras sin ánimo de lucro, la desventaja con la que juegan a la hora de concurrir para la concesión de una licencia y la indefensión jurídica.  En definitiva, estos medios nos acercan unos espacios en los cuales una forma diferente de ver el mundo es no solo posible sino factible.

Fuente: Elaboración propia

PÉREZ MARQUINA, CRISTINA 152.C01