Arquivo do blog

“ProT: Esquema definitivo”

Durante la tutoría del miércoles pasado, hicimos un breve análisis de la organización, la comunicación, y nuestra propia experiencia en el albergue y esto es lo que presentamos a nuestros compañeros:

En primer lugar, establecimos el perfil social de trabajadores y usuarios del centro. Los primeros eran todos mayores de edad, tanto hombres como mujeres y tanto contratados (como la trabajadora social) como voluntarios (la psicóloga, la peluquera).

Por su parte, los usuarios eran mayoritariamente hombres, todos ellos sin recursos y de, alguna forma, excluidos de la sociedad. Además, el albergue no acepta menores de edad (que ya disponen de centros específicos para ellos). Encontramos dos perfiles de usuarios: los que sólo acuden a los cursos de formación, y los que van por el alojamiento y la comida (que rara vez asistían a las actividades).

Operan solamente en el área de Santiago de Compostela, siendo el único albergue social que permite pernoctar en la ciudad. Los servicios que ofrecen tienen lugar en cocinas, el jardín, dormitorios, salas comunes y aulas. Además, colaboran con Juntos Podemos (asociación de voluntarios), la cocina económica (que les ayuda con las comidas en ocasiones especiales), y están también en contacto con la Xunta para buscar financiación y convalidación en cursos.

El mensaje que pretenden transmitir es de integración, esperanza, y superación, y para ello dan cursos homologados de encuadernación, inglés, cocina, etc. También organizan actividades de ocio, como el video fórum, si bien estas tienen menos asistencia. La mayoría de usuarios acuden al albergue, en cambio, por su servicio de alojamiento y comidas (que ofrecen los domingos, cuando cierra la Cocina Económica).

La organización es mixta, ya que si bien existe una estructura vertical (con el director a la cabeza, seguido de la asistente social y, por último, los voluntarios), las decisiones del día a día se deciden en consenso entre todos, teniendo en cuenta también la opinión de los usuarios.

Tras este breve resumen sobre nuestra experiencia en el Albergue Juan XXIII, podemos explicar las problemáticas de “inmersión en la comunidad” que nosotras observamos. En lo que se refiere a las nuevas tecnologías, pensamos que aunque los presentes usuarios del albergue pueden utilizar los ordenadores que hay en el aula de informática para consultar la página web y enterarse de las facilidades que este ofrece, quizá sus futuros usuarios no tienen la oportunidad de acceder a internet de una manera tan fácil. Aun así, esto no justifica la dejadez que existe en la propia página del centro y aunque nosotras intentamos fomentar su uso aunque no obtuvimos resultados por su complicado sistema de actualización. Además, la falta de autoridad que nosotras poseíamos para acudir a otras asociaciones para promocionar las actividades impartidas en el Albergue, complicó nuestra labor como comunicadores temporales del centro. Si bien intentamos

comentarlo siempre que fue posible en clase, animando a comentarlo en las asociaciones relacionadas con gente sin recursos.

Nosotras intentamos dar a conocer la labor que se lleva a cabo en el Albergue e intentar mejorar su comunicación externa mediante la promoción de actividades e información a los usuarios. Participamos en la revista escribiendo un reportaje sobre nuestra experiencia en el Albergue que pueda animar a quien lo lea y darle una visión personal propia de como se llevan a cabo las actividades y su ambiente.

Con respecto a la dimensión tecnológica, los asiduos al Albergue carecen fuera del centro de la herramienta que ofrecen los medios de comunicación y de las posibilidades que aporta un segundo idioma. En el Albergue se potencian ambas.

En cuanto a la dimensión económica, debemos recordar que los usuarios provienen de unas familias desestructuradas y con dificultades económicas; el Albergue es una opción de salida para aquellos que tienen dificultades porque ofrece recursos para tener una vida más digna.

En lo que se refiere a la dimensión política aunque el director sea la cúspide de la pirámide, el líder de este conjunto de personas en el día a día sería la trabajadora social y tras ella los voluntarios. Su autoridad se ve reflejada en que son una fuente de alimento y ofrecen un techo.

La organización del grupo en el ámbito social e institucional varía según el tipo de actividad y las preferencias de los usuarios. No existe ningún tipo de obligación a acudir a las actividades, si bien aquéllos que se sienten atraídos por alguna siguen un ritmo constante de asistencia.

Por último, debemos destacar que aunque el albergue pertenece a la Orden Franciscana, no imponen ningún tipo de creencia a los usuarios.

Os dejamos el link de la página web por si queréis echarle un vistazo:

http://www.alberguesanfrancisco.org/

ProT 3B3

“ProT: Una reflexión definitiva sobre nuestro mes en el Albergue J. XXIII”

Después de realizar la memoria del trabajo y la revisión previa a la tutoría de esta semana, hicimos una reflexión sobre los fallos en comunicación que tuvimos a lo largo de la jornada y cuáles fueron nuestros intentos de solución y/o mejora en el ALBERGUE JUAN XXIII:

a) Uso poco aprovechado de las herramientas de Internet, (la página web estaba poco actualizada y el acceso a ello para perfeccionarla era limitado) aparte de que los usuarios a este centro no son personas que normalmente se conecten a Internet.

b) La comunicación usuarios del centro con los responsables de éste. Las actividades lúdicas no son el plato fuerte del centro. Por ejemplo, el Videoforum que nuestro grupo decidió patrocinar no funcionó. Tenía que haber una motivación mayor que comentar la proyección de una película. Al final, la solución a la poca asistencia a la actividad se resolvió añadiendo a la película unos aperitivos. Una idea simple a la par que exitosa.

c) La comunicación de los encargados del Albergue con el exterior. Las actividades podrían ser más numerosas si el centro tuviera la iniciativa de promocionarlas en otras asociaciones. El problema aquí, fue que no teníamos la responsabilidad suficiente como para acudir en nombre del Albergue. Lo único que estuvo a nuestro alcance fue comentarlo en clase para interés de otras asociaciones.

Esto ha sido todo con nuestro trabajo ProT. El miércoles lo explicaremos en la tutoría.

Rego Rey GBCP, 3B3

“ProT: Hora de contar lo vivido”

Como todo en la vida, nuestra colaboración presencial en el albergue tuvo un fin. Esta semana la hemos dedicado a recordar y resumir las actividades por las que pasamos durante el mes de marzo. La forma en la que decidimos recoger nuestras- y sobre todo- sus experiencias es mediante un reportaje. Éste será publicado tanto en la página web del Albergue Juan XXIII como en la revista “Trotamundos” que sale cada tres meses. Intentamos hacer un repaso de las clases de inglés, de encuadernación, el videofórum y los ensayos de teatro para dar, a quien sea que lo lea, una idea general a la par que cercana de como transcurren las tardes en este centro social. Esperamos con él si no animar a más gente que pueda necesitar el albergue a incorporarse, al menos mostrar a quien pueda donar algo- ya sea su tiempo como voluntario- o dinero, que lo que se hace en Juan XXIII sirven de mucho para quien más lo necesita.

Ramos Rodríguez, S3E, 3B

“ProT:Primeras conclusiones”

Esta semana fue la última que nos tocaba colaborar y participar en las actividades del albergue Juan XXIII. Nos despedimos con un hasta luego porque con lo bien que nos trataron las ganas de volver y aportar nuestro granito de arena siguen presentes.

Como conclusión primordial que hemos sacado de esta experiencia, queremos destacar que las personas que acuden al albergue participan más en las actividades de las que pueden sacar provecho para su vida personal y profesional como las clases de inglés o de encuadernación, mientras que las dedicadas al ocio como teatro y videoforum no tienen tanta afluencia.

Como detalle, nos queremos quedar con la total dedicación que aportaron los alumnos en las clases de inglés. Mientras éramos testigo del desarrollo de la actividad, ellos nos integraron con la mejor de sus sonrisas y nos animaban a participar con ellos. Además, acabada la clase no tuvieron ninguna prisa en marchar, y decidieron terminar los deberes para casa entre preguntas y curiosidades dirigidas a la profesora. También se mostraron muy interesados en la carrera que cursábamos, entablamos conversación con ellos y descubrimos por ejemplo, que coincidíamos profesión con uno de ellos, que nos contó un poco su vivencia como periodista radiofónico en Argentina.

Ahora, aunque hayamos terminado con las horas que debíamos cumplir en el Albergue, nos queda redactar el reportaje en su revista, en el cual intentaremos reflejar cómo son las jornadas en el Albergue para animar a aquellos que todavía no se han pasado por allí.

Río Dovao, S3D, 3B3

“ProT: Toma de contacto”

Esta semana pasada empezó por fin nuestra colaboración con el Albergue Juan XXIII.
A Sandra y a Claudia les tocó acudir a la actividad de teatro. Mientras que Iria y yo estuvimos viendo una película, Viven, con uno de los “sin techo” que acuden al Albergue y después la comentamos con él. Empezamos hablando sobre la película, pero como todas las conversaciones, acabamos por escuchar su historia que empezaba en Holanda y ni él mismo sabía donde terminaría. Al día siguiente abandonaba Santiago de Compostela sin rumbo fijo. Así que nos despedimos de él, deseándole mucha suerte.

Esta semana participaremos en más actividades como clases de inglés y repetiremos la experiencia de ver una película y disfrutar de las experiencias que guarda la vida de los que acuden cada día al centro.

Desde aquí, queremos comunicaros, que en nuestra asociación los JUEVES a las 17:15 se organiza un VIDEO FORUM para todos aquellos “sin techo”, gente con problemas, familias desestructuradas… que quieran acudir a estar en un ambiente tranquilo y charlar un rato. Así que os agradeceríamos que si participáis en alguna asociación que haya gente de este tipo, les aviséis de esta actividad y les animéis a ir. Gracias.

Río Dovao, S3D, 3B3