Arquivo do blog

El castellano es un idioma loable, lo hable quien lo hable

Jueves, 26 de abril. Palcos Platea, en el interior del Teatro Principal de Santiago de Compostela. En mi muñeca unos dígitos marcaban las 21:00 cuando Luis Piedrahíta, el Rey de las pequeñas cosas, salió al escenario.

Fragmentos de monólogos ya conocidos y diversas improvisaciones y novedades compusieron la (algo más de una) hora que nos quedaba por delante. Interacción continua con el público y un cierto coprotagonismo de una pequeña sentada en la primera fila, de nombre África, a la que el humorista recurrió en más de una ocasión para que interviniera. Y todo con una banda sonora de risas que viajaban de norte a sur de la sala y que provenían desde gradas y palcos.

He de decir que me considero fan de los monólogos, aunque no necesariamente seguidora compulsiva; y más aún si hablamos de Dani Rovira, Goyo Jiménez o Luis Piedrahíta. Considero que, muchas veces, la esencia de sus discursos consiste en contar aquellas verdades universales que todos conocemos más que de sobra, pero de las que, muchas veces, no somos conscientes hasta que las vemos reflejadas en ese espejo humorístico. ¿Alguien sabe cada cuánto hay que echar a lavar un pijama?

Sin embargo, los monólogos sirven también para expresar otras muchas cosas, opiniones y verdades:

Es una manera de ver las cosas que sirve como antibiótico para situaciones desesperadas; un medio de comunicación que sirve a muchos para mostrar su opinión de una forma directa y sincera, y a otros tantos para identificarse con ello. Pero sobretodo, sirve para reirse del mundo y hacer que el mundo se ría de si mismo.

Álvarez Bao, Arantxa; S1D, 1A3

Boca a boca

Hace unos días hablando con el profesor de teatro del Albergue Juan XXIII que como ya sabéis fue dónde cubrimos nuestra actividad ProT, nos comentó la necesidad que tenía de difundir el estreno de su obra de teatro con su compañía profesional “Será o meu propio paraíso” para darse a conocer.

Todavía me resulta asombrosa la capacidad que tenemos mediante el “boca a boca” de que lo que queremos comunicar se transmita a millones de personas. Basta una frase y pedirlo como favor, o sin favor, para que nuestros contactos difundan lo que nosotros no seríamos capaces de decir a todos. Sin duda, para mí es el mejor método de comunicación. Aunque haya que confiar en personas desconocidas para uno para que el mensaje llegue a todos y no sufra una especie de “teléfono estropeado”, es una manera muy activa y dinámica de hacer promoción.

Así que, tú que estás leyendo este post, igual no te interesa nada la obra de teatro, ni ayudar a esta compañía, pero ¿qué te cuesta comentarle a tus amigos, conocidos y familia que tienen la oportunidad de disfrutar de esta obra y pasar un agradable rato si les gusta el teatro? Adelante, utiliza uno de los métodos más tradicionales para comunicar.

Aquí os dejo el cartel para que si os interesa tengáis toda la información sobre la obra para ir a verla.

Río Dovao S3D, 3B3

“ProT:Primeras conclusiones”

Esta semana fue la última que nos tocaba colaborar y participar en las actividades del albergue Juan XXIII. Nos despedimos con un hasta luego porque con lo bien que nos trataron las ganas de volver y aportar nuestro granito de arena siguen presentes.

Como conclusión primordial que hemos sacado de esta experiencia, queremos destacar que las personas que acuden al albergue participan más en las actividades de las que pueden sacar provecho para su vida personal y profesional como las clases de inglés o de encuadernación, mientras que las dedicadas al ocio como teatro y videoforum no tienen tanta afluencia.

Como detalle, nos queremos quedar con la total dedicación que aportaron los alumnos en las clases de inglés. Mientras éramos testigo del desarrollo de la actividad, ellos nos integraron con la mejor de sus sonrisas y nos animaban a participar con ellos. Además, acabada la clase no tuvieron ninguna prisa en marchar, y decidieron terminar los deberes para casa entre preguntas y curiosidades dirigidas a la profesora. También se mostraron muy interesados en la carrera que cursábamos, entablamos conversación con ellos y descubrimos por ejemplo, que coincidíamos profesión con uno de ellos, que nos contó un poco su vivencia como periodista radiofónico en Argentina.

Ahora, aunque hayamos terminado con las horas que debíamos cumplir en el Albergue, nos queda redactar el reportaje en su revista, en el cual intentaremos reflejar cómo son las jornadas en el Albergue para animar a aquellos que todavía no se han pasado por allí.

Río Dovao, S3D, 3B3

Se non queres casar, o mesmo da

Apáganse as luces. Un único foco, colocado nunha esquina ilumina o escenario. Cinco persoas, vestidas de negro están no centro. A música comeza a soar.

Así era como comezaba o pasado mércores a peza teatral “se non queres casar, o mesmo da”, unha recompilación das escenas máis coñecidas do teatro de Álvaro Cunqueiro. O escenario sempre era o mesmo, os actores tamén e sen embargo cada escena era diferente da anterior. Que era o que cambiaba entón? Cambiaba a maneira de comunicar.

Os tres actores que interpretaban os diferentes personaxes rían, choraban e soñaban o mesmo tempo, saltando dunha escena a outra co son dunha guitarra e dun tambor como telón de fondo. Porque o teatro é comunicación. O teatro é conseguir conectar co público e facelo participe da historia. A pesar de todo, debo recoñecer que neste caso concreto a obra non me chamou especialmente a atención, debido a monotonía que acompañaba  a certas escenas. Sen embargo, a capacidade de comunicación dos actores é algo que non se pode discutir. Porque actuar é comunicar e todos deberíamos de cando en vez ir ó teatro. Aínda que se non queres actuar, o mesmo da.

Cid Nieto, Claudia

S1D