Arquivo do blog

El romanticismo ha muerto

Y es que, ¿qué ha quedado del arte de conquistar? ¿Nos hemos vuelto unos frívolos? No puedo dejar de pensar en películas antiguas (y no tan antiguas) donde un elegante caballero seducía a una recatada señorita. Él se pasaba la película abriéndole la puerta del coche, arrimándole la silla cuando la invitaba a cenar, encendiéndole el cigarrillo (porque ellas nunca llevaban encendedor o cerillas), abriéndole la puerta porque ya sabéis que “las damas primero”… Y no es hasta el final de la película, cuando por fin se besan. Un simple beso, romántico, elegante, donde siempre parece que ella se vuelve más pequeña mientras él la rodea con sus brazos.

Pero cuando vuelvo a la vida real me doy cuenta de que no existe nada que se asemeje en este mundo, o en esta época. Así que solo me queda pensar que igual el romanticismo lo inventó Hollywood. Quizás nunca hayan existido esos caballeros con reloj y sombrero, que dejaban pasar primero, encendían cigarrillos, besaban manos, trataban de usted y no se cansaban de repetir lo “guapa que estás esta noche”. Puede ser que ahora intentemos aprovechar tanto el tiempo que esa conquista ha desaparecido, hay que vivir deprisa (tempus fugit). Sé que mucha gente pensará que este ritual en pleno siglo XXI es anticuado y no tiene ningún sentido. Pues yo no me resigno a quedarme sin que me abra la puerta del coche al salir, a que siempre tenga un mechero a mano para encenderme el cigarro y a que me diga que esa noche estoy espléndida.

Iglesias Otero,        S2A