Arquivo do blog

Itínera I: Historias da mente

Aquí vos deixamos, o grupo T7A, este documental sobre o punto de vista que teñen os expertos respecto á situación actual no referido aos enfermos mentais, os psiquiátricos, e as asociacións de voluntariado, como Itínera, que traballa prestando a súa axuda a toda esta xente afectada por algunha enfermidade mental.

Esperamos que vos guste e, sobre todo, que vos faga reflexionar sobre este mundo esquecido.

Cine y comunicación II

Podemos hablar, analizando el contenido de las películas, de itinerarios reales e itinerarios ideales. En In the Mood for Love los protagonistas recrean la relación entre sus parejas, como si haciéndolo se trasformaran por un tiempo en protagonistas de una realidad que no es más que teatro. A medida que iba surgiendo esta interpretación sentimental, ambos descubren una serie de sentimientos encontrados, y establecen planes y objetivos, ideales por cumplir. Por ejemplo, tras descubrir la infidelidad, el hombre decide dar un cambio a su vida, dejar a su pareja, dedicarse a su trabajo… y este ideal, este objetivo se trueca realidad; mientras que en el caso de la mujer no sucede de este modo, pues finalmente y a pesar de todo lo vivido, continúa con su marido.

Todas las películas destacan por los encuentros entre los personajes, y la manera que tiene cada uno de ellos de manejar esos encuentros con el fin de resolver determinadas situaciones. En Following, por ejemplo, el protagonista se encuentra, tras una serie de encuentros con Cobb y la mujer, con un conflicto que resolver, por lo que sigue una serie de pautas que le llevan a un final sorprendente y poco esperanzador.

Respecto a los aspectos que podemos sacar en claro de estas películas para situaciones de la vida cotidiana o del campo del periodismo, destacaría varios puntos. Por una parte, en In the Mood for Love, es notable la incomunicación que se produce, sobre todo por parte de las respectivas parejas de los protagonistas con estos: viajes, negocios, trabajo y una aventura extramatimonial que va deteriorando la comunicación y las relaciones entre ellos. Pero también entre los propios protagonistas, incapaces de seguir sus propios instintos. Este problema es un ejemplo de aquello que no se puede dar de ningún modo en el periodismo ni en los medios comunitarios: la comunicación, compartir estrategias, el trabajo grupal y la colaboración entre miembros es esencial.

En Gente di Roma, observamos a uno de los personajes, el periodista, que se encarga de ir entrevistando a gente para elaborar un reportaje basado en las experiencias y opiniones de los ciudadanos. Este método puede ser una buena práctica periodística, es decir, la colaboración de las comunidades para hacer que las personas sean las protagonistas de las noticias y a su vez los receptores. Sin embargo, en Following, vemos como esto traspasa todos los límites. Aquí, el escritor se dedica a seguir a la gente con el fin de recoger experiencias de la gente que él espía. No existe una colaboración voluntaria por parte de los ciudadanos.

Por último, los protagonistas de las tres películas llevan a cabo una serie de estrategias: “Itinerario” (en el ejemplo de Following, él lleva a cabo su rutina diaria con unos pasos previamente planeados) pero, según avanzan las películas, surgen conflictos que deben resolver, por lo que sus actuaciones se ven condicionadas por un “Cambio de táctica” (cuando el protagonista de Following conoce a Cobb, su rutina cambia por completo, y a medida que se acerca el final debe aplicar una serie de tácticas con el fin de esquivar y resolver los obstáculos que se presentan con el engaño de Cobb y la chica).

Rodríguez Álvarez, Sabela T7A BCP

Cine y comunicación

Londres, Hong Kong y Roma. Following, In the Mood for Love y Gente di Roma son tres películas que reflejan una serie de situaciones complejas que a continuación analizaremos con el objetivo de ponerlas en relación con la asignatura.

page

Following nos presenta a tres personajes principales cuyas personalidades van evolucionando hasta quedar completamente al descubierto para el espectador. Bill, el protagonista, es un joven que sigue cada día una rutina que cumple a rajatabla: seguir a gente por la calle con el fin de alimentar sus inquietudes como escritor. Esta rutina se ve interrumpida cuando otro personaje, Cobb (hombre al que estaba siguiendo) le propone llevar a cabo una serie de hurtos. Es así como Bill entra en la rutina de Cobb, convirtiéndola en propia. Ambos personajes se convierten entonces en cómplices, y comienzan a llevar a cabo una serie de robos basados siempre en un mismo itinerario. Sin embargo, a medida que avanza la película, algo vuelve a romper la rutina de Bill por una aparente casualidad. El tercer personaje, la joven rubia, se adentra en la vida del muchacho de modo que rompe todos los planes que había previsto. Poco a poco, el espectador va adquiriendo una visión completamente diferente de la que tenía al principio sobre las relaciones de los personajes y las estrategias de cada uno. Este cúmulo de casualidades que van dando giros inesperados a la trama, descubrimos, no son más que una serie de actuaciones previstas que conducen a un final sorprendente.

Nos trasladamos a Hong Kong. En In the Mood for Love volvemos a encontrarnos con un número reducido de personajes principales y una serie de rutinas. Se trata de dos matrimonios vecinos que comienzan a relacionarse entre ellos y con los vecinos. El conflicto surge cuando dos de los protagonistas descubren que sus respectivas parejas mantienen una relación extramatrimonial común. Es a partir de entonces cuando se producen una serie de encuentros entre los dos protagonistas, y entran en una rutina basada en el intento de recrear el amor que hay entre sus parejas con el fin de intentar comprenderlos y saber cómo se forjó ese amor. Ambos empiezan a pasar cada vez más tiempo juntos, y surge entonces otro conflicto: los vecinos. Aquí vemos reflejados muchos trazos de la cultura china en una comunidad pequeña donde todo el mundo se conoce: interrogatorios continuos, dónde has estado, dónde está tu marido, qué tarde llegas…

En el caso de Gente di Roma se nos presentan una serie de situaciones muy diversas, dinámicas y anecdóticas. Existen multitud de personajes que se relacionan de forma diversa según el contexto. Por una parte, nos topamos con gente cuyas relaciones se ven condicionadas por la profesión (periodista, camarero…), la cultura y la procedencia (italianos, emigrantes…), la edad (ancianos, jóvenes…) o la situación que se esté dando en ese momento (funeral, ruptura, residencia para enfermos de alzheimer…). Las situaciones que vemos son, por lo tanto, un cúmulo de variedad que nos presentan los puntos comunes y las diferencias que hay en la forma de comunicarse entre las personas. Al igual que en los dos otros filmes, también encontramos una serie de rutinas, o al menos deducimos que se trata de rutinas, al presentarse en forma de escena corta: el hombre que oye voces en el cementerio (y que, prácticamente, ya conoce a cada una de ellas), el hombre que busca a gente para entrevistarla siguiendo una serie de procedimientos rutinarios, etc.

Todas estas situaciones podemos extrapolarlas a nuestras propias vivencias personales. Tanto la situación de los emigrantes, la forma en que nos relacionamos y nos comunicamos con ellos y ellos con nosotros (Gente di Roma), como el engaño sentimental y la manera que tenemos de asumirlo (In the Mood for Love), o todo aquello que rompe nuestra rutina diaria involucrándonos en situaciones inesperadas y problemáticas (Following).

Rodríguez Álvarez, Sabela T7A BCP

ITÍNERA I: ÍTACA

Finalmente, imos camiñando decididos pola recta final do proxecto. O noso obxectivo principal -a creación dun testimonio audiovisual- está xa case rematado, a falta duns pequenos retoques na edición. Pronto poderedes velo.

Hai que dicir que traballar nisto non foi sempre fácil. Para comezar, caímos na conta -como parvos- de que gravar a doentes non ía ser coller a cámara e xa. A maioría eran reticentes a identificarse en público como persoas afectadas por algún trastorno mental. Para os restantes -internos no hospital psiquiátrico, por exemplo- precisabamos un permiso especial.

Por suposto, solicitámolo no gabinete de comunicación correspondente e… aínda hoxe continuamos a agardar unha resposta.

Porén, isto non nos desanimou. Logo dunha enriquecedora experiencia nun Curso de Formación para o Voluntariado en Saúde Mental (organizado por Itínera), mudamos levemente o foco do traballo. Crimos que resultaba moito máis operativo e interesante enfocar o audiovisual cara a propia rede que sostén ás persoas usuarias de Itínera.

A cousa non saíu mal de todo. Gravamos as declaracións de Luis Vázquez -psiquiatra do antigo psiquiátrico “Los Abetos”-, Maika Viz -traballadora social do hospital psiquiátrico de Conxo-, Carlos Martínez -psicólogo e coordinador de Itínera-, Esperanza Sánchez -enfermeira na unidade de Coidados Continuos do hospital psiquiátrico de Conxo-, etc.

En contra do que poida parecer, non deixamos de lado o inmenso labor do voluntariado na rehabilitación social dos doentes. Gravamos tamén as actividades desenvoltas por Itínera e aos propios voluntarios. Sen a súa labor e experiencia nada do temos feito gardaría sentido.

Pretendemos, pois, que isto sirva como pequeno resumo do traballo realizado. Resulta obvio que é imposible recoller neste curto número de caracteres todo o que sacamos de vivir esta experiencia. Seguramente a propia peza audiovisual se quede escasa. Aínda así, esperamos que vos sirva para atisbar unha pequena esencia do que significou para cada un de nós ver, ,vivir, sentir nas nosas propias carnes, esta denostada, marxinada, esquencida realidade.

T7A

ITÍNERA I: Un hasta luego, que no un adiós.

Nuestra aventura descubriendo los entresijos del Hospital de Conxo y la labor de todo el personal del mismo centro, así como la actividad de la asociación Itínera ha llegado hoy a su término. Como colofón final, hemos asistido a una de las múltiples alternativas que desde Itínera ofrecen tanto a internos como a pacientes externos del lugar.  El entretenimiento de los viernes, el fútbol. Allí se reúnen decenas personas para compartir una tarde de diversión, compañerismo y amor por el deporte.

Los entrenamientos comienzan con un exigente calentamiento, precedido de  una serie de ejercicios que ponen en marcha a estos jugadores amateur. Su empeño y sus ganas hacen que valga la pena incluso aguantar chaparrones. Y es que nada frena el afán por entretenerse que mueve a  este grupo que se toma la actividad con  seriedad, sin olvidar que el objetivo principal es disfrutar, ponerse en forma y compartir una magnífica velada con sus compañeros.

Finalmente, organizan un pequeño partido en el que sacan a relucir sus mejores tácticas. Las risas ensombrecen la técnica y la competitividad. Lo que resta es el momento. Unos instantes de gozoso desahogo y distracción que cumplen con  el ideario, la meta del programa, que no es otra sino facilitar la integración de los dolientes.

Día 4 (10)

Día 4 (9)

Día 4 (7)

Como grupo, nos sentimos muy agradecidos por el trato recibido durante estos últimos meses por parte de estas instituciones. Gracias a la libertad con la que hemos podido obrar, hemos sido capaces observar de un modo completamente distinto y desde “el otro lado” cómo viven  las personas con problemas psicológicos y cuál es la actuación y visión de aquellos que tratan directamente con ellos.

Un sano ejercicio que nos ha permitido borrar estigmas vinculados al tema y, tristemente, muy enraizados en la sociedad actual.

T7A

ITÍNERA I: TESTIMONIOS

Estas últimas semanas, gravamos o testimonio de Carlos Martínez -o coordinador de Itínera e o noso principal guía neste proxecto- e achegámonos ata o mesmo Hospital Psiquiátrico de Conxo para falar con algunhas das traballadoras do centro. Concretamente, con dúas das enfermeiras e con Maika Viz, a traballadora social da Unidade de Rehabilitación e o noso contacto dentro do hospital.

A experiencia, certamente, foi enriquecedora. Por primeira vez puidemos entrar no hospital psiquiátrico, e quedamos verdadeiramente abraiados. Esperanza Sánchez Fernández, enfermeira do Equipo de Continuidade de Coidados, falounos do trato dispensado aos pacientes, da verdadeira loita do persoal sanitario para acadar o nivel de funcionamento do centro, e da crise que se está a sufrir actualmente. Polo seu lado, e na aula-escola (agora xa abandonada) do hospital, Maika Viz narrounos a historia do centro dende que abriu as súas portas, hai xa máis de un século.

Pola súa parte, Carlos Martínez mostrou a outra cara da realidade falando da paradóxica boa situación que está a gozar Itínera actualmente. Moitos dos voluntarios que agoran acoden en masa á asociación son profesionais que, ao ficar en paro, decidiron botar unha man no campo no que están xa especializados.

Ademáis disto, e fora da realización do documental, atopamos a asociación pro-saúde mental da Creba, formada por profesionais e familiares de afectados por doenzas mentais. Esta asociación, que conta xa case con dúas décadas de andaina, adícase sobre todo ao apoio e orientación aos afectados por algún tipo de trastorno mental e máis aos seus familiares. O gratificante desta descuberta foi que veñen de estrear este mesmo ano un documental: Con Etiqueta. O documento audiovisual aborda nunha parte exactamente o que nós queremos contar no noso pequeno proxecto. Isto é, a perspectiva dos profesionais fronte ás persoas con algún tipo de doenza mental.

A próxima semana visionaremos o documental e barallaremos a posibilidade de contactar coa asociación. Ademáis disto, seguiremos coa gravación. Desta volta, gravaremos o testimonio dos voluntarios e mesmo algunhas actividades dos usuarios de Itínera.

T7A

Itínera I: la solidaridad no sale rentable.

Galicia vacía los psiquiátricos y lleva a los enfermos a geriátricos”

Bajo este titular, el periódico El País abría la sección de “sociedad”, hace tan solo unos meses.

En un contexto de crisis económica – y social –, los hospitales psiquiátricos se han sumado a la larga lista de perjudicados. Pero tras estos hospitales, no hay solo papeles, dinero, cuentas y números; hay vidas.

En el curso de voluntariado de Itínera, celebrado el pasado mes, los representantes de las diversas asociaciones más importantes se reunieron con el fin de debatir uno de los asuntos de más relevancia de los últimos tiempos: la falta de recursos.

IMG_5392

Carlos Martínez, coordinador de Itínera, hace hincapié en la necesidad de un cambio de mentalidad, preocuparse más por la gestión, y reformar la estructura para mejorar el servicio.

Por su parte, Ignacio Valverde, representante de la asociación Xaruma, apuesta por la especialización y el intercambio de experiencias y actividades entre asociaciones.

Olga Iglesias, de Fonte da Virxe, hace referencia al asunto que trataba la noticia de El País, al denunciar la mala gestión y la despreocupación por parte del Sergas: “existe una mala gestión de los políticos, incluso hasta el punto de mandar a los enfermos a residencias. Las familias son las grandes afectadas: los enfermos ingresan en el hospital cuando la familia ya no puede más. La Administración pasa literalmente de estos enfermos”.

Por último, el presidente de FEAFES (Familiares y Personas con Enfermedad Mental), aporta un punto de vista más social, humano, al añadir que se debe luchar por la posibilidad de que alguien con trastorno psíquico pueda ser un ciudadano más, y ser feliz. Remata diciendo que vivimos en un estigma, y aboga por luchar contra la exclusión social que actualmente padecen.

Durante este último mes, hemos asistido a cursos, nos hemos documentado exhaustivamente, y hemos entrevistado a expertos en psiquiatría y representantes de Itínera y el Hospital Psiquiátrico de Conxo. Hemos encontrado historias, anécdotas, información prácticamente desconocida para todos aquellos que se quedan con las primeras planas de los periódicos, hemos encontrado esperanza, empatía y mucha solidaridad. Pero hay un denominador común que se repite constantemente, y es la falta de ayudas.

Somos conscientes de que, actualmente, apenas existen asociaciones, entidades o servicios que cuenten con la suficiente ayuda para mantener un mínimo de estabilidad necesaria para continuar adelante. Pero, ¿hasta qué punto podemos dejar que la falta de recursos repercuta en estas entidades? Recordad que estamos hablando de vidas. Vidas que dependen de la ayuda de estas asociaciones.

T7A

ITÍNERA I: UNHA FORMA DE ACHEGARSE A UN MESMO

A nosa mente é unha reconstrucción en pequeno do que é a nosa vida. Por iso, co noso traballo en Itínera queremos achegarnos a estas persoas que sofren algún trastorno psíquico para reconstruír o seu mundo.

No noso grupo vamos a elaborar unha minireportaxe incidindo nos problemas aos que teñen que enfrontarse os usuarios con enfermidades mentais; veremos unha visión personalizada do problema e contaremos con algúns expertos que nos axudarán a visualizar mellor esta realidade. Mañá mesmo temos concertada unha entrevista con Luís Vázquez, este licenciado en Medicina especializouse na rama de psiquiatría  e traballou durante doce anos no Centro Psiquiátrico de A Coruña. Para complementar isto, o martes tamén visitaremos a Maika Viz, traballadora social no Hospital Psiquiátrico de Conxo.

Tamén asistimos durante a fin de semana pasada á primeira xornada do Curso de Voluntariado que leva a cabo a Asociación Itínera e que se realiza na Facultade de Matemáticas da USC. Finalizaremos esta actividade mañá onde se tratarán temas como o reto do emprego para persoas con enfermidades mentais ou os efectos da institucionalización sobre os doentes, entre outros. Se alguén quere acercarse a escoitar estas charlas pode facelo sen ningún problema xa que son conferencias en aberto.

Xa temos algunhas actividades planeadas cos usuarios de Itínera, entre as cales atópase pasar un día en Merza onde teremos a oportunidade de acercarnos a eles mentras facemos sendeirismo ou desfrutamos dun picnic. Esperamos que o noso próximo post conte con fotografías do noso traballo para que vexades a gran forza de superación que poseen estas persoas e o apoio imprescindible que lles ofrece Itínera.

T7A