Page One: Un año en The New York Times

El documental refleja la transformación de la industria mediática en un momento de gran confusión y crisis interna. Pone de manifiesto, a su vez, el ascenso de las nuevas tecnologías e Internet como nueva forma de periodismo frente a los tradicionales medios escritos. El film permite introducirnos de lleno en el día a día de una de las instituciones más prestigiosas del sector en el mundo, la redacción del “New York Times”. A través de un año de documental, podemos asistir a grandes transformaciones en la redacción como un cambio de editor, la publicación de un artículo comprometido o el envío inesperado de uno de los protagonistas a Bagdad.

David Carr, es para mí el periodista más carismático, y a pesar de no tener una larga carrera periodística a sus espaldas, consigue artículos con mucha substancia. Carr persigue un periodismo de acercamiento a los protagonistas del suceso y resalta también su alejamiento con los poderes institucionales y económicos. En la realización de su artículo se encuentra incluso con denuncias de la empresa a la que investiga, pero es llamativo cómo el protagonista sobrepone la verdad del hecho noticioso a la presión e intereses de los poderes económicos. Otro ejemplo de alejamiento con los poderes institucionales es el caso de los papeles del pentágono, que supuso toda una revelación de la independencia del periodismo.

Otro aspecto a destacar en la película es la confianza de los lectores con el periódico. Me sorprende el grado de importancia que el prestigio tiene en el medio. Este prestigio es la base actual sobre la que se sustenta el periódico y sin el cual no sería nada. Este hecho me parece, cuando menos, peligroso. Esto lleva a la masiva pérdida de lectores ante un error, como sucede en efecto en el documental. Algunos incluso afirmaban no volver a confiar en el “New York Times”.

Pero lo verdaderamente importante, en mi opinión, no es cómo trabaja esta redacción, sino los métodos y cambios que se emplean para adaptarse al nuevo marco tecnológico. Y a pesar de numerosas charlas y discursos sobre el asunto, considero que no se muestra ningún tipo de solución o iniciativa a este problema. De hecho, la solución que se obtiene al final del film, es cobrar íntegramente por su página web.

COSTA CUÍÑA, NURIA 151.A03

Advertisements

Posted on 7 Maio, 2015, in Posts individuais. Bookmark the permalink. Deixar un comentario.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: