Arquivo do blog

Quiero conseguir lo que siempre quise.

Esta Semana Santa vino cargadita de malas noticias en lo que se respecta al ERASMUS. Todo empezó en la presentación de los nuevos presupuestos generales para el año 2012 por parte del Gobierno Central. Todo apuntaba a que nos iban a recortar en educación un considerable pellizco y mi mayor temor eran las becas. En principio se dijo que las becas generales no iban a ser recortadas y que los tramos de renta no se iban a modificar, consuelo pensé, hasta que el jueves por la mañana escuchando las noticias de Cadena Ser,  me vino a los oídos una noticia que me cayó encima como un jarro de agua fría, las palabras del locutor se me grabaron en la mente hasta hoy “el gobierno afirma que recortará hasta un 43% las becas ERASMUS”.

No lo podía creer, aunque el discurso de la noticia se desarrollaba, yo seguía con esa frase en mente… Esperaba alguna frase de consuelo, un pequeño atisbo de esperanza que me pudiera ayudar a confiar, a creer, que yo el año que viene estaría en la ciudad de la luz estudiando. Con todo, el locutor siguió con su discurso y el pequeño atisbo de esperanza llegó, aunque no fue de mi confianza, yo quería creerlo. “Monserrat Gomendio afirma que en contrapartida las becas generales de estudios universitarios y no universitarios se mantendrán y los tramos de renta no se tocarán” al menos recibiré mi beca anual que me permite estudiar cada año y sin la cual yo no podría estar donde estoy.

Esto no quiero que sirva como lamento, si no como denuncia, estamos consiguiendo con todo esto que la gente que tiene pocos recursos no pueda hacer ciertas cosas que por derecho nos deben corresponder a todos los que queramos, estamos viviendo uno de los mayores períodos de recortes por culpa de una mala gestión política. Quiero mostrar mi indignación ante todos esos ajustes económicos , que por derecho, nos corresponden y sin los cuales la sociedad no podrá evolucionar y lo que conseguirán será que los ricos serán más ricos y los pobres más pobres. Yo no desistiré en mi empeño de irme de ERASMUS y conseguiré el dinero que los señores políticos no me pueden (quieren)  dar como sea, porque es lo que siempre he querido, desde que vi la película Yamakasy, estar en las calles de París y conocer su cultura urbana, sus gentes, sus barrios, en definitiva, la parte no turística ni comercial de la ciudad.

Asensio Castro, GBCP