Arquivo do blog

¡Seamos los media!: Medios y comunidad

IMG_0011copi

¡Seamos los media!  es un artículo de un libro escrito por varios autores en 2005, en el que nos habla de medios comunitarios. Los medios comunitarios son aquellos cuya propiedad no pertenece a una empresa de comunicación, sino aquellos que utilizan organizaciones para transmitir su mensaje. Es como el altavoz de un colectivo. Que se usa en ocasiones como transmisor de noticias relacionadas con la comunidad, como lugar de difusión de avances que les puedan interesar, como simple transmisor de la voluntad de un pueblo, que en muchos casos no tiene la representación que debería.

Es una labor importante, tal y cómo afirma el libro, en la consolidación de la democratización de los medios. Para que tengamos unos medios de comunicación representativos, que figuren una imagen fiel de la sociedad, se tienen que fomentar y apoyar éstos colectivos. La democracia es imposible sin información y la verdadera información es imposible sin pluralidad. Este tipo de colectivos permiten que las minorías expresen sus voluntades y anhelos.

Para la comunidad significa poder leer o escuchar (ya que la televisión es menos accesible) contenidos de su interés. Una información hecha para él o ella. En el que pueden revindicar sus derechos y las injusticias que padecen o simplemente escuchar música regional o los sermones de su líder espiritual. Por lo tanto se convierte en una manera de comunicarse entre todos ellos, aunque no siempre estén muy cerca. Fomentando su unión y fortaleciendo vínculos.

Según el libro, datado en 2005, la mayor parte de los medios comunitarios son escritos analógicos y radios convencionales. Pero estoy seguro que esto está cambiando. Las posibilidades que ofrece Internet (en los lugares con acceso) con los medios comunitarios es amplísima. Los costes bajan y la audiencia potencial es enorme. Eso sí, también bajan los anunciantes, pero al tratarse de medios no-convencionales, la publicidad no siempre manda. En cuanto al formato, hoy en día el blog es una buena herramienta para la difusión de contenidos e ideologías de ciertas organizaciones (como este mismo blog). A su vez, las radios online están experimentando un crecimiento espectacular, ya que, a día de hoy, se puede hacer desde casa.

Si os interesan los medios comunitarios, el grupo titorizado 5b está trabajando sobre esta temática. ¡Echarle un ojo!

Portela Rodríguez 143 B01

Más que una radio: Radio Favela

P3206688 copia

Radio Favela es una película brasileña estrenada en el 2002 y dirigida por Helvécio Ratton. En ella se relata la historia de una radio pirata surgida en los suburbios y que se dedica a denunciar los problemas que padecen sus vecinos. En un lugar en el que el narcotráfico dicta las normas, en el que los niños son adultos sin futuro, se alza una voz llena de esperanza: Radio Favela.

Pero la película nos habla de mucho más. No sólo es una bonita historia sobre un grupo de amigos que consigue vencer su trágico destino, sino que nos habla de la voz del pueblo. De una radio que agrupa a una comunidad entera, que la une, que expresa sus alegrías y preocupaciones. Porque en este caso es mucho más que una emisora. Se trata casi de una bandera con la que la gente se siente identificada. Escucha las noticias, noticias del lugar, no de lo que dice un ministro en su discurso y que en nada les va a afectar. Sino que media entre las personas. Las ayuda. Media entre el borracho y su esposa, ayuda al viejo con dolor de muelas, protesta por la injusta actuación policial.

En resumen, colabora con la gente del lugar estableciendo una relación mutua, ya que por una parte, se alimenta de las historias de la gente para el funcionamiento de la emisora. Para sacar contenidos al aire. Por otra, la comunidad se ve beneficiada por el servicio que éstos prestan, con el que se pueden enterar de lo que sucede y con el que también pueden olvidarse de lo que pasa, aunque sea solo por un momento.

Además, en el video se deja ver el interés del estado en desmontar este tipo de medios. Trata de evitar su funcionamiento mediante diferentes amenazas y medidas de presión, para así poder tener la información bajo control. Radio Favela es una emisora que denuncia lo que ocurre, no le importa si el causante es un narcotraficante o el propio estado. Como es normal, a las altas esferas no les interesa la mala publicidad, quieren tener al perro atado. Manejar la información es una manera de hacerlo. Es una de las mejores. Y medios así luchan día a día por librarnos de las correas que, ricos y poderosos, tanto se afanan por controlar.

Portela Rodríguez 143 B01

We feed the World

Fuente: Wikipedia

Fuente: Wikipedia

We feed the World se trata de un documental austríaco estrenado en 2005, en el que se trata la problemática del sistema de producción alimentario llevado por los países desarrollados. En él se expone la situación actual, en la que pese que existe una gran sobreproducción alimenticia, sigue habiendo hambre en el mundo. Además critica el sistema alimentario de producción intensiva en el que estamos inmersos, en el que el agricultor depende cada vez más de las grandes compañías, y en la que la calidad del producto se pliega frente a la cantidad o la apariencia. Critica también el sistema intensivo de pesca, frente a los barcos de toda la vida que trabajan de manera más artesanal.

Sin duda este es un problema, pero de los grandes. Sin alimentación está claro que no podemos seguir viviendo. La base de la sociedad moderna es una comida barata, ¿pero a que coste? Cada día se emplean más hectáreas a plantaciones agrícolas, se usan semillas híbridas de crecimiento más rápido y se sustituyen los abonos tradicionales por abonos químicos. Esto produce un descenso de los bosques y selvas, que son los pulmones del planeta. La degradación de los suelos debido al laboreo y el uso de los citados fertilizantes químicos que, al contrario que los abonos naturales, reducen la retención de nutrientes y la porosidad de la tierra. Las semillas híbridas contribuyen a la desaparición de las variedades locales, más resistentes a enfermedades y climas del lugar, contribuyendo a una mayor dependencia del agricultor frente a las grandes compañías, además de reducir la biodiversidad existente.

Lo peor no es eso, sino que: pese a que el agricultor cultiva más, utiliza variedades híbridas de mayor producción y emplea fertilizantes que producen un crecimiento más rápido, cada día es más pobre. Por encima, los estados desarrollados subvencionan la producción agrícola, lo que provoca que los países más pobres y dependientes de este sector, no puedan competir con sus precios.

Pero no sólo pasa en la agricultura. Lo mismo pasa en el resto de sectores. Es interesante ver en el supermercado un pollo por cuatro o cinco euros, a veces incluso menos. Y digo que es interesante porque, si pensamos en todos los procesos que lleva y en los costes de transporte, ¡es increíble que sea tan barato! Pensad que la incubación se hace de manera artificial. Dicha incubación dura veintiún días usando calefacción y unas máquinas (que no son baratas) que les dan la vuelta a los huevos. Luego se pasan dos o tres meses de cría. En la que los alimentan, les dan agua, en algunos lugares calor y les inyectan medicinas de manera preventiva. Luego se lo llevan a una fábrica en las que los matan y los empaquetan. En dicha fábrica hay maquinaria que vale mucho. Si a todo le sumas empleados, alquileres, costes de transporte, beneficios… No me extraña que luego descubramos que a las vacas le dan pienso en el que hay carne de vaca, en vez de dejarla comer en los pastos de toda la vida.

¿Podrá hacer algo la sociedad para invertir esta tendencia? Si la comunidad mundial en la que vivimos, no hace algo, quizás esté cavando su propia tumba. Depende de todos. De los grandes y de los pequeños. Ya que sólo si pensamos de manera local, podremos actuar a escala mundial.

Portela Rodríguez 143 B01