Arquivo do blog

La comunicación científica: de puertas para fuera

Como ya adelantó Álvaro en su post, ayer fuimos a hacerle una visita a Ángel Carracedo, el director del Laboratorio de Medicina Genómica, y el pegamento que une a uno de los grupos más importantes de investigadores en este área de la medicina.

Recepción del Laboratorio de Medicina Genómica.

Recepción del Laboratorio de Medicina Genómica.

Dentro del laboratorio hay un sinfín de máquinas, probetas y gente con bata blanca muy concentrada. Es como en las películas. Son un grupo de más de 120 personas, de 15 nacionalidades diferentes que trabajan para lograr mejoras en la ciencia. Pero no queremos que os quedéis con lo que hay, sino con lo que no hay: no hay ninguna persona que se encargue de llevar la comunicación de uno de los laboratorios de medicina genómica más importantes del mundo. “Sería una pieza muy importante dentro del equipo”, nos aseguró Carracedo. La pregunta es: si tan importante es un periodista en el equipo, ¿por qué no hay ninguno?. Poderoso caballero don dinero. Resulta que la Universidad solo paga dos sueldos y ahí hay más de cien personas. No hay dinero para periodistas.

 La comunicación de cara al exterior

Aún así, habrá más periodistas que aunque no estén dentro del laboratorio llamarán y se interesarán por lo que pasa ¿no?. Sí. Hay un periodista científico en toda Galicia que suele llamarlos, pero lo normal es que “si no descuelgas tú el teléfono y los llamas a ellos no sales en ningún lado”, nos explicaba Carracedo.

“No tenemos ninguna estructura de comunicación de cara al exterior. Nuestras instituciones tienen oficinas de prensa pero estamos desconectados. Yo particularmente soy muy activo, le doy mucha importancia a la divulgación, porque me parece que si hay una desintonía entre lo que haces y lo que la gente entiende tenemos un problema en la vida real”. Precisamente por la falta de interés por parte de muchos periodistas en esta materia, las novedades en las ciencias quedan más bien relegadas a revistas especializadas. Carracedo sabe que esto es así, y por eso acude  siempre que su agenda se lo permite a institutos u otros lugares a dar charlas sobre el mundo científico. Esta es una de sus conferencias, precisamente sobre la divulgación.

La comunicación dentro del laboratorio

Carracedo nos guió por el laboratorio hasta el lugar en el que se produce la mayor parte de la comunicación entre los científicos que trabajan con él: la salita del café. Ahí dentro había una docena de personas que a pesar de investigar sobre distintos temas se reúnen en las horas de descanso para conversar. Al margen del  escaso tiempo libre, hay reuniones con cada grupo de investigación cada semana, y una vez al mes se reúnen todos juntos. Al ser un laboratorio tan grande hemos decidido que vamos a dividirnos y cada uno de nosotros se encargará de observar a un grupo diferente a lo largo del mes que viene.

La próxima semana vamos a quedar con uno de los periodistas del gabinete de comunicación de la USC, Roberto Castro, para que nos de su opinión sobre lo que nos ha contado Carracedo.

Titorizado 141 D00