Arquivo do blog

“En manos de trileros”

Gobernar España parece que se ha convertido en un juego, una labor llevada a cabo por los especialistas en el fraude de las palabras. Desde el propio seno del Partido Popular han reconocido tener un lenguaje diferente para la campaña electoral que para ahora que están en el poder, según ellos una vez llegados a la Moncloa ya se puede decir “la verdad”.

Realmente no practican el juego de la verdad, sino el del engaño para intentar despistar. Abres el periódico, lees una entrevista a alguno de nuestros ministros y observas el alcance del “timo”, en tu propia cara, a sangre fría. Los ministros españoles son los únicos en instalar el copago sanitario para garantizar la continuidad de la Sanidad pública, universal y gratuita. O subir las tasas universitarias para mantener la igualdad de oportunidades. O tirar por tierra años de diálogo social para proteger los derechos de los trabajadores.

Todo ello aderezado con las mejores palabras posibles: no digamos congelar el salario mínimo llamémoslo “mejorar la competitividad”, el Gobierno no facilita el despido sino que “flexibiliza el mercado laboral”, … Así es como cada viernes como el Gobierno actualiza la mente de los ciudadanos, eso si,  dejando claro que estos “esfuerzos” son producto de la “herencia recibida”.

COMESAÑA RÚA S1A 1B3

LLamazares e os seus “tuits”

É que a vida nas redes sociais dan para moito. Fálovos de comunicación e políticos, eses seres que de cando en vez baixan do seu “Olimpo” ó mundo terreal para facer o que o común dos mortais chamamos “twittear”. Pois Gaspar LLamazares para mín é o paradigma de “twitterman”, xa que supoñendo a priori que sexa él en persoa o autor dos mesmos pódese dicir que non para. Quen siga a este home pode saber que ata interactúa cos cidadáns, e rebate o tema do día creando un mini-foro paxareiro que non pasa desapercibido. Por suposto a crítica á dereita española, á reforma laboral e a un longo etcétera enche case sempre os seus 140 caracteres, ademáis utiliza para isto unha linguaxe propia do pobo chan, sen demasiadas rimbombancias. Un non sabe,de feito cál é a fronteira entre LLamazares como imaxe de Izquierda Unida ou LLamazares a título persoal ou si se confunden os papeis. O que ninguén dubida é que está en campaña eterna, e polo menos da a cara co seu electorado. Se se compara o uso que fai Gaspar LLamazares do Twitter có de outros políticos coma Mariano Rajoy, presidente do país a diferencia é evidente. Tanto Rajoy (será a título persoal?) coma Wert limítanse a ir contando todo o que fan,case nunca escriben nin as impresións, nin críticas,coma teletipos de noticias. É certo que cada vez máis persoeiros públicos se suman ó movemento twitteiro para achegarse máis ó pobo,a diferencia radica na maneira de comunicar. Ábrense novas ferramentas electorais, e está por ver que consecuencias vai traer.

Diario Público 3-9-11:A importancia do Twitter na política:

http://www.publico.es/espana/394372/twitter-marca-la-votacion-de-la-reforma

Leiro Magdalena S2B 2A4

Image

Captura do Twitter de Llamazares.

Comunicación política

Desde los tiempos del mundo clásico ha existido siempre un interés por la relación mantenida entre las instituciones políticas y su forma de comunicarse con el pueblo. Acontecimientos recientes en los EEUU, concernientes especialmente a la televisión como medio de comunicación de masas, han despertado interés por este tema.

En la actualidad podemos hablar de un enfrentamiento constante entre los gobiernos y los medios de comunicación por mostrar un punto de vista u otro de cuanto acontece. La televisión hizo aumentar exponencialmente este hecho y los gobiernos se ven en el compromiso de comunicarse con millones de personas de una forma clara y precisa. Comienza a verse entonces una dependencia de la TV para los gobiernos que no pueden salvar.

En el film norteamericano del Larry Levinson Wag de Dog (1997) podemos ver la sátira política de cómo un asesor de la Casa Blanca contrata a un productor de Hollywood para “inventar” una guerra con Albania, transmitirla por televisión, y así distraer al público norteamericano de un escándalo sexual que involucra al presidente. La película, basada en una novela de Larry Beinhart, coincidió con el punto más caliente del Caso Lewinsky. Tráiler: http://www.youtube.com/watch?v=CNo0BicRM8k

¿Resulta siempre conveniente la aparición excesiva en los medios? Parece ser que sí, pero trae consigo otra serie de problemas, como puedan ser una mayor exigencia informativa a todo cuanto se lleva a cabo o una magnificación de acontecimientos políticos que carecen de importancia.

Muñoz Alonso, Alejandro; Rospir, Juan Ignacio, Comunicación Política, Editorial Universitas, Madrid, 1995.

Seijas Rodríguez S3C

Los debates electorales

La comunicación en la política es extremadamente importante, es casi tan importante lo que se dice como la manera en que se dice. El orador debe tener en cuenta varios factores que pueden jugar a su favor o en su contra. En primer lugar debe tener en cuenta el escenario: no es lo mismo estar sentado en una mesa redonda y tener a tu contrincante en frente que estar en un atril. La mesa propicia la interacción y crea un debate más rico, el orador puede llegar a olvidar que está siendo grabado por una cámara. En el atril el discurso está mucho más orientado para el público y la interacción entre oradores es menor. El que mejor consiga adaptarse al escenario será el que gane el debate: un escenario pide una forma de comunicarse y otro otra. También es importante la ropa. Así, el orador se puede mostrar formal, informal, con colores sobrios, alegres… todo esto depende del mensaje que le quiera transmitir al espectador. Los gestos acompañan su imagen. Hay personas que tienen una gran variedad de gestos y otras muy pocos. Lo primero no tiene porqué ser negativo, hay muchos oradores que se reconocen por un gesto particular como es el caso de Mariano Rajoy.

Pero lo más importante son las palabras. Conocer el poder de las palabras es fundamental a la hora de construir un discurso. Hay palabras a las que se les asocia un significado negativo y a otras positivo. Por ejemplo, si defendemos una postura a favor utilizaremos palabras positivas como vencer mientras que si vamos en contra utilizaremos palabras negativas como derrotar. No es exactamente lo mismo decir que el Deportivo venció al Celta que el Celta fue derrotado por el Deportivo.

Debate electoral Alfredo Pérez Rubalcaba vs Mariano Rajoy: http://www.youtube.com/watch?v=rCqSL1leNtI

Cruz Portela, S1C, 2A3