Arquivo do blog

Dona sangre, dona vida

Londres se prepara para un verano de lo más concurrido, millones de visitantes se se acercarán a la capital británica para asistir a alguno de los multitudinarios eventosque tendrán lugar: Juegos Olímpicos y Paralímpicos, Wimbledon, Campeonato de Europa o el Jubileo de Diamante. Estos actos congregarán a muchísima gente y la ciudad se prepara para cubrir las necesidades tanto de los visitantes como de los habitantes. Londres tendrá que estar preparada para cualquier cosa y por eso el NHS ha lanzado una sorprendente y llamativa campaña para promover la donación de sangre. Donar sangre es donar vida, es uno de los actos más desinteresados y humanitarios que podemos hacer; pero los índices de donación, ya sea de sangre como de órganos, no son tan altos como deberían y ante la previsible saturación de los hospitales los ingleses recurren a la publicidad para recordar lo importante y significativa que es la donación. El NHS necesita aumentar las existencias de sangre un 30% por encima de los niveles habituales. La experiencia ha demostrado que los donantes regulares faltarán a su cita habitual por culpa de alguno de los actos, en tiempos de celebración las rutinas se interrumpen y Londres tendrá un verano de lo más festivo. La   campaña para promover la donación se sirve de un grupo de personas para exponer su sistema circulatorio: venas, arterias, corazón y grupo sanguíneo. Los voluntarios, con el cuerpo pintado, recorren zonas de tránsito de la capital para concienciar a la población. Jon Latham, portavoz de la sección de donaciones y trasplantes del NHS, explicó la situación en pocas palabras:

Este año tenemos una situación única y necesitamos la ayuda del público para compensar la caída inevitable en las donaciones pues la gente celebra un verano memorable para el país. Tenemos que ajustar la diferentes acciones, así estaremos bien preparados tal y como debe estarlo un anfitrión responsable de estos emocionantes eventos.

Las donaciones de sangre son un recurso de vital importancia, en los hospitales de Inglaterra se necesitan siete mil unidades de sangre cada día; una unidad puede salvar o mejorar la vida de tres pacientes.

Sánchez Andrade, S3F, T4-A

“Tamén hai que comer”

Co primeiro de maio chegan con máis forza ca nunca as reivindicacións dos traballadores e dos empregados, as persoas que a cada día que pasa teñen menos seguridade no seu porvir e no dos seus seres queridos. O benestar e a dignidade do pobo xóganse nunha partida de dados allea a el. ¿Somos escravos ou somos homes e mulleres en posesión dos nosos destinos? ¿E os xornalistas? Recentemente estivemos observando como co paso do tempo os  medios máis exitosos son aqueles que venden noticias, que empregan as súas forzas e o seu tempo en cubrir e informar das banalidades e dos produtos dos seus investidores e colegas no poder. Non hai interese por descubrir, por revelar, por destapar o que xace na outra cara do entorno público e do merchandising. Un xornalista ten que gañarse o seu pan, pero ¿de qué modo?

Fina ironía

O xornalista ideal -especime raro e de escasa notoriedade- debería pensar no seu beneficio en canto que é capaz de salvar ao seu amigo cidadán da ignorancia. O acto da comunicación debe servir a un propósito verdaderamente útil para os interlocutores: o receptor está ao tanto dos feitos que por si mesmo no pode presenciar e o xornalista gaña un público educado e, tamén, algún que outro ducado (3. Nome de numerosas moedas antigas de ouro, varios países). O xornalista ten que manterse cos fondos necesarios para vivir e realizar a súa labor -¿para qué enganarnos?-, mais sempre elaborando información non fraudulenta, sen intencións ocultas… en definitiva, sen venderse a cambio dun trato favorable coas altas esferas, sempre desexosas de comprar xornalistas paraque falen de tódolos chanchullos agás dos seus.

Os xornalistas deben coidarse de non morrer de fame, e coidarse de non traballar para outro xefe que non sexa o cidadán ou o desvalido.

Pereira Vila, Jorge CLX4

Lo que parece que nos quieren ocultar

Cuando éramos pequeños, todos (o casi todos) vimos en alguna ocasión la serie japonesa “Oliver y Benji”. En ella se contaban las hazañas futbolísticas de unos niños desde la infancia hasta que consiguen su sueño: jugar en la selección japonesa de fútbol. La serie obtuvo gran éxito entre el público infantil y juvenil en varios países de Asia, América y Europa, aunque también generó alguna que otra controversia.

Este post no pretende ser un viaje al pasado, un viaje para rememorar las viejas series con las que hemos crecido, sino más bien para reflexionar sobre el poder de la comunicación subliminal. Es un tema muy interesante, que pretende enseñarnos los mensajes subliminales que se esconden en carteles publicitarios o canciones escuchadas al revés. En este caso, circula un vídeo por la red en el que se muestra el mensaje escondido tras la “inocente” letra de la popular serie nipona. Según los creadores del vídeo se puede escuchar una exhaltación del nazismo, con la frase “que viva Hitler”. Después de haber escuchado (varias veces) la canción al revés parece ser que dice eso. Sin embargo, no tiene mucho sentido en una serie nacida en la década de los 80. ¿Qué opinais? ¿Es cierto eso de los mensajes subliminales o son solo imaginaciones de gente con mucho tiempo libre?

Lara Salgado Santos, GBCP

Marketing sexista na noite compostelana

Xa todos coñecíamos as técnicas para atraer clientes e conseguir maiores beneficios que levan a cabo certos locais de festa da capital galega, onde se cobra a entrada só aos homes mentres que as mulleres entran gratis.

A moitos estas formas de atraer clientela parécenlle sexistas e pouco éticas, pero agora están evolucionando.

En certo local da zona vella de Santiago, pódese comprobar como, xuntando a cinco persoas de sexo femenino a estas regálanlle unha botella dalgunha bebida alcólica.

Curiosa iniciativa, bastante criticable tamén.

Que se pretende con esta estratexia de marketing? Emborrachar ás mulleres para que estas consuman máis? Emborrachalas para que caigan máis facilmente nas gaiolas dos homes? ou simplemente incitalas a mercar e gastar nun refresco que vale 2,50 o botellín?

Rivera Rey, 3GB, GOBE