Arquivo do blog

La radio une lo que el río separa

El río Magdalena es el más importante de Colombia. Según esta noticia de El Mundo, “el 49% de la población colombiana depende de alguna manera de su cuenca”. Aún así, tal como se expresa en este texto, “el Gran río, como se bautizó al Magdalena, muere lentamente intoxicado por cientos de miles de toneladas de todo tipo de residuos”. Pero este no es el único problema de esta fuente de recursos naturales. Los habitantes de los poblados cercanos al río han tenido que aprender a convivir con los conflictos armados. Todos quieren tener su trozo del pastel, todos quieren poseer la tierra y explotar los recursos del Gran río.

Aquellos que dijeron la tierra para quien la trabaja, diría lo mismo para “la sangre de Colombia“. El pueblo colombiano quiere que hacer oír sus voces, están hartos de tantos abusos. Y así nacen las radios comunitarias. Buscan el desarrollo de la población y la paz en el territorio. Con este objetivo, quien genera los contenidos es la propia comunidad, siendo así un medio de comunicación libre para expresar opiniones y poder hablar de temas públicos que involucran a todos. Una radio comunitaria no es como el resto de medios, no es excluyente y responde a una gran amplitud de temas, colaboraciones de la población, así como una ayuda para los habitantes del lugar.

Los pueblos quieren que se les escuche, que se les tenga en cuenta. Este documental, Voces del Magdalena, expone el importante labor social que tiene la radio: dar voz a quien no la tiene. Estos espacios pertenecen a la población, cuyo único deseo es llegar a tener una vida en paz, lejos de los conflictos armados y la pobreza extrema. Para lograr una convivencia y un mayor diálogo entre los intereses de todos, las radios comunitarias proponen introducir un mayor debate social con los temas básicos que preocupan a la ciudadanía y de los que sin embargo nunca se discute, por ejemplo en lo relativo a la educación. Y es que hablando se entiende la gente.

Por último, la Asociación Red de Emisoras Comunitarias del Magdalena Medio es una organización que promueve la comunicación social, donde la radio está al servicio del desarrollo comunitario. Esta organización de carácter no gubernamental contribuye a la democratización de la palabra y a la consolidación de espacios de participación, construyendo así la identidad regional basándose en la diversidad de las poblaciones colombianas cercanas al río Magdalena. Es por todo esto que la radio se dedica a unir a la población, que se encuentra fragmentada por culpa de las luchas y conflictos por el control del Gran río.

 

PÉREZ FRAGA, PAULA BCP 205

Seamos la radio!

Al hablar de los medios de comunicación, casi siempre surge el mismo debate. ¿Los grandes medios son representativos de la población? Hay muchas organizaciones que responden negativamente. Por eso, en vez de luchar contra los gigantes, se basan en la democratización y desarrollan sus propios medios, “para comunicarse con voz propia, sin depender de los grandes que a menudo distorsionan las informaciones.”

Así surge la figura del periódico como agitador y organizador colectivo. Es la misma concepción que tenía Lenin. El dictador veía en la comunicación un arma de conciencia social, donde los contenidos ofrecerían su visión particular de la realidad. Las organizaciones critican que los medios tradicionales están sesgados, que distorsionan la realidad y que solo atienden a intereses económicos y empresariales. Pero los medios de las organizaciones están haciendo exactamente lo mismo. Atienden a sus propios intereses y publican contenidos que en muchos casos son autopromoción. Entonces, ¿cuál es el medio con la información más distorsionada?

Otro matiz a añadir es que los medios escritos de algunas organizaciones cumplen “más una función interna que externa, apuntando a informar y cohesionar ideológicamente a sus bases”. Y además a veces tienen un valor simbólico, pues “representa la trayectoria histórica, las luchas, la identidad y las distintas etapas que ha atravesado una organización”. Basándonos en esto, ¿las empresas de información tradicionales hacen información para el público?

Revista Sem Terra, uno de los medios que se crearon para “dar voz a los que no tienen voz”. / biodiversidadla.org

La radio es diferente. Rompe con el silencio y el aislamiento. “La radio permite llegar a públicos que no saben leer y a lugares apartados, es el medio más popular, relativamente barato y su propiedad está menos centrada.” Con la radio las organizaciones tienen más fácil ganar la simpatía de la sociedad. También tienen más posibilidades de ampliar la audiencia y una capacidad para comunicar mayor si se tiene un buen material de difusión. Por todos estos motivos la radio es el mejor medio de comunicación para que las organizaciones difundan su información. Es el medio menos sesgado, por lo tanto, mucho más útil para la población. Así, también aporta más confianza y en consecuencia llegará a más audiencia. Así que, no seamos los media. Seamos la radio!

En la cultura incaica el transporte de comunicación era a través de los «chasquis», atletas corredores que llevaban y traían información, de ahí nuestro nombre. Lo que puede sintetizar el espíritu de la radio es la participación colectiva de la gente. La radio no es sólo un actor social que difunde comunicación sino también una organización de personas que participan.

Chasqui Radio, Perú.

PÉREZ FRAGA, PAULA BCP 205.