Arquivo do blog

Liberté, Égalité, Fraternité… ¿dónde?

Sé que hoy es un día muy importante para Francia y para Europa pero también han sido relevantes las dos últimas semanas en las que los dos candidatos a la presidencia, François Hollande y Nicolas Sarkozy, se han matado por conseguir los votos de los otros partidos. Así, voy a centrarme en el discurso racista de Sarkozy quien ha hecho todo lo posible por llevarse los votos del Frente Nacional de Marine Le Pen.

La comunidad musulmana francesa, que suma entre cinco y seis millones de personas, ha sido la más vilipendiada por Sarkozy. Los musulmanes ya no pueden elegir entre la derecha y la izquierda ya que la derecha los ha hecho sentir como la cabeza de turco de los males de la crisis. De esta manera, surgen necesidades por ambas partes: Nicolas Sarkozy necesita los votos del Frente Nacional y del partido centrista de François Bayrou si quiere ser reelegido, y la comunidad musulmana necesita sentirse aceptada en Francia. Por lo tanto, es fundamental en este contexto el concepto de necesidad. Este se refiere a la existencia de carencias, aquello que nos falta y nos hace sufrir, y de aspiraciones, aquello que puede satisfacernos. La comunidad musulmana está viviendo en este momento una carencia de igualdad, tolerancia y libertad como consecuencia de las aspiraciones de Nicolas Sarkozy. Estas dos situaciones responden a la definición de necesidad pero es la primera, la de la comunidad musulmana, la que más se acerca a la noción de sentido común de este termino, a lo auténticamente necesario, aquello de lo que no podemos privarnos sin sufrir.

Así, el lema de la revolución francesa, “Liberté, Égalite, Fraternité”, parece ser olvidado por Nicolas Sarkozy en su hipocresía por conseguir de nuevo el Elíseo.

Cruz Portela, S1C, 2A3