Arquivo do blog

El hombre de al lado

“O home do lado” é Víctor, un veciño que trastorna a tranquilidade dunha familia próspera de Arxentina por construír unha ventá. O pai de familia que vive na casa contigua está empeñado en evitar, custe o que custe, a construción desa fiestra que provocará a violación da súa intimidade.

Víctor, intenta trabar amizade con Leonardo, o pai de familia, mais este comeza a profesarlle un odio irracional que utiliza como vía de escape dos seus problemas familiares. Estes dous personaxes son radicalmente distintos. Víctor é caótico, humilde e temperamental mentres que Leonardo está sumido na rutina e é vaidoso e elitista.

Os diferentes encontros que manteñen os personaxes na casa do protagonista, no coche de Víctor, nunha cantina e nos corredoiros do edificio sérvenlles para negociar a conveniencia de facer a ventá ou gardar a intimidade da familia de Leonardo. Víctor afirma que só quere sol pero Leonardo valéndose de argumentos pobres, pretextos e mesmo mentiras, pretende impedir a construción desa ventá que acabará coa comodidade e a privacidade da súa casa.

Nestes encontros os protagonistas non dan chegado a un acordo. Cada un vela polos seus intereses e a ambos lles parece totalemente lóxicos e lexítimos os seus razoamentos e as súas posición. Esto introdúcenos no debate moral de se prima máis a privacidade de Leonardo ou o dereito de Víctor a abrir unha fiestra na parede da súa casa. Neste caso, o espectador comprende as dúas posición e resúltalle complicado decantarse por un lado.

Barreiros Rodriguez, Elsa T2C S1B

In the mood for love

Nesta película oriental hai dous personaxes principais, un home e unha muller. Estes dous personaxes residen coas súas respectivas parellas (ausentes case sempre) nunha casa alquilada. Nesta casa é onde os protagonistas se coñecen e onde entablan unha estraña relación ó darse á casualidade de que as súas parellas, nas frecuentes ausencias, engánanos coa parella do outro.

Os personaxes principais atópanse na mesma situación e isto serve para unilos e os protagonistas comezan a verse ás agachadas. Porén, néganse a enganar as súas parellas como eles fixeron.  Debe sinalarse que co paso do tempo a parella vais enamorando mais a muller non está disposta a pagarlle coa mesma moeda ó seu esposo. Todas as situacións nas que se ven os dous personaxes son inocentes mais sempre ás agachadas polo medo de seren descubertos polos seus veciños.

Do contexto dos personaxes pouco sabemos. Coñecemos o seu traballo como oficinistas como contraposición ós empregos das súas parellas que os fan viaxar. Tamén sabemos que comparten a misma coxuntura ó verse enganados os dous e o tentar superalo ofrecéndose compañía un ó outro.

Nos encontros mantidos, á parella preocúpanlle dous aspectos. En primeiro lugar, non seren vistos xuntos polos vecinos, aínda que non estiveran facendo nada incorrecto, por medo ó que se puidera dicir deles. Por outra banda, a súa segunda preocupación consiste en non cometer o mesmo erro que cometeron as súas parellas e por tanto deciden actuar correctamente ignorando os seus sentimentos. Así pois, pódese dicir que os dous protagonistas poñen os seus principios morais por encima da súa felicidade.

Barreiros Rodríguez, Elsa T2C S1B

Si que é persoal

Cando dixen que non aprendín nada traballando coa Oficina de Desenvolvemento Sostible coido que as miñas palabras foron mal interpretadas. Pois ben, iso non é totalmente certo. O meu problema é que non me interesaba para nada traballar coa ODS pero puido ser peor.

En primeiro lugar, coñecín a existencia desta oficina e comprendín as súas dificultades comunicativas co estudantado. Porén, a primeira semana que traballamos con eles descubrimos que todos os obradoiros sobre alimentación ecolóxica que celebraran contaran cunha masiva afluencia. Non tiveron ese rotundo éxito os hortos urbanos e iso era algo que a ODS quería mudar. O noso traballo era conseguir recrutas ós que adestrar nas artes da horticultura sen embargo, a día de hoxe, vemos que a nosa misión non foi completada de maneira satisfactoria. Nós non marchamos cas mans baleiras. Algúns colleron un sacho por primeira vez e outros arrancaron herbas malas coma se lles fora a vida niso.

Con isto quero dicir que si que aprendín algo. Aprendín a tratar cunha oficina da USC, a representar con títeres, a facer pan ecolóxico e, sei que quere abarca o espazo aéreo dunha hortaliza. Estou segura de que podería sacar algo máis en limpo. De que nolas catro poderíamos.  Pero o meu problema é que a pegada ecolóxica non é algo que me preocupe neste momento e elaborar un plan de desenvolvemento sostible non está entre as miñas prioridades. Por extensión, penso que, se non hai máis xente que se implique na iniciativa dos hortos non é por falta de coñecemento senón, quizais, de interese.

Elsa Barreiros Rodríguez T2C S1B

A Cosmopolita Cidade Condal

Onte foi publicada no xornal El País unha noticia que viña a dicir que a inmigración xa non era un problema en Barcelona. É ben coñecido que nas últimas décadas o número de inmigrantes da capital catalá  foi medrando de maneira significativa. Sen embargo, o estudo do censo municipal barcelonés amosou que o poboación estranxeira se reduciu case nun 1% en relación co pasado ano.

Mais a boa nova non é que o número de inmigrantes non medrara coma nos pasados anos senón que parte da poboación local deixou de ver a inmigración coma un problema. Segundo o informe do Axuntamento de Barcelona, esta percepción negativa da inmigración descendeu dun 15% no 2008 ata un 2% na actualidade. O comisionado de inmigración asegurou que iso se debía a que a administración e as fundacións están realizando satisfactoriamente o labor de integración dos inmigrantes. O que non se ten en conta no informe é que no mesmo 2008 foi  o ano no que a crise comezou a asomar a cabeciña no noso país ata aquel momento tan próspero. Por moi arduo que fose o traballo da administración a prol da integración dos inmigrantes, coido que foi a crise quen fixo que as prioridades dos barceloneses mudaran. Se invistes o que tés de preocupación en buscar emprego ou procurar que non te boten del, poucos gramos dela che quedan para dedicarllelos ós inmigrantes que se che colan no centro de saúde. E é que esta preocupación pola economía familiar non hai inmigrantes nin estatutos de autonomía que a igualen.

 

Aquí vos queda a noticia:

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/05/01/catalunya/1367431700_108087.html

 

Barreiros Rodríguez Elsa T2C S1B

Subsaharianos: Fin

Como todos queremos decir mucho y los caracteres no lo permiten procedo:

Conclusión general: Hemos podido comparar la visión que ofrece sobre la inmigración de subsaharianos Las cartas de Alou con la de nuestros entrevistados, acercarnos un poco a la visión que ellos tienen de nuestra sociedad, comprobando que siguen existiendo estereotipos desde ambos lados. Comprobamos el concepto de inaccesibilidad en todo lo relacionado a este colectivo y con organismos que, se supone, buscan la integración pero no hacen todo lo posible por conseguir sus objetivos.

  • Victoria: Ha sido una oportunidad para acercarme a realidades que desconocía y a historias por las que nunca antes me había interesado. Hemos tenido la ocasión de tratar directamente con algunos de los estereotipos que siguen existiendo en nuestra sociedad, aunque algunos se empeñen en negarlos, a través de quienes los sufren. Nos hemos encontrado con el rechazo, y también hemos descubierto casos en los que las barreras consiguen romperse.
  • Jaime: Este trabajo de investigación me ha permitido ampliar mis miras y conocimientos sobre un tema serio y comprometido como la inmigración subsahariana; al tiempo que me ha ayudado a desechar los estereotipos que imperan actualmente en la sociedad, frutos del desconocimiento y de la incomprensión de mucha gente en este país. Además, me ha posibilitado asomarme a una cultura diametralmente distinta a la realidad cultural y social en España. Sobre todo me ha mostrado valiosas lecciones vitales, quién sabe si para mi propio futuro, a través de las experiencias personales de los subsaharianos entrevistados durante el desarrollo del trabajo.
  • Elsa: Este trabajo me presentó la oportunidad de tratar un tema que quería estudiar y nunca tuve la opción de hacerlo. Anteriormente no había tenido contacto con ningún miembro de este colectivo y me interesaba conocer su punto de vista acerca de nuestra sociedad. El hecho de que este país tenga un pasado emigrante debería hacer que fuese comprensivo y tolerante con los miles de inmigrantes subsaharianos que llegan a nuestras cosas. Sin embargo, nuestro trabajo ha demostrado que no siempre es así y que aún hay mucho trabajo por hacer y muchas mente por cambiar.
  • Ely: Además de la inaccesibilidad de este colectivo, quiero destacar la inaccesibilidad por parte de  las asociaciones con las que contacté y negocié. Ninguna quiso colaborar de ningún modo. El trabajo me hace darme cuenta de los problemas de este colectivo, reacios a mostrar sus vidas, evidentemente por miedo, pero también por culpa de una sociedad con estereotipos que no les deja desarrollarse con normalidad. También me hace darme cuenta de que existen organizaciones a favor de este colectivo que en apariencia son sólidas, pero a la hora de ampliar su participación con otros proyectos, como el nuestro, positivo para un intercambio comunicativo con la asociación y con los chicos, no quieren colaborar o ni siquiera escuchar. Por otra parte,  me quedo con la fructífera entrevista que realizo al senegalés Ibba, que publicaré el miércoles.

S1B

Subsaharianos: entrevistas

Durante o noso traballo os membros grupo S1B entrevistámonos con algúns inmigrantes subsaharianos.

Coñecemos en Equus Zebra, xunto co grupo S2F, a Aloune,. Tamén contactamos con Billy, que agora vive en Francia. E tivemos ocasión de achegarnos un pouco á historia dun vendedor ambulate de orixe senegalesa que prefire manterse no anonimato.

Entrevista Aloune

Entrevista Billy

Entrevista venderdor ambulante

S1B

Subsaharianos: fotogalería

Coa intención de ilustar o traballo realizado sobre o colectivo subsahariano dende o S1B realizamos unha actividade fotográfica.

S1B

Subsaharianos: vendiendo en la calle

“(En Senagal) el comercio es un modelo de éxito. (…) Al haber una promoción social a través de los negocios, existe una especie de legitimación. Vemos como los pequeños vendedores senegaleses, principalmente los wolof, comercian en la calle. Poco a poco van creando redes comerciales. Empiezan por un comercio callejero y van amentando la escala. El comercio informal está muy organizado. Aunque hagan operaciones comerciales de cierta envergadura, dentro de su estrategia tienden a vivir de manera bastante modesta. De hecho, en Europa llevan una vida de extrema austeridad” 

Aldular, Martín; Clandestinos

07Seis de la tarde de un sábado. Pero no era un sábado cualquiera, era la primera vez que en Vigo lucía el sol desde hacía meses. Y además era sábado. El paseo de la playa de Samil estaba abarrotado de gente, y también de puestos de venta ambulante. Gitanos, peruanos y muchos vendedores procedentes de países subsaharianos. Ellos también parecían agradecer un poco de vitamina D cuando descasaban rodeados de películas piratas en DVD, gafas y bolsos con el logotipo de la marca Bimba y Lola. La mayoría no tuvieron problema en que los fotografiara.

08Cuando mirábamos unos bolsos uno de los vendedores, de origen senegalés, se nos acercó. “Tú tienes cara de querer comprar algo”, bromeó, “Este es muy bueno y barato”. No consiguió convencernos de la compra, pero se quedó con un consejo de las amigas que me acompañaban, enfermeras, sobre  hidratarse las manos, y yo conseguí las fotos que iba buscando.

S1B

Dos covardes nunca se escribiu nada

Gústanos facer o ridículo. O xoves ás nove da mañá puxémonos mans á obra. Tiñamos que comezar a preparar o escenario para  a nosa representación. Este consistía en dúas mesas de madeira das de Siza colocadas en vertical no hall da facultade. Para ambientar a nosa obra colocamos unha cartolina verde que Elba adornara con motivos campestres. Unha montaña por aí, unha árbore de papel cebola por alí, unha bolboreta feita con rotulador permanente por acolá e voilà.

Á hora sinalada agochámonos detrás das mesas e alzamos os nosos monicreques. O eco que había nese espazo era espantoso e facíanos levantar a nosa voz máis do que as nosas cordas vocais desexaban. A peza contaba a historia dun granxeiro honrado e malhumorado que loita polos dereitos das súas hortalizas ecolóxicas fronte a ameaza dos transxénicos fomentados por un cruel ministro de agricultura. Non estamos moi seguros de se a nosa historia calou fondamente entre o noso público. Supoño que parte da culpa tena o condenado eco da facultade e o feito de que estabamos moi lonxe de ser actrices profesionais. Seguro que a mensaxe que publicitaban os centos de folletos que repartimos chegaron a máis xente mais non foi nin a metade de divertido. O noso público estaba composto por unha dúas ducias de compañeiros da nosa aula que devecían por rirse das nosas actuacións e que nos deron un caloroso aplauso cando os nosos monicreques fixeron a reverencia clásica do final pezas teatrais.

A nosa actuación non tivo un éxito desmesurado. Sobre todo tendo en conta que na primeira actuación  o noso público compúñano as persoas que pasaban por diante nosa de maneira fortuíta. Mais aseguramos que grazas á nosa segunda actuación o noso público sabe que os transxénicos son peores que Richelieu e que existen hortos urbanos a disposición de todos nas residencias universitarias.

T2C

Subsaharianos: A historia de Billy

Para completar as historias que forman parte do nos traballo TS puxémonos en contacto con Billy, un mozo de orixe senegalesa que pasou moitos anos afincado en Málaga, e que agora reside en Francia. Xa houbo outros grupos que se beneficiaron das relacións que a nosa compañeira Noelia Alonso Oliveira mantén a raíz da súa estancia na cidade andaluza, e para nós tamén foi unha oportunidade a súa amizade con Billy, a quen coñeceu cando compartiron piso.

Este rapaz puido mostrarnos unha historia diferente á dos inmigrantes subsaharianos que levamos coñecido ata o momento. A distancia non nos permitiu coñecelo persoalmente, pero as novas tecnoloxías facilitáronnos o contacto. Dende o primeiro momento que nos interesamos pola súa historia Billy díxo que sería “un placer” colaborar con nós.

Billy chegou ao nos país como moitos outros senegaleses: só e coa intención de gañar cartos para enviar á súa familia. El integrouse moi rapidamente na nosa sociedade e adquiriu costumes españolas, a pesar de que a concepción que temos de aspectos como a familia é moi distinta á do seu país de orixe. Non só se relacionou con outros subsaharianos, e conseguiu un bo círculo de amigos españois, así como de outras nacionalidades. Billy incluso tivo unha moza alemana. Aínda así, non deixou nunca de comunicarse cos seus ou de enviar cartos á súa casa.

Todos temos na mente a imaxe dos subsaharianos traballando na rúa pola noite, cando os demais estamos de festa. Isto tamén lle pasaba a Billy cando vivía en Málaga, pero non vendía gafas de sol de cores nin sombreiros, el era relacións públicas nunha discoteca e dedicábase a atraer á xente para que entrasen no local.

Hai case un ano que vive en París, ata onde se desplazou porque alí tiña contactos que lle axudaron a buscar traballo. Deste xeito comezou unha viaxe cara ao norte, igual que o protagonista de Las cartas de Alou viaxou a Barcelona motivado polas promesas do seu amigo Mulai, polo de agora parece que Billy correu mellor sorte.

S1B

Subsaharianos: ¡Hemos encontrado al auténtico Alou!

16:45. Sede de Equus Zebra, A Coruña. Una mujer árabe nos abre la puerta y nos pregunta que qué queremos. (Ni siquiera sabían/recordaban que hoy íbamos allí a proyectar la película Las cartas de Alou e intentar hacer debate con los asistentes)

17:00. Encendemos el proyector y nos sentamos los que estamos, osea: nosotros (S1B), los compañeros del S2F, una amiga del grupo y una señora. Todos resoplamos…

17:10 aprox. Aparece nuestro ángel de ébano salvador por la puerta: ¡el auténtico Alou venía a ver la peli!

El debate prácticamente empezó durante la película. El amigo senegalés nos traducía las partes no subtituladas y cuando se sentía identificado con las situaciones que se daban: “¡Hostia!”. “Así llegué yo”, decía cuando veía al protagonista subirse a una patera rumbo España.

Al terminar la película nos contó eso y muchas cosas más de su historia personal. Alou llegó a A Coruña hace siete años. Primero empezó a trabajar con rumanos, a los seis meses trabajó para los gitanos feriantes. Le pagaron “200€ de mierda”, como él expresaba, por estar todos los días durante dos meses trabajando para ellos. Y todo lo cobró al final, cuando le dieron la patada. Hoy aún conserva el número de teléfono y el recuerdo del dinero que le deben.

Pero sigue la historia…Y esto parece ser sólo una anécdota, porque pronto cambia el rumbo de las cosas, y para bien.

Ahora dice: “tuve mucha suerte, meses después encontré trabajo, novia, amigos… En fin, una vida. La vida que vine buscando.”

Alou llegó a España solo, y sin ningún contacto aquí. Nadie le aconsejó que viniese, simplemente vino.

¿Cómo crees que ven los españoles a tu colectivo? ¿Qué crees que pensamos de vosotros?, preguntábamos. La respuesta es clara: “hay muchas clases de personas en todos los sitios, gente buena y gente mala.”

¿Y tú qué pensabas de los españoles antes de venir? La respuesta es aún más clara: Nada. Y silencio. El amigo Alou, bastante hablador, para esta pregunta sólo nos responde con una palabra que a su vez dice mucho. Dice mucho de cómo los españoles todavía vemos prejuicios en donde no tiene que haberlos, mientras ellos no se hacen ideas equivocadas ni ciertas antes de conocernos. Nos decía: ‘”Somos iguales coño. Salimos, comemos, soñamos, sufrimos, cagamos. ¿Donde está la diferencia?”

Alou se casó con su novia hace cuatro años y le fastidia mucho que la gente opine que ha sido por arreglar los papeles. Al principio, sus suegros no lo querían. Ahora, todos dependen un poquito de él y todos le quieren. Cuando se casó, le pagó a su novia el curso de azafata que tanto soñaba. Hoy cumple su sueño de azafata para Iberia, este fin de semana se van de vacaciones a Francia. (De gratis, :D)

Alou puede ganar cada fin de semana unos 200 € con la venta ambulante, misma cantidad que necesitan sus padres en Senegal para vivir bien un mes.

Alou es feliz, pero sigue encantándole la soledad. Llegó solo, y ahora que está en Equus Zebra desde hace bastante tiempo, él se mantiene “a su rollo”, viene y va, no quiere hacer amigos, porque después se van…

Del fracaso que preveíamos al principio con sólo un subsahariano para nuestro programado debate, hemos conseguido un éxito. Una casualidad perfecta con nombre propio, Alou, que coincide con el del protagonista de la peli, pero éste lo tuvimos a dos metros.

(Aprovechamos para agradecer al S2F su colaboración para que pudiéramos llevar a cabo la actividad planificada. Coincidimos en que, además, ha sido una práctica intergrupal muy fructífera a nivel comunicativo. Ha sido fácil trabajar juntos).

 S1B

Me los llevo al huerto

Compartir. Esta es la palabra que define nuestra próxima práctica. ¿En qué consiste?

En nuestros posts anteriores sobre nuestro Prot, hemos hablado de la experiencia que vivimos el día que acudimos al obradoiro de huertos urbanos en la R.U Burgo das Nacions. Ahora, nuestra idea es compartir con ustedes esa vivencia.

Lo que haremos será organizar nuestro propio obradoiro de huertos en clase. Allí ofreceremos una lista donde los interesados se podrán apuntar. Sin coste alguno a cambio de un día en contacto con la naturaleza. Por supuesto, al estar al aire libre, se harán pausas para los típicos y apreciados pitis.

Una vez hayamos llegado todos al huerto de Burgo das Nacions, procederemos a observar su estado, a comentar que nos gustaría incluir, en qué nos beneficiaría tener este tipo de huertos en casa etc. Posteriormente, tendremos la oportunidad de escuchar las ventajas que nos ofrecen este tipo de huertos, así como su creación, de la mano de expertos que trabajan y colaboran para ODS.

Sin duda, una experiencia gratificante, que además de aprender cosas nuevas como, conseguir ahorrarnos unos eurillos al año, entraremos en un círculo de confianza entre personas que comparten ilusiones similares y sensibilidades semejantes.

Esta vez dejaremos la arena, y granito a granito de tierra podemos crear una sociedad mejor. Dejando a un lado el consumismo y comenzando a compartir.

T2C

Subsaharianos: Las cartas de Alou

Alou chega ao noso país coa idea clara de atopar traballo, movido polas ilusións que fixeron nacer nel as cartas e promesas do seu amigoMulai. Tras dunha accidentada viaxe en patera polo Estreito de Xibraltar, na que coñece casualmente a un animoso musulmán, recorre a península de sur a norte con ánimo de prosperar. Para sobrevivir nun país estranxeiro desconfiado ante a chegada de inmigrantesdebe apoiarse en todo momento noutros coma el que xa pasaron as primeiras dificultades e coñecen o comportamento occidental. Alou intégrase así nun círculo social á marxe da comunidade, xa que tan só contadas persoas o aceptan como é, obviando os estereotipos que imperan na sociedade española. Así comezan para el unha serie de aventuras para atopar traballo: dende recoller froita ata vender bixutería ou coser nun taller ilegal.

Polo seu inconformista pensamento ante o trato inxusto dos brancos cara aos negros, Alou debe sortear distintos obstáculos (pelexas co patrón, intentos de roubo, discusións con funcionarios pola tramitación dos papeis…), ata aprender a tratar aos brancos. A pesar de todo, tamén coñece a cara boa de España, atopa o amor e, cando é deportado, no se rende e fai a promesa de volver.

Cando plantexamos as nosas actividades a realizar para o TS interesámonos polas películas que trataban o tema da inmigración. Sobre todo queríamos traballar coas que falaran dos inmigrantes que veñen de países como Senegal ou Camerún, para poder facer unha comparativa entre a imaxe que ofrece o cine e os casos persoais dos subsaharianos cos que estamos a tratar. Foi Marcelo quen nos falou de “Las cartas de Alou”, e el mesmo nos propuxo que foran os subsaharianos os que deran a súa opinión sobre a película.

Así foi que fantaseamos con proxectar o filme para eles. Dicimos que fantaseamos porque parece que vai quedar aí. Hai quen chegou a chamarnos tolos por pretender que unhas persoas que están pensando en sobrevivir foran perder o seu tempo con nós. A marabillosa idea esvaécese.

S1B

El marginado de Ciencias de la Comunicación

La Oficina de Desenvolvemento Sostible (ODS) y la Universidad de Santiago de Compostela acordaron  hace un par de años colocar un «punto limpio» en cada una de las facultades del campus. De esta forma el alumnado puede ver fácilmente qué cursos y obradoiros se ofertan y, si quiere, reciclar plástico, papel o pilas.

¿Habéis visto nuestro «punto limpio»? Supongo que la respuesta será negativa. Os invito a que lo visitéis la próxima semana: está enfrente de la conserjería. ¿Nunca os habéis fijado? Ah, tranquilos, será porque pensasteis que era el trastero de la facultad. Y, desgraciadamente, no estábais demasiado equivocados; como si se tratase de bultos inservibles, los contenedores de reciclaje y los folletos con actividades (gratuitas, por cierto) que ofrece la ODS están apilados en medio metro cuadrado. Sin embargo, en otras facultades (como Ciencias Políticas), la colocación del «punto limpio» es estratégica: al entrar en el edificio hay una mesa perfectamente ordenada. Si quieres, te puedes parar a mirar qué hay allí, si no quieres, al menos sabes que la cosa va sobre medioambiente.

¿Por qué en nuestra facultad el «punto limpio» está marginado? ¿Os suena el nombre de Álvaro Siza, verdad? ¿Sabéis que se niega a que en el edificio haya algún tipo de basurero distinto de los que él ha diseñado? ¿También se negará a que se usen algunas de sus preciosas papeleras para el reciclaje? ¿Por qué no se puede usar la mesa que hay en la mitad del hall para informar a los alumnos? ¿Por qué el bolseiro de la ODS de Ciencias de la Comunicación no hace nada?

O nadie ha hablado o nadie ha escuchado. O, lo que es peor, el que habló y el que escuchó acordaron que es mejor no quejarse, que pa’que, que hay cosas peores. Y no se por qué, yo creo que sucedió algo así.

T2C

Hoy me tiño de negra

Modelo californiana, rubia, ojos azules y piel blanca. No pasa nada, se le tiñe la piel de negro con kilos de pintura y listo. ¿Pero qué pasa? ¿No hay modelos negras por el mundo? ¿Había 2×1 en pintura negra y han querido recortar gastos?

Esta historia corresponde a un artículo que publica hace unos días El País. Habla de un reportaje fotográfico hecho por una revista francesa que utiliza a la modelo californiana Ondria Hardin. El reportaje se titula Reina africana y para ello tiñen el cuerpo de la modelo de negro. (Podéis ver la noticia aquí.)

Con todo esto, nos hemos dado cuenta de que a nuestro trabajo de seminario le faltaba algún ámbito por abarcar… Como ya hemos explicado en algún post individual, queremos centrar nuestra labor en el colectivo subsahariano: su día a día, la supervivencia, prejuicios, inmigración, racismo, estereotipos… Queremos ver la vida de ellos pero nos hemos olvidado de ellas. Es cierto que estos problemas, por desgracia, afectan a todo el colectivo en sí. Pero, haciendo distinción entre hombres y mujeres, es posible que tengan distintos puntos de vista y que unos y otras sufran de diferente manera.

Queremos contar historias personales, y por el momento, no hemos encontrado a ninguna mujer. Este ya puede ser un dato de cuál es su papel en la sociedad y en sus casas. Con todo, poco a poco, entrevistaremos a este colectivo en la medida en que se presten a ello y les preguntaremos también por sus mujeres.

Por el momento, la noticia me ha parecido interesante. Preguntas: ¿Es escandalizarse por algo que no es para tanto? ¿Admiran la belleza negra y por eso tiñen a la modelo? ¿O es otra forma más de racismo?

S1B

¡Viva el pan ecológico!

Martes a las cinco de la tarde. ¿Qué te apetece? ¿Tomar un café? ¿Dormir la siesta? ¿Leer un libro? ¿Pasear? Pues a Zaira, Elsa, Elena y a mí nos apetece hacer pan ecológico.

Trabajamos con la Oficina de Desenvolvemento Sostible (ODS) de la USC. Mayte es la coordinadora y Tamara la becaria y ambas nos invitaron al Seminario de panadería e repostería ecolóxica, que se impartía el pasado martes 19 a las cinco en la Residencia universitaria Fonseca.

La actividad que realizamos consistió en hacer una encuesta a los alumnos para conocer su perfil y también para saber a través de qué plataformas llega la ODS a la comunidad universitaria.

Dejando a un lado la encuesta (una idea poco creativa por nuestra parte, lo sé), tuvimos una excelente oportunidad para observar el curioso fenómeno social que se produjo entre los asistentes. El grupo era muy variado: desde estudiantes hasta profesores, pasando por la conserje de nuestra facultad o una señora de pelo blanco la mar de simpática. En su mayoría eran desconocidos entre ellos, aunque ¡quién lo diría! Pasados diez minutos, cuando les tocó amasar la pasta de harina y levadura, el volumen de voz de la sala aumentó considerablemente. Se intercambiaban recetas, se reían del poco xeito que tenían, comentaban lo rico que estaría el pan relleno de chocolate fundido,…

Tanto a las chicas como a mí nos gustó mucho apreciar horizontalidad entre individuos desconocidos entre sí.

Estad atentos a los próximos seminarios, sé que vosotros también queréis hacer pan ecológico (o simplemente apreciar que alguien nos trate como a un igual de vez en cuando).

http://www.usc.es/entransicion

T2C