Arquivo do blog

Lenguaje de abanicos

El abanico, además de convertirse en un elemento indispensable en la indumentaria de una época, se constituye en un instrumento de comunicación ideal en un momento en el que la libertad de expresión de las mujeres estaba totalmente restringida.

Cuando las damas del siglo XIX y principios del XX iban a los bailes eran acompañadas por su madre o por una señorita de compañía, con el fin de que éstas velasen por su comportamiento. Las señoritas de compañía eran muy celosas en el desempeño de la labor que se les encomendaba por lo que las jóvenes tuvieron que inventarse un medio para poder comunicarse con sus pretendientes y pasar desapercibidas.

Este objeto se convirtió en un auténtico parapeto de todo un repertorio que iba desde las sonrisas ingenuas, hasta auténticas declaraciones de enamorados.

Existían diferentes lenguajes del abanico pero todos ellos utilizaban como regla común la colocación del objeto en cuatro direcciones con cinco posiciones distintas en cada una de las cuatro. Con ese sistema se iban representando las letras del alfabeto.

Pero además de esa regla general, había ciertos gestos con significado ya conocido por todo el mundo.

Aquí os dejo un tutorial de Elvisa, una parodia de cómo expresarse con los abanicos:

Baamonde Bermúdez S1C, 1A2

Aposematismo

El aposematismo es un fenómeno que consiste en que algunos organismos presenten rasgos llamativos a los sentidos, destinados a alejar a sus depredadores. Es una perfecta forma de comunicación no verbal animal, ¿no es entonces similar a la forma de vestir? Yo creo que si, único que el aposematismo viene dado por naturaleza y no lo elige cada individuo.

En los animales el aposematismo es casi siempre defensivo, buscando el reconocimiento como peligrosos por posibles depredadores. El ejemplo más inmediato lo ofrecen las avispas o las mofetas, que con sus colores llamativos avisan de la inconveniencia de aproximárseles. No siempre las señales son visuales: están las serpientes de cascabel, con su distintivo aviso sonoro. Para que las señales sean efectivas debe haber un conocimiento de su significado por el posible atacante, conocimiento éste que llega efectivamente en forma de respuesta instintiva (heredada), o de reacción de evitación aprendida tras una mala experiencia.

Es un caso absolutamente cierto de comunicación interpersonal, bueno, en realidad interanimal, lo que nos indica que en el fondo, por muy evolucionados y superiores que seamos, somos lo que somos, animales.

Baamonde Bermúdez S1C, 1A2

Lucha por llegar a lo más alto: La competitividad periodística y no periodística.

El sábado por la noche, en un largo período de insomnio, se me ocurrió hacer zapping en los 50 canales que tengo contratados en casa ( la mitad sobran, no sé para qué tanto canal) y encontré una película que iba sobre mi tema favorito : “los informativos en televisión”.

La película se titulaba “El Reportero: La leyenda de Ron Burgundi” una comedia agria,  basada en los años setenta, en la que Ron Burgundi es el presentador más famoso de la Ciudad de San Diego (en el Canal 4)

Todo eragenial en la vida de Ron, era famoso, un periodista reconocido, cobraba un buen sueldo etchasta que llegó Verónica Corignstone ( Cristina Applegate),

una reportera feminista y ambiciosa con ganas de escalar a lo más alto. A Ron le pareció incluso gracioso que “una mujer intentara ser reportera”(son los años 70 en EE.UU)  e incluso se  lió con ella. Pero las tornas cambiaron cuando Verónica lo tuvo que sustituir como presentadora de las noticias. Ninguno de sus compañeros la apoyaba, ella era el hazmereir de toda la redacción (cargada de hombres dispuestos a no perder su virilidad). Se suceden una serie de luchas, de competitividades por conseguir ser el presentador más famoso de San Diego. El drama de Ron llega cuando una compañera de Verónica se entera de que él lee al pie de la letra todo lo que pone en el teleprompter. Se puede ver cómo acaba esto, a Ron en la despedida le escriben “que te enculen San Diego” cosa que hizo que arruinara su carrera y que más adelante se solucionaría. Pero esta no es la única historia de competitividad periodística, pues entre los diversos equipos informativos de la ciudad también existe dicha rivalidad. Los equipos informativos mantienen una lucha (literal) cual bandas callejeras que luchan por conseguir su territorio e incluso se pisotean unos a otros en el momento de cubrir noticias (un reportero de la televisión pública tiró a Verónica a la jaula de los osos cuando estaban cubriendo una noticia en el zoo, para que ésta no le quitara el mejor plano para captar una imagen)

Esto me llevó a pensar el nivel de competitividad que se tiene que soportar en profesiones de este calibre, pero lo peor de todo es que esta competitividad se aprecia incluso en la carrera, donde el compañerismo se pierde por un simple 10 en un trabajo. Donde, en muchos casos, no se ayuda al prójimo por el mero hecho de ver que lo va a hacer mejor que nosotros. Pero creo que esto no pasa solamente en periodismo, si no en derecho, en farmacia, en medicina. En todas las profesiones existe esa competitividad tan buena como insana. Pues ayuda a escalar puestos pero elimina el compañerismo.

Asensio Castro Carlos, GBCP

El VIH, un antes y un después.

Se me mezclan los recuerdos. Estaba en el instituto, en la recién inaugurada asignatura de “Ciencias para o Mundo Contemporaneo” y la profesora nos llevó a la sala de video para enseñarnos una película sobre el descubrimiento del VIH y los turbios comienzos para considerarla enfermedad como tal. El problema surge cuando en mi memoria estas imágenes, de los años 80’s en San Francisco, se mezclan con la maravillosa Mi nombre es Harvey Milk. La estética es demasiado similar, y la temática, aunque no es la misma, tiene cierta similitud, ya que en la segunda se trata la integración social de los homosexuales, y en la primera, el descubrimiento del SIDA, cuyo nombre común, al principio fue “cáncer gay”.

Bendito filmaffinity y google. La película en cuestión es En el filo de la duda.

El caso, lo que quiero comentar con esto, y debo añadir, que la mejor película para comprenderlo es Philadelphia, es que la visión social del VIH y de las personas que lo padecen ha cambiado desde la época en la que estas obras están inspiradas hasta la actualidad, no demasiado, desgraciadamente, pero algo sí.

En los 80’s la gente con SIDA eran parias de la sociedad, despojos; aún hoy en muchos casos la gente los considera así, pero afortunadamente las mentalidades se van abriendo y poco a poco la gente comprende que no por el hecho de hablar con una persona que padezca esta enfermedad te contagias, y que con los tratamientos actuales pueden realizar una vida completamente normal, como todos los ciudadanos.

Ahora bien: ¿los recortes en sanidad harán más difícil aún esta integración? Habrá que verlo.

Baamonde Bermúdez, S1C, 1A2

El ser humano es imprevisible.

Con todo lo que estamos pasando y todavía hay gente que sigue con la esperanza de seguir adelante. Es el caso de Justo Gallego, un ex monje natural de Majadaonda del Campo (comunidad de Madrid) que está construyendo con sus propias manos una catedral en dicho pueblo.

Justo trabaja cada día en su catedral sin ningún tipo de ayuda por parte de la Iglesia Católica, las únicas manos que a veces se le añaden son las de sus sobrinos y las de algún esporádico voluntario. La catedral se encuentra en unos terrenos los cuales él ha heredado. La cúpula del futuro complejo religioso mide cuarenta metros de alto y será dedicada a “Nuestra Señora del Pilar”, madre de Dios.

Gran admiración es lo que creo que se debe sentir por este señor, ya que él lo único que quiere es ver cumplido su sueño, el de ver su catedral construida antes de morirse. Con esto no quiero ni introducir ningún tipo de tema religioso, pero a veces es cierto el refrán de que “la fe mueve montañas”, y creo que a este hombre le está dando resultado. Opino que debemos pensar un poco, ya no sólo en este hombre, si no en nosotros mismos y en nuestro futuro, como periodistas, como padres, como lo que sea. Opino que debemos tener perseverancia y confiar un poco, aunque resulte difícil, en el ser humano, porque como dice este anuncio de una conocida marca de refrescos “El ser humano es imprevisible”.

Asensio Castro, Carlos GBCP , Tit 1A2

“ProT: Lo blanco y lo negro”

Cuando decidimos entrar en la Cruz Roja para realizar el trabajo ProT, nuestras expectativas eran distintas.  Creíamos que su labor principal, tal y como expone en su programa, era auxiliar al Estado en aquellos servicios de ayuda social que no cubría. Y así lo demostraron en uno de los departamentos en los que colaboramos, pero no en el otro.

Esta organización está dirigida a diferentes personas sociales, a saber: inmigrantes, mujeres en peligro de exclusión social, parados, ancianos dependientes e independientes, personas con discapacidad y personas sin hogar.

Particularmente, nuestro trabajo se ha centrado en los departamentos de Mediación Social con ancianos y en la plataforma de búsqueda activa de empleo, EBAE. En el primero de ellos, nuestra labor consistía en ayudar a ancianos a hacer manualidades; en el segundo, asistir a parados para conseguir empleo.

El trabajo con ancianos fue realmente satisfactorio; la labor que desempeñan tanto los voluntarios como los trabajadores de la Cruz Roja es inestimable. No obstante, en el otro departamento en el que colaboramos, no creemos que la ayuda que prestan sea la necesaria ni que ayude a las personas en paro a encontrar un trabajo.

Cruz Roja se proyecta hacia el exterior como una organización, como ya apuntábamos anteriormente, que auxilia al Estado. De hecho, sus campañas de comunicación y publicidad apuntan hacia esa dirección. De esta forma, se proyectan como una organización que vela por la integración laboral y social, la acogida, socorro y emergencia, y la sensibilización medio ambiental y de violencia de género. No obstante, no es todo tan bonito como lo pintan. Como ocurre con todo, evidentemente.

Una de las razones principales puede ser que Cruz Roja actúa a nivel nacional (con colaboraciones en el extranjero). Aunque nuestro ámbito de actuación se redujo a Santiago de Compostela, las decisiones importantes las toma el presidente general a nivel estatal, junto con la comitiva formada por los diferentes socios y voluntarios.

En cuanto a la red con la que trabajan y se desarrollan (en referencia únicamente a EBAE), la Cruz Roja recibe información de la Xunta de Galicia y diferentes medios de comunicación gallegos para actualizar su bolsa de empleo.

Dicen que la magnitud verdadera de la vida está en las cosas pequeñas que decimos y hacemos. Aplaudimos la labor de los voluntarios, ya que sin ellos probablemente la Cruz Roja no sería posible.

Valencia Bermúdez, S3D 4B2

Los Sonacirema.

Antes de comenzar , leed este texto: Los sonacirema

Ahora yo os pregunto ¿Qué son los sonacirema?

Aquí tenéis la Solucón a esta incógnita y mi Post de esta semana que va sobre el etnocentrismo (esto es una pista)

Asensio Castro GBCP

Adeus ríos! Adeus fontes..

Con la distancia y la impotencia de ver uno de los recuerdos de mi infancia destruidos, este fin de semana me he sentido identificado con Ideafix, el perro de Obelix que lloraba cada vez que cortaban un árbol.  Este fin de semana se han quemado las Fragas do Eume, allá se van uno de mis recuerdos de mi niñez, niñez que  asocio a los versos de Rosalía de Castro, al Bosque encantado, a un lugar donde perderse y encontrarse. Algunos comparan la situación con el Prestige, quizás no sea petróleo, son robles y castaños, son nuestros bosques. Igual es el momento de llorar por los árboles centenarios, por los robles y carballos, por Caaveiro que se ha salvado de milagro.

As Fragas son un sitio mágico, para mi generación es parte de una conciencia colectiva que hay que respetar y cuidar. Nos pertenecen a todos los gallegos, y debemos cuidarlos. Y sin embargo esta vez hemos fallado en cuidar esta joya. A este paso de calamidades y desastres poco va a quedar de naturaleza. Precisamente por ello debemos cuidar lo que tenemos y aunque este incendio sea otro desastre al que añadir a nuestra lista negra particular,  no es un desastre cualquiera duele y mucho. Pensaba que habría una manifestación ciudadana sin precendentes, o más gente que reaccionaría y pediría acciones y responsabilidades a la Xunta.

La noche del lunes había movilizaciones en las 7 grandes ciudades gallegas. En la imagen se ve Pontevedra. Poca gente acudió a ella, apenas unos miles en Santiago y Ferrol, y centenares en Lugo, A Coruña, Ourense y Vigo. Sin embargo, la mayoría tuvo que soportar a una minoría que aprovecho para acusar al PP, de la falta de medios, de reacción en la peor sequía en los últimos 50 años, peor que hace unos años cuando Galicia se desangraba. Y que culpa tendrá la mayoría por que esta minoría acuse  a el PP, al PSOE o al BNG. Lo que la mayoría quiere, es ver de vuelta los robles y carballos que ya no volverán. Lo que parece que no ha vuelto, es esa memoria colectiva del “Nunca máis”, esa especie de comunicación entre personas, que hizo que cientos de miles se unieran sin decir nada, esa unión que precisamente hoy falta..
Al menos siempre nos quedarán los versos de Rosalía…

Adiós, ríos; adios, fontes;
adios, regatos pequenos;
adios, vista dos meus ollos:
non sei cando nos veremos.
Miña terra, miña terra,
terra donde me eu criei,
hortiña que quero tanto,
figueiriñas que prantei,
prados, ríos, arboredas,
pinares que move o vento,
paxariños piadores,
casiña do meu contento,
muíño dos castañares,
noites craras de luar,
campaniñas trimbadoras,
da igrexiña do lugar,
amoriñas das silveiras

Iván Cernadas, S3F

Hikikomori, el que ya no quiso ser social.

Hace tiempo hablamos en clase de la sociedad, del núcleo social del ser humano, lo que nos enseña, lo que aprendemos. Los diferentes núcleos sociales del ser humano, para muchos sociólogos son necesarios, es decir, se dice que el hombre es un ser social desde el momento en el que él mismo escoge vivir en sociedad, con otros de sus mismas características ya sean físicas o en lo referente a los gustos o preferencias.

Pero, ¿El ser humano de verdad es un ser social? ¿Podemos, los seres humanos, elegir no vivir en sociedad? Muchos pensaréis que la persona que no vive en sociedad o es autista o es un marginado social. Aunque en el mundo existen personas que por el mero hecho de tener miedo, o de no gustarle el núcleo social en donde vive,   simplemente deciden aislarse y no vivir  en sociedad. Este es el caso de los “HIKIKOMORI”

Hikikomori en japonés significa apartarse, estar recluido. Es un fenómeno social que se da en los suburbios en expansión de las grandes ciudades de Japón.  El o la joven que sufre este síndrome busca los más extremos niveles de aislamiento que incluso sus padres, aun viviendo bajo el mismo techo que ellos, no los ven en años. Las causas de dicho aislamiento pueden ser las presiones sociales (escuela, estudios, acceso a la universidad…), el famoso bulling o incluso el sentirse poco útiles, separación paterna etc.

Si queréis saber más sobre este síndrome, os dejo aquí este documental que es muy interesante. En él podréis ver las causas y las consecuencias de este síndrome y lo que es mejor, veréis cómo se condiciona culturalmente.

Asensio Castro, GBCP