¿Y si… legalizamos?

Después de analizar el problema de las drogas me gustaría tratar una parte del tema que, a mi parecer, es esencial. Tras ver todos los estragos considero fundamental hablar de la búsqueda de soluciones. Una de las propuestas más controvertidas pasa por legalizar su consumo.

Que el consumo de narcóticos es altamente perjudicial para la salud, que la legalización supondría un aumento en el consumo de drogas, que se vería incrementada la violencia y la criminalidad (robos, asesinatos…) son algunos de los motivos por los que un elevado número de individuos reniegan rotundamente de la posibilidad de que se legalice el consumo de drogas.

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo. Tras analizar profundamente el tema, no resulta tan complicado encontrar el lado positivo a la legalización. En primer lugar el consumo está ahí, el hecho de que no esté permitido no erradica su consumo. Además al ser ilegal su transporte y comercialización (existencia de un mercado negro) son mucho más peligrosos, surgiendo toda una red que beneficia exclusivamente a las mafias dedicadas a este negocio y que no dudan en usar cualquier tipo de violencia. Otros de los argumentos defendidos por los que apoyan esta postura son el derecho a decidir cada individuo lo que le conviene o no, la existencia de drogas legalizadas (como el tabaco o el alcohol), el gasto de demasiados recursos en la lucha contra la droga que no solucionan el problema…

Como se puede observar hay muchas razones por las que no se debería legalizar el consumo pero también hay otras que parecen posibilitar este cambio. Ambas partes parecen tener claro que el tráfico debe ser ilegal y que el consumo no es positivo. La diferencia radica en la forma de enfrentarse al problema. Me pregunto cuál será la más eficaz.

Lage Fernández, Noelia T5A S2B

Posted on 3 Maio, 2013, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Tú misma lo has dicho. A pesar de que las drogas no están legalizadas sigue existiendo su consumo. Yo creo que la legalización sería algo positivo, además para el Gobierno que ya sería el primero en meter impuestos y chupar del bote tal y como hace con el tabaco – el cual cabe destacar que está considerado también como droga, se conoce que es perjudicial para la salud pero se sigue aceptando su venta -. Además no sería el primer país ni mucho menos en hacerlo, como los recientes estados de EEEUU que aprobaron en las últimas elecciones su legalización o el país por excelencia, Holanda. Además, todo el mundo sabe que las drogas son perjudiciales para la salud en exceso aunque algunas como la marihuana tienen cualidades curativas ya que, por ejemplo, se utiliza en la cura contra el cáncer. Al fin y al cabo, y desde mi opinión personal, cualquier medicamento que injerimos externo a nuestro sistema, es una droga.

  2. Noelia Lage Fernández

    Siguiendo con el ejemplo de Holanda, hay que tener en cuenta que, últimamente, han restringido la legalización del consumo. Esto se debe a los problemas que acarrea el llamado turismo de la droga. Sin embargo sigue siendo legal, aunque con ciertos límites. En mi opinión, la mejor solución es la legalización, pero no total sino en ciertos casos (que deberían ser estudiados detenidamente por especialistas). Al fin y al cabo, no todo es blanco o negro, legalizar o castigar. Existe una amplia gama de grises.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: