Arquivo do blog

Gobierno abierto: de una democracia conversacional a una democracia participativa

Las nuevas TIC en general, y el desarrollo de la web social en particular, han generado muchas expectativas en cuanto a las posibilidades que ofrece Internet para extender la naturaleza democrática de las sociedades.

 En un mundo globalizado, en el que las identidades colectivas se diluyen, las primaveras árabes y el 15M han puesto de relieve su potencial para unir a individuos con ideas e intereses distintos alrededor de causas concretas de manera espontánea. No obstante, sus aplicaciones no sólo tienen cabida en la política extraparlamentaria.

Con el desarrollo de la web 2.0, el concepto de Gobierno Abierto cobra más fuerza.  Los tres pilares en los que se asienta esta doctrina son: la transparencia, la colaboración y la participación.

Gobierno Abierto es aquel cuya Administración es transparente, que dialoga constantemente con sus ciudadanos, creando espacios permanentes de colaboración y participación ciudadana en el diseño de políticas públicas. Gobierno Abierto es devolver al centro del discurso político al ciudadano.

Montes Mariano, S2B, 3A4

Desambiguación: Antisistema

RAE antisistema.

          1. adj. Contrario al sistema social o político establecidos.

“Enemigos”, “violentos”, “radicales” (otra palabra para desambiguar)… Estos son algunos de los apelativos cariñosos que reciben los “antisistema” desde la palestra mediática. Políticos y periodistas se afanan en simplificar y distorsionar la realidad a través de las palabras, algunos por ignorancia, otros de forma interesada.

Si hiciésemos un estudio sobre el tema, es muy probable que un número nada desdeñable de personas identificara el término como negativo y a su cabeza acudieran imágenes de jóvenes melenudos con la cara a medio descubrir enarbolando botellas incendiarias.

Sin embargo, si nos atenemos a la definición de la RAE y, lo que es más importante, a la experiencia, podemos darnos cuenta de que la agresión o el vandalismo no son implícitos al vocablo ni al referente que lo significa. ¿Que los hay que apoyan la violencia como forma de defensa o ataque (la perspectiva es un arte)? Pues, habelas hailas. Como en todas partes. No obstante, el número de este segmento es tan reducido, que intentar atribuir al concepto esta connotación es un despropósito y, desde luego, no representa a los antisistema pacíficos.

 Todo discurso del miedo necesita  su bestia negra y, en la actualidad, los antisistema son al establishment (a su discurso) lo que Bin Laden fue a la lucha contra el terror: el pretexto para tomar medidas antidemocráticas.

Lee detenidamente la definición con la que encabezo este post, quizás te sorprendas y descubras que tú también eres un antisistema.

Montes Mariano, S2B, 3A4