Arquivo do blog

El mundo como tierra extranjera

De Aristóteles, sobre el que comentó mi compañera Paula , pasamos a su maestro Platón con el concepto de Gobierno ideal en relación al texto de Culturas en Contrapunto. El filósofo griego, como todos sabemos, fue de los primeros en teorizar sobre el Estado. Con él se desarrolla parte del legado de su antecesor Sócrates,  de forma que su idea de bien común respondería también a la plenitud y perfección de una sociedad.
Para Platón era necesario que el hombre o mujer ejerciese correctamente su trabajo y su papel como ciudadano, dejando atrás su individualismo. Solo entonces el ser humano podría convivir en paz y armonía.
En la era de la globalización y la democracia, ideas como diversidad cultural, pluralismo, libertad, igualdad, derechos humanos, etc, entran en conflicto con la negación del individualismo de Platón. Y es en este contexto cuando surge una clasificación  sobre los tipos de culturas; el multiculturalismo, el etnocentrismo, el relativismo cultural y el pluriculturalismo o interculturalismo.

thisisafrica.me

Roger Silverstone nos habla de una comunidad ideal en la que conviviesen diferentes culturas en armonía. Los medios de comunicación tendrían un papel crucial a la hora de dar voz a los ciudadanos de esa gran comunidad. Por eso sería necesaria la existencia de medios minoritarios que representasen a ese estrato al que no simbolizan los mass media. La clave, según él, es ver el mundo como una tierra extranjera.

En este sentido, el filósofo alemán Jürgen Habermas piensa que “la sociedad moderna debe criticar colectivamente sus propias tradiciones”. Y por eso es necesaria una esfera pública que favorezca el cambio y refuerce la sociedad. Por otra parte, Silverstone argumenta que “los medios son necesarios a la hora de formar una moral”. No solo deben saber escuchar y respetar a las voces que representan, sino que también tienen la obligación de explicar las causas; el cómo y el porqué de su situación. De esta manera, temas como la inmigración, por ejemplo, según Habermas y Silverstone, no sería un problema en la sociedad actual.

PICALLO DOCE, IRENE BCP 306

¿A qué precio?

Dicen que la entrevista del periodista David Frost al Presidente de Estados Unidos Richard Nixon ha marcado un antes y un después en el periodismo televisivo. El señor Frost fue y seguirá siendo recordado como el periodista que consiguió que Nixon reconociese el verdadero promotor del Escándalo Watergate. El líder del mundo libre había dimitido como consecuencia de la presión social, pero lo hizo sin haber reconocido, hasta la entrevista de Frost, su culpabilidad. Sin embargo, para algunos, Frost no ha quedado exento de críticas, pues ofreció una ostentosa cifra de 500.000 por una entrevista de más de 30 horas. Incluso diversas fuentes indican que fue una cantidad más cuantiosa. De esta manera, hay algunas versiones que indican que aunque la conmovida cara del Señor Nixon indicase lo contrario antes las pantallas, la confesión estaba planificada.

Kienyke.com

Kienyke.com

Según estas fuentes, después de la gran compensación económica que se le había entregado y la clara victoria durante toda la entrevista, esa era la mejor táctica que podría emprender.

Así que cabe destacar que la célebre entrevista ha tenido una gran importancia histórica, y periodística en su momento. Pero tal y como se nos reconoce en el film, no es hasta la última parte del encuentro cuando la entrevista adquiere valor. Frost encarna al periodista que ejerce su papel como contrapoder o cuarto poder. Sin embargo, el mito parece desvanecerse al tener en cuenta la cifra por la que pagó por la entrevista o la supuesta premeditación de Nixon.

PICALLO DOCE, IRENE BCP 306

La marcha de la dignidad

La-dignidad-de-los-nadies-O-388x310

“Esto es una batalla contra el sistema, la policía, el presidente…”. Relata un escritor y periodista. Él es tan solo una de las muchas caricaturas que conforman una odisea anónima, o así se nos presenta el documental, La dignidad de los nadies.

En este cine de testimonio,  la melodiosa voz del narrador nos va desgranando las características que constituyen la realidad de una país entero. Un gran déficit, devaluación de la moneda, recorte en el gasto social, pobreza del 56% y una desocupación del 26%… ¿Nos suena? Claro, porque Argentina parece compartir muchas de las adversidades que presentan los países en crisis. Y así es. Finales del siglo XX, principios del XXI, Argentina sufrió una importante recesión social, política y económica. En 2001, con el llamado ‘Corralito’, entre otras severas medidas por parte del Gobierno, se restringió el dinero en efectivo de las cuentas corrientes, cajas de ahorro, etc.  Como ocurrió en España, el Estado se encargó de saldar las millonarias deudas que los bancos argentinos presentaban. Después de que la sociedad argentina hubiese mantenido durante los años 90 una actitud de pasividad ante el cambio, parece que en esta etapa de recesión la conciencia se transforma. Un recuerdo parecido nos viene a la mente; los movimientos sociales en España como el 15-M, que supuso un incremento de las protestas hasta la actualidad. Tanto en las revueltas de Argentina como de España, se pueden detectar unos puntos de encuentro. Por una parte, sería la buena voluntad de presionar al Gobierno para acabar con la situación y modificar el sistema. Sin embargo, por otra parte, ambos han pecado de lo mismo; una clara desunión a la hora de establecer intereses y resultados.

sensacine

Hay una diferencia abismal entre el rural y la ciudad. Se nos muestran algunos barrios en donde viven personas precariamente y en riesgo de exclusión/ Fuente: Sensacine.com

“El Estado no existe acá”, dice una de las mujeres de avanzada edad de un barrio marginal. “Tenemos una educación de mierda para los pibes” . “Lo que más triste me pone es no poder llevar a mis hijos a la escuela”, añade otra. “Nuestro pueblo no está derrotado, estamos ofreciendo resistencia”, así se muestra otro vecino de la zona. A través del film, nos podemos introducir en varios ambientes de decadencia y pobreza, “abandonados” como dicen algunos, por “los de arriba”. Y es así como se nos presenta Argentina. Un cuadro de seres dignos y coherentes que representan a una población que no tiene recursos para aspirar a una clase de vida mejor. En otros escenarios podemos escuchar frases como “llevo 4 años desocupado”, “lamentablemente somos argentinos”, “¿que me van a dar a mí trabajo, con 62 años?”, “los medicamentos deben ser producidos por el Estado. Son un derecho, no una mercancía”. Para muchos argentinos parece no existir la palabra prosperidad. Y se echa en falta que el film proponga una alternativa viable a unas problemáticas en concreto y no en abstracto como se nos plantean. La perspectiva que nos ofrece La dignidad de los nadies viene marcada por una ideología socialdemócrata. Hay una gran crítica hacia las fuerzas de seguridad y al Gobierno, indestructibles, corruptas y clasistas. De esta manera, la solución que aparenta proponerse es la mejora del Estado del bienestar, de una educación, sanidad, transporte y otros asuntos, así como mayores libertades y protección de los derechos humanos.

¿Quién está detrás de La dignidad de los nadies?

elperroenlaluna

Fernando Solanas, o más bien conocido como Pino Solanas, es el director, guionista y el director de fotografía de este film. Producido por Cinesur S.A, es propiedad del partido político argentino Proyecto Sur, de orientación nacional izquierdista, del que forma parte también Solanas. De hecho, el director del documental es actualmente Senador Nacional por la Ciudad de Buenos Aires. Para contextualizar mejor el sentido de este documental,  es preferible tener información de las ideas que se quieren ensalzar. No obstante, debemos quedarnos con lo más importante, aquello que sin lugar a dudas se ha querido destacar y se ha conseguido alcanzar: dar voz a los que no la suelen tener y dignificarlos.

IRENE PICALLO DOCE BCP 306