Arquivo do blog

Cuentos Absurdos E Historias Sin Sentido

El pasado jueves 25 de abril, Jef Volkjten, escritor colombiano, lanzó su primer e-book. Este libro electrónico, que se titula Cuentos Absurdos E Historias Sin Sentido, recopila 20 relatos que os llevarán a vosotros como lectores a devorar ávidamente cada una de sus páginas.

Portada del libro Cuentos Absurdos E Historias Sin Sentido.

Portada del libro Cuentos Absurdos E Historias Sin Sentido.

Las historias, ambientadas en ciudades como París, Alepo, Santiago, Ámsterdam, Bogotá y escenarios tan particulares como casas en mal estado, pueblos pequeños, tiendas de antigüedades o zonas de recreo de un colegio, prometen una experiencia única en la que el misterio, el romance, la fantasía y hasta la tragedia estarán presentes.

Quizá lo que le da un toque especial a estos relatos es que, como el mismo autor recomienda, hay algunos de ellos que pueden, y deberían, ser leídos con la música que los inspiró y les dio título. Canciones como Isolated System (Muse), Violet Hill (Coldplay) e incluso La Sombra del Viento, melodía compuesta por Carlos Ruiz Zafón, autor de la novela homónima, hacen parte de la banda sonora de Cuentos Absurdos E Historias Sin Sentido.

Si queréis pasar un rato fuera de vuestra realidad y adentraros en una completamente distinta, en un mundo de letras, definitivamente deberíais leer este libro.

Ahora bien, podéis leerlo en línea en este enlace o podéis descargarlo gratuitamente en formato PDF, Epub o Mobi aquí. Además, si os interesa dejarle algún comentario u opinión a Jef Volkjten, podéis hacerlo en su página de Facebook.

Isabela Cantos.
Universidad del Rosario, Bogotá.

Festival Estéreo Picnic, una experiencia más allá de los sentidos

El festival Estéreo Picnic se autodefine como “una verdadera república independiente que funciona bajo sus propias lógicas culturales, sensoriales, gastronómicas y sociales. Un lugar en donde cada año el mundo es distinto por varias horas para el resto de la vida”. Y es que en realidad se esfuerzan por crear un ambiente diferente para los cientos de asistentes que acuden al festival año tras año.

En las tres ediciones que lleva ya ha traído artistas de la talla de MGMT, Caifanes, The Sounds, Tv On The Radio, Lee “Scratch” Perry, Calle 13, Matisyahu, The Presets o Zoé entre muchos otros, consolidándose como uno de los festivales musicales más importantes a nivel nacional. Suele celebrarse el primer fin de semana de abril y este año tiene la particularidad de que se extendió a dos días debido al amplio cartel de artistas que asistieron este año.

Asistentes al Estéreo Picnic. Fotografía por: Camilo Rozo.

Asistentes al Estéreo Picnic. Fotografía por: Camilo Rozo.

El headliner de este año fue la agrupación norteamericana The Killers, la atracción principal debido a la gran fanaticada que han ido reuniendo en los últimos años gracias a canciones que se han convertido en himnos como “Mr.Brightside” o “When you were Young”. Se encargaron de cerrar esta edición el domingo 7 a las 11pm. Entre otras grandes actuaciones del festival estuvo New Order, grupo que logró el pico de su fama en la década de los 80 y que gracias a la nueva onda vintage se han popularizado de nuevo, en su presentación compartieron tarima con el cantante Brandon Flowers quien es un confeso fanático de esta agrupación ya que el nombre de su banda  (The Killers) sale de una canción de New Order titulada con el mismo nombre.

Para José Barragán, que ha asistido a las dos últimas versiones del festival, la expectativa alrededor de este evento era enorme debido al amplio cartel y todas las alternativas que brindó para los amantes de distintos tipos de música “que ahora el festival dure dos días es muy emocionante, el viernes van a ir bandas  grandes como Foals y Two Door Cinema Club y el domingo voy a ver a Café Tacvba y The Killers, todo accesible por los horarios”

Yannis Philippakis (Cantante de Foals). Fotografía por: Juan Felipe Rubio.

Yannis Philippakis (Cantante de Foals). Fotografía por: Juan Felipe Rubio.

En el primer día del festival se destacaron bandas como Foals y Two Door Cinema Club, de las favoritas de los asistentes al evento y que no decepcionaron gracias a la perfecta interpretación de sus canciones y el buen ambiente que generaron con los espectadores. La presentación de Foals fue especial ya que presentaron canciones de su nuevo álbum “Holy Fire” el cual está ganando bastante popularidad con canciones como Inhaler o Late Night que gustaron bastante.

Por el lado de Two Door Cinema Club, interpretaron sus canciones más famosas y otras de su nuevo disco “Beacon”.  Impresionó su gran calidad como músicos y la manera impecable en la que interpretaron todos sus instrumentos, bandas como estas hacen que valga la pena asistir al Estéreo Picnic. También se presentó la banda española Vetusta Morla y el cantante de la agrupación Zoé, León Larregui quien presento su primer disco como solista.

Brandon Flowers y Bernard Sumner. Fotografía por: Camilo Rozo.

Brandon Flowers y Bernard Sumner. Fotografía por: Camilo Rozo.

Este día de festival cerró con la presentación del DJ japonés-estadounidense Steve Aoki  que gustó bastante por el espectáculo que es común en todas sus presentaciones. Para Eduardo Santos, quien asistió al cierre del primer día del festival Aoki fue una de las sorpresas “la verdad no me gusta mucho este tipo de música electrónica pero el show y el hecho de que Aoki se lance al público en un colchón inflable fue muy divertido, el ambiente de fiesta que crea hizo que me gustara mucho el cierre de este día”

El segundo día del festival empezó con las presentaciones de algunas bandas nacionales como Meridian Brothers, Pernett, Esteman y Alcolyrikoz que confirmaron el gran potencial que existe en Colombia, mezclando ritmos como la música caribeña, el rock y el pop entre otros géneros. El hecho de que los organizadores del festival den un espacio para la música nacional es bastante importante debido a la magnitud de este evento, logra dar reconocimiento al talento colombiano.

Una de las sorpresas más gratas de este día fue sin duda Ondatrópica, una fusión entre ritmos caribeños de mitades del siglo pasado con la música electrónica y fusión. Liderados por grandes leyendas de la cumbia nacional como “Michi” Sarmiento y músicos jóvenes como Mario Galeano, lograron dar un toque diferente al festival dándole cabida a la música típica de nuestro país.

Entre los grandes shows de este día estuvo la presentación de los mexicanos Café Tacvba con un espectáculo increíble en donde se escucharon sus canciones más famosas como Ingrata, Eres y El baile y el salón que fueron coreadas por todo el público colombiano que sigue a este grupo. Le siguieron las ya mencionadas New Order y The Killers, las dos insignias de esta edición del festival y que cumplieron su labor con el público colombiano, dos espectáculos dignos de cualquier festival musical en el mundo.

Esteman. Fotografía por: Camilo Rozo.

Esteman. Fotografía por: Camilo Rozo.

Para este día también estaba programada la presentación de la agrupación norteamericana Passion Pit que por un problema con el traslado de sus equipos no pudo llegar al Estéreo Picnic. Definitivamente recomendado venir desde cualquier parte a ver este festival que está creciendo más cada año, una experiencia que va más allá de los sentidos.

Santiago Reyes.
Sara Pineda.
Juan Diego Valenzuela.
Eduardo Santos.

Universidad del Rosario, Bogotá, Colombia.

Incertidumbre y expectativa de los esmeralderos por muerte de Víctor Carranza

La muerte de Víctor Carranza, el llamado zar de las esmeraldas, ha generado una sensación de incertidumbre en la comunidad esmeraldera del centro de Bogotá. En un negocio multimillonario que maneja una informalidad muy grande y que emplea a miles de familias en Boyacá y Cundinamarca, la desaparición del mayor comerciante de gemas crea un vacío que, para los distribuidores locales, puede servir para mejorar las condiciones de su negocio.

Víctor Carranza. Fotografía tomada de la página web Yalosabes.com

Víctor Carranza. Fotografía tomada de la página web Yalosabes.com

Cuando tenía tan solo 8 años, Carranza dejó su pueblo Guateque con la intención de encontrar, en los ríos aledaños a las minas, esmeraldas muy pequeñas que pudiera comercializar. A sus 11 años, se empleó en una mina en Chivor y en 1947 se trasladó para Gachala, Cundinamarca, pues allí se había descubierto una mina.

Los años fueron pasando y el trabajo de Carranza empezó a dar sus frutos, se le empezó a reconocer en el país por su fama de hombre adinerado, pero al mismo tiempo se empieza a rumorar que, a pesar de su aspecto “bonachón”, era una persona tacaña. De esta manera, empieza la disputa en Boyacá por el control del negocio de las esmeraldas que duró más o menos 25 años, esta guerra fue denominada “La Guerra Verde”.

Para enfrentar esta guerra, de la cual salió victorioso, Carranza tomó la decisión de alzar en armas a hombres que trabajaban para su seguridad. Estos conformaron los primeros ejércitos privados que existieron en el país, por ellos, se le asocia a Carranza con la creación del paramilitarismo. Al respecto, Miguel Angel Caro, comerciante de esmeraldas en el centro de Bogotá, afirma que las acciones de Carranza se justifican porque, según él, actuó en defensa propia contra aquellos que querían despojarlo del negocio en el que había trabajado tantos años.

Agrega Caro que el Zar de las esmeraldas tenía una personalidad guerrera que no le permitía pensar en otra salida que no fuera la violencia, pero que ahora, gracias al proceso de pacificación realizado en Boyacá durante los años novena la violencia no es un problema de este negocio. Finalmente, este comerciante afirma que Carranza “intentó defenderse de las agresiones de sus rivales. Cometió muchos errores pero consiguió controlar el negocio, así no haya sido lo mejor para los que quedamos en Bogotá”.

Emerald Trade Center ubicado en el centro de Bogotá. Fotografía por: María Reyes.

Emerald Trade Center ubicado en el centro de Bogotá. Fotografía por: María Reyes.

“La verdad es que Carranza estaba frenando el negocio para los que vivimos en Bogotá”, dice otro distribuidor de esmeraldas y joyas. “Él pretendía monopolizar todo el comercio y vender únicamente al exterior: cualquier piedra que llegara acá, él decía que se la habían robado.” Esta visión es compartida por la gran mayoría de comerciantes de gemas, quienes prefirieron no divulgar sus nombres,  en la Avenida Jiménez, lugar donde se venden las esmeraldas que Carranza consideraba como robadas.

Esta parte del negocio se desarrolla en completa informalidad. Piedras preciosas que valen millones de pesos son vendidas en la calle, como si fueran cigarrillos o dulces. Los guaqueros que vienen de las minas de Chivor, Muzo, Coscuez y Gachalá llegan a este punto con el producido de su exploración, y lo venden a intermediarios que, a su vez, las ofrecen al mercado nacional o a distribuidores independientes. Gran parte de la crítica de los comerciantes locales a Carranza es que, al concentrarse en el mercado exterior, se ignora el mercado local, por esta razón se hacen escasas y caras. Incluso, esto fomenta la informalidad.

Así mismo, Carranza buscó formalizar el negocio bajo su control, intentando modificar los puntos de tratamiento, talla y distribución de esmeraldas, concentrados en el centro histórico de Bogotá. Para tal fin, obtuvo colaboración del gobierno, ya que desde 1992 Juan Manuel Santos, en ese entonces ministro de Comercio Exterior, proponía la construcción de una zona franca exclusiva para el manejo de las piedras preciosas. Hoy en día la Zona Franca de Fontibón tiene grandes laboratorios de tratamiento de esmeraldas para exportación, los cuales eran controlados por Carranza y sus socios.

El gobierno de Santos intenta formalizar la minería en general, con medidas como el decreto 2637 de 2012. Este decreto propone crear un registro único de comerciantes de minerales, con el cual se intenta controlar, entre otras cosas, la minería ilegal de oro y esmeraldas. “Controlar esto así es imposible”, asegura otro comerciante de gemas. “Intentar igualar el negocio de las esmeraldas con el del carbón o el hierro es un despropósito. Acá se busca que uno venda piedras únicamente de minas legalizadas, pero sólo hay tres o cuatro minas legales de esmeraldas, todas de Carranza, y no venden al mercado local. ¿Cómo hago para legalizar las esmeraldas que tengo, entonces?”

Esmeralda. Fotografía por: María Reyes.

Esmeralda. Fotografía por: María Reyes.

Al preguntarle a los esmeralderos si creían que a raíz de la muerte de Carranza empezaría otra guerra por el poder del negocio, ninguno consideró factible esta opción. Afirman ellos que “Si los socios intentan matarse por el control del negocio, habrá problemas, pero no les conviene combatir de nuevo”. Otro comerciante es más explícito. “La verdad uno está ya cansado de la violencia, y lo que quiere es trabajar en paz. No creo que haya que volver a los tiempos de la guerra verde en que nos tocaba a todos andar armados. Ahora sólo queremos explotar las piedras y seguir en el negocio, tranquilos”, afirma.

Julián García.
María Reyes.
Juan Manuel Vázquez.
Susana Angulo.

Universidad del Rosario, Bogotá, Colombia.

El nuevo lenguaje de La Séptima

Las macetas que sostienen las plantas en medio de la séptima son utilizadas como medio para difundir mensajes de forma artística. La iniciativa de instalar materas en la séptima fue una propuesta hecha por la Federación Nacional de Comerciantes y se llevó a cabo a través del Jardín Botánico, el 9 de Abril del 2012. Las plantas adornan todo el largo de la vía peatonal de la séptima y después de un tiempo se empezaron a implementar manifestaciones artísticas en las mismas. Esta idea consiste en escribir una frase en cada maceta añadiéndole un dibujo y de esta forma mostrar una vía más estética, además de hacer reflexionar a la gente con las frases que están allí.

Una de las macetas de la carrera séptima. Fotografía por: Sebastián Hernández.

Una de las macetas de la carrera séptima. Fotografía por: Sebastián Hernández.

Cuando vamos caminando por la séptima hemos podido notar las materas con mensajes que dividen la vía para los peatones y las bicicletas. Al preguntarles a las personas pudimos ver que el común denominador fue el hecho de la urbanidad y la conciencia. Si bien no todos a los que les preguntamos se habían percatado de los mensajes, los que sí lo hicieron rescataron su valor cultural, sincero y legítimo.

Pues bien, las materas tienen mensajes de protesta, de conciencia, de amor, entre otros. De esta forma, le preguntamos a personas adultas y a algunas más jóvenes qué les parecía la forma de comunicación que tenían las materas. Conseguimos que sólo algunos jóvenes a quienes les preguntamos nos respondieran algo más allá de un sí.

Al entrevistar a las personas, pudimos ver que quienes sí se habían dado cuenta del contenido, daban comentarios positivos: “podemos encontrar siempre un mensaje diferente” o “es sincero, limpio y va muy acorde con la séptima”. De esta forma, creemos que estos mensajes significan una forma de comunicación diferente: el hecho de llamar la atención a través de dibujos y frases suele gustarle más a las personas que leer un texto académico. Es por esta razón que algunas personas sonríen y siguen su camino, porque no les toma más de unos segundos apropiarse del mensaje y, por qué no, aprehenderlo.

"No queremos aprender a matar". Fotografía por: Sebastián Hernández.

“No queremos aprender a matar”. Fotografía por: Sebastián Hernández.

Las macetas llevan en su totalidad mensajes positivos, mensajes de esperanza, de inclusión e incluso de revolución. Frases que a algunos pueden parecer repugnantes o inútiles pero que a otros peatones, que transitan a diario por la carrera séptima, induce a reflexionar. Los siguientes mensajes “No queremos aprender a matar”, “el ruido de las armas no permiten escuchar las ideas” a propósito de la marcha por la paz del 9 de Abril, fueron frases que llamaron nuestra atención pues no solo explican la situación de violencia que se presenta a diario en nuestro país si no que representan la voz de la mayoría de Colombianos que no están dispuestos a seguir viviendo entre el conflicto.

La violencia que no solo se materializa con las armas y con las guerrilla, si no la violencia del olvido que sufren los indigentes de la séptima que caminan por el lado de los mismos mensajes de esperanza que nosotros creamos. La violencia que sufre una madre cabeza de familia cuando no le es garantizado un trabajo, con los servicios mínimos, para llevar el sustento económico a su hogar. La violencia que los niños de Colombia viven a diario cuando se les es privada la oportunidad de acceder a la educación y de realizar los sueños que alguna vez imaginaron mientras ayudaban a sus padres a trabajar. Por eso es importante, como lo dice está otra frase “el silencio es olvido, es muerte”, que por medio de estos mensajes no olvidemos lo que sucede a nuestro alrededor, que juntos analicemos la condición de privilegio en la que nos encontramos comparada con la realidad de aquellos que siguen siendo violentados a diario, y que al menos, los peatones que transitan a diario por la vía peatonalizada, seamos invitados a reflexionar y a contribuir para que la violencia no se siga propagando en nuestro país.

"Silencio es olvido, es muerte". Fotografía por: Sebastián Hernández.

“Silencio es olvido, es muerte”. Fotografía por: Sebastián Hernández.

Nos dimos cuenta que estas macetas dicen más que muchos de los libros que nos ponen a leer a diario, y que la gente, no toda, lee esto de manera continúa cada vez que transita por el lugar. Es una muy buena forma de darle habla al arte y es muy buen medio para que la gente vea con frecuencia esto. Algunas materas se han roto, a otras se le han perdido la pintura lo malo aquí no es esto, lo malo es que nos las remplazaran. Si las renuevan tendremos la certeza de ver otras materas con nuevos expresiones eso si ojala por mucho tiempo, cumplan uno de los mensajes que allí aparecen, “nos dejaron plantadas”.

Sebastián Hernández.
Natalia Páez.
Camilo Torres.

Universidad del Rosario, Bogotá, Colombia.

Una tradición entre fotógrafos, palomas y maíz

En el centro histórico de Bogotá se encuentra La Plaza de Bolívar, lugar tradicional que está rodeado por importantes edificios como la Alcaldía Mayor, la Catedral Primada, el Congreso de la República, Capitolio Nacional y el Palacio de Justicia.

Palomas en la Plaza de Bolívar. Fotografía por: Catalina Cortés.

Palomas en la Plaza de Bolívar. Fotografía por: Catalina Cortés.

La Plaza de Bolívar  ha sido epicentro de las relaciones económicas y sociales en Bogotá, además de ser un escenario de expresión cultural, trabajo y turismo. Es el punto de partida para iniciar un recorrido turístico por la Candelaria y los barrios más antiguos de la ciudad.

Allí habitan cientos de palomas que se han convertido en las protagonistas del lugar. Día a día llegan turistas, vendedores, fotógrafos, familias y niños que alimentan y corretean a las aves. Alrededor de esto muchas personas han encontrado como opción de trabajo la venta de paquetes de maíz, arroz o alpiste para alimentar a los animales.

Quienes compran, en su mayoría turistas, desean sacarse una foto rodeados de palomas. La foto instantánea tiene un valor de 5.000 pesos (2,09 Euros) y el paquete de granos cuesta, dependiendo de su tamaño, entre 200 y 1000 pesos (0,08y 0,42 Euros).

Andrés Vera es un fotógrafo que trabaja en el lugar desde el año 2000. Nació en la ciudad de Tunja pero llegó a Bogotá huyendo del conflicto entre esmeralderos en el departamento de Boyacá. Vera cuenta que lleva mucho tiempo trabajando en el lugar y por eso hoy en día ya reconoce a las aves: “Hay dos palomas blancas que son muy finas y un día llegó una señora acá y las dejó votadas, muy seguramente se cansó de tenerlas”.

Paquetes de maíz. Fotografía por: Catalina Cortés.

Paquetes de maíz. Fotografía por: Catalina Cortés.

Sin embargo, cuenta que uno de los problemas más recientes de su trabajo es que muchas personas que visitan la Plaza ya no pagan por tomarse fotos con las palomas. Esto se debe a que llevan sus propias cámaras y en ocasiones los extranjeros van acompañados de guías turísticos quienes les recomiendan no pagar por el servicio, pues dicen que podrían ser víctimas de estafa.

Otra situación que se vive a diario es la gran cantidad de conflictos que hay entre los vendedores, pues algunos de ellos son habitantes de la calle o consumidores de droga rehabilitados y por esa razón generan desconfianza en la gente.

Por otro lado, estas personas se han convertido en personajes importantes dentro de la Plaza. Incluso algunos medios de comunicación las buscan para hacerles entrevistas sobre el centro de la ciudad porque usualmente los vendedores conocen muchos detalles sobre su historia.

Dabeiva es una mujer que ha vivido gran parte de su vida en la calle y ahora trabaja en la Plaza.  Ella ha hablado en importantes cadenas de radio y televisión gracias a su pasión por compartir lo que sabe acerca de Bogotá: “Nunca estudié ni sé escribir, pero me gusta leer. Por eso he aprendido mil cosas que nadie sabe sobre la ciudad. Yo vivo de hablarle a la gente y contarle historias”, afirma.

Dabeiva con las palomas. Fotografía por: Catalina Cortés.

Dabeiva con las palomas. Fotografía por: Catalina Cortés.

El lugar también es escenario de la conservación de algunas creencias populares. Por ejemplo, los vendedores cuentan que a dos calles de ahí vive una bruja que utiliza a las palomas para practicar ritos con el fin de que las personas encuentren su alma gemela. A cambio de 200.000 pesos (83.75 Euros) las personas participan de una ceremonia para conocer su destino en el amor.

La Plaza de Bolívar es reconocida por sus palomas, sus trabajadores y las personas que la visitan. Es uno de los lugares más reconocidos en Bogotá y en ella han sucedido grandes acontecimientos que han marcado la historia nacional. La mayoría de bogotanos y personas que conocen la ciudad han ido alguna vez a este lugar, pues hace parte de la tradición capitalina y en torno a ella se reúnen diferentes aspectos de la cultura colombiana.

Daniela Amórtegui
Catalina Cortés
Andrea Torres

Universidad del Rosario, Bogotá, Colombia.

El arte latinoamericano llega a La Candelaria

La Candelaria es reconocida como un centro cultural, donde se pueden encontrar cientos de actividades que tienen que ver con música, literatura, pintura, danza, teatro y otras manifestaciones artísticas. Desde improvisaciones callejeras hasta conversatorios de música clásica, todo tipo de público puede disfrutar de eventos que se ajusten a su gusto. El barrio atrae no solo a las personas que frecuentan el lugar, sino a gente de otras ciudades e incluso de otros países.

Museo de Arte del banco de la República. Fotografía por: Alejandra Sánchez.

Museo de Arte del banco de la República. Fotografía por: Alejandra Sánchez.

Uno de los lugares que atrae más la atención es el Museo del Banco de la República. Ahí llegan distintas exhibiciones de arte, especialmente de pintura y fotografía, y es un punto de encuentro para los amantes de este tipo de expresiones. Tradicionalmente, las exposiciones han sido de artistas predominantemente europeos, pero este año han dado un giro y se han enfocado más en el arte latinoamericano.

Isabel Cuellar, guía de la exposición Arte al paso, aseguró que esta y Urbes Mutantes hacen parte del conjunto de proyectos latinoamericanos que el Banco de la República quiere exponer este año. Una espectadora que visita constantemente estas salas de exposición destacó la labor del Museo de tener exhibiciones sobre Latinoamérica, pues siempre había visto exposiciones sobre y provenientes de Europa; además, dijo que esta es una buena forma de que los países latinos se apoyen entre sí.

La mayoría de quienes visitan el museo son conscientes de la importancia del evento, y reconocen que es fundamental que se muestre el arte latinoamericano. Es esencial conocer el arte en nuestro contexto, ya que la visión que se suele dar de este es muy eurocéntrica: conocemos a Monet, a Kandinsky y a Da Vinci y somos capaces de hablar de sus obras como si estuvieran a nuestra disposición a la vuelta de la esquina. De Frida Kahlo, en cambio, casi no sabemos nada. En otras palabras, hay artistas latinoamericanos de importancia en el ámbito mundial que pocos conocen en sus propios países.

También existen aquellos que consideran que el arte no tiene nacionalidad y, por ende,  no tiene gran importancia el origen de los expositores. En cambio, algunos consideran que resulta mucho más fácil acercarnos al arte latinoamericano que al arte de origen extranjero, ya que el primero es mucho más asequible porque estamos en el entorno que lo origina.

Sala de exposición. Fotografía por: Alejandra Sánchez.

Sala de exposición. Fotografía por: Alejandra Sánchez.

Quienes quieran visitar las exposiciones deben tener en cuenta que Urbes Mutantes ha estado abierta al público desde el 28 de febrero y estará hasta el 27 de mayo, y Arte al paso ha sido expuesta desde el 22 de marzo y seguirá hasta el 24 de junio de este año. El Museo, ubicado en el centro de Bogotá (Calle 11 con Cra. 4), está abierto todos los días excepto los martes. De lunes a sábado el horario es de 9:00am a 7:00pm, y los domingos y festivos de 10:00am a 5:00pm. La entrada es gratuita.

María Fernanda Castro
Lucas d’Auria
María Paula Hernández
Alejandra Sánchez

Universidad del Rosario, Bogotá, Colombia.

Hogwarts Colombia, el grupo de fans de Harry Potter que trae la magia a Bogotá

Desde hace 5 años, el grupo de fans de Harry Potter en Bogotá se reúne periódicamente para ofrecer tardes mágicas de diversión a jóvenes y adultos aficionados a la saga creada por la escritora británica J. K. Rowling.

El 9 de febrero del 2008 nació Hogwarts Colombia Bogotá, como parte de una iniciativa impulsada por la página web Harry Latino de crear comunidades locales de fans de Harry Potter en todos los países de habla hispana.

Logo de Hogwarts Colombia Bogotá. Tomada de la página web HarryLatino.

Así se identifica Hogwarts Colombia Bogotá en la página web HarryLatino.

“Hace un tiempo, un grupo de usuarios de la misma ciudad se reunieron para quebrar las fronteras del tagboard y concretar su amistad en vivo y en directo. Luego ese grupo fue creciendo con más personas de su misma ciudad y decidieron ponerle nombre a su grupo. Así nació HL Uruguay”, cuenta Vito, quien era el director de Harry Latino en ese entonces, en su blog.

La página, que ya reunía miles de fans virtualmente, decidió que era hora de fomentar que las amistades cultivadas en su sitio web trascendieran a la realidad. Querían que el fenómeno de Harry Potter creciera. Por eso, crearon un espacio llamado HL Local en el que pedían a los fans formalizar grupos por ciudades y reportarlos en la página.

Hoy en día existen HL Locales en  40 ciudades repartidas entre 10 países de habla hispana: Argentina (CHP y Mar del Plata), España (Andalucía, Cataluña, Galicia, Madrid, Valencia y Valladolid), Bolivia, Costa Rica, México (Chiapas, Guanajuato, México, Michoacán, Monterrey, Saltillo, Tijuana y Toluca), Colombia (Bogotá, Medellín, Cali, Manizales, Bucaramanga, Cúcuta, Ibagué, Barranquilla, Cartagena, Armenia, Popayán y Tunja), Ecuador (Guayaquil y Quito), Panamá, Perú y Venezuela (Caracas, Barquisimeto, Valencia, Táchira, Puerto La Cruz y Maracay).

Foto del grupo HL Galicia. Tomada de la página de Facebook de HL Galicia.

Foto del grupo HL Galicia. Tomada de la página de Facebook de HL Galicia.

De los 12 grupos presentes en Colombia, el de Bogotá es el más numeroso, pues  cuenta con 470 usuarios registrados en su página de Facebook y más de 25 miembros  activos en cada reunión.

“Hacemos 11 reuniones, una por cada mes exceptuando enero. Además, nos reunimos para ir a la Feria del Libro y al Salón del Ocio y la Fantasía (SOFA), así que en total son 13 reuniones al año”, dice Diana Cárdenas, jefe del grupo Hufflepuff y encargada de las relaciones exteriores de Hogwarts Colombia Bogotá.

Además de las reuniones mensuales, a veces se hace lo que los miembros de este grupo denominan “extrareus”. Estos encuentros no oficiales consisten en que un grupo pequeño de miembros se reúne para ver una película, celebrar algún cumpleaños o incluso discutir sobre el futuro del grupo o de las últimas novedades del mundo de Harry Potter.

Grupo de Hogwarts Colombia Bogotá en la reunión del mes de marzo. Fotografía cortesía de: Isabela Cantos V.

Grupo de Hogwarts Colombia Bogotá en la reunión del mes de marzo. Fotografía cortesía de: Isabela Cantos V.

Abundan los grupos de fans que, así como los integrantes de Hogwarts Colombia, comparten sus gustos a través de las redes sociales y se reúnen a pasar un buen rato. Entre dichas comunidades están Conexión Vampírica Colombia, amantes de la saga de Crepúsculo; Carolina Andújar FC, lectores fieles de las obras de la mencionada escritora colombiana; y otros grupos de gustos más diversos como Speculum, comunidad promotora de deportes alternativos.

Los fanáticos del manga, los comics y los superhéroes no se quedan atrás. Existe para ellos el Salón del Ocio y la Fantasía, evento anual realizado en Corferias desde el año 2009. Durante sus tres días, el SOFA congrega a miles de personas para disfrutar de concursos de cosplay, bandas de j-pop y k-pop, competencias de tiro con arco y diferentes espacios para conseguir todos los productos relacionados con el anime, la ciencia ficción y los videojuegos.

Logo del Salón del Ocio y la Fantasía 2012. Tomada de la página web de SOFA.

Logo del Salón del Ocio y la Fantasía 2012. Tomada de la página web de SOFA.

La gran cantidad de personas que reúne el SOFA es muestra de la acogida que tiene en el país este tipo de tendencias. Esta convención llega a ser un espacio para conocer acerca de las comunidades de fans similares a Hogwarts Colombia, que incluso realizan actividades relacionadas con los libros o los comics de su interés.

Suelen ser más conocidas las llamadas tribus urbanas, como las de skin heads o punks, que se reconocen por su forma de vestir y el gusto que comparten sus integrantes por el mismo género musical. Sin embargo, el número de seguidores en las redes sociales de comunidades como Hogwarts Colombia está en aumento. Estos grupos de fans representan un espacio de interacción distinto a los habituales que, como éstos últimos, no están exentos de recibir comentarios positivos y negativos.

En los comentarios negativos está presente el rechazo por lo diferente, que se hace evidente en los apodos usados para llamar a los integrantes de comunidades como las ya mencionadas. Es común escuchar a la gente hablar de los miembros de ciertas tribus urbanas como los rebeldes, los locos o los que buscan llamar la atención. Lo mismo ocurre con los fans de sagas como Crepúsculo o Harry Potter, y los de anime y superhéroes, que suelen ser llamados ‘frikis’ por lo extravagante o inusual de sus aficiones.

Si los integrantes de dichas comunidades se ven afectados o no por los comentarios negativos es un asunto que debe ser discutido, pero lo que llama la atención sobre la existencia de estos grupos de fans es la posibilidad que brindan a sus integrantes de compartir con otros sus gustos e incluso salir de la rutina y llevar a la realidad aquello que parece existir únicamente en los libros, como lo hace la comunidad de Hogwarts Colombia. Son grupos de diversión y de amistad que evidencian el deseo de hacer colectiva la pasión por una saga o por un hobby, y de hacer de su afición un espacio de interacción real y virtual.

Isabela Cantos V.
María Alejandra Cortés.
María Paula Gómez.

Universidad del Rosario, Bogotá, Colombia.