¿Cómo es una casa familia?

Entre las muchas actividades que realiza Arela -algunas de ellas ya explicadas anteriormente- serán las casas de familia a las que dedicaremos nuestras primeras publicaciones.

Esta mañana nos hemos desplazado hasta el barrio compostelano de Conxo para visitar por primera vez una casa de familia de la asociación y hemos hablado con Aroa, la directora de la casa. Tras enseñarnos la vivienda, nos explicó qué es una casa familia, cómo se organiza y cuáles son las principales funciones que tienen los educadores. En esta casa en concreto hay 8 menores de diferentes edades y son 4 los educadores que se turnan para tutelarlos las 24 horas del día y los 365 días del año.IMG-20150224-WA0016

Los niños que viven en una casa de familia vienen de un entorno familiar que está en una circunstancia extrema, bien porque el responsable del menor no puede hacerse cargo del niño por una temporada, por ejemplo, la persona que lo cuida está ingresada y el menor no tiene donde quedarse; bien porque la situación familiar no garantiza el bienestar del niño (padres con problemas con las drogas, falta de recursos económicos…) o bien porque hay abandono por parte de los progenitores.

El objetivo de las casas de familia es asegurarse de que los niños gozan de una situación lo más normal posible, estable y segura. Su paso por una casa de familia suele ser temporal, hasta que la situación familiar se regulariza o hasta que encuentran una familia de acogida para el menor.IMG-20150224-WA0019

Los chicos se levantan, hacen su cama, van al colegio, se reparten las tareas de la casa, tienen normas, móvil, quedan con sus amigos, van a campamentos… Sin embargo, la sociedad tiende a creer que estos jóvenes son personas marginales y delincuentes. Aroa culpa a los medios de comunicación, ya que son los primeros en hacer creer que son problemáticos: “Los medios no sacan que un niño de una casa de familia sacó una matrícula, solo publican un caso morboso porque es lo que vende en esta sociedad”

OTERO FERNÁNDEZ, RAQUEL 152.F04

Advertisements

Posted on 24 Febreiro, 2015, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. 8 Comentarios.

  1. seminariocomunicacion1

    Sin duda estos niños, a pesar de lo difícil que pueda ser esta situación, se encuentran ante un panorama bastante mejor que el de aquello que terminan bajo el cuidado del estado en grandes centros donde después de los seis años difícilmente son adoptados. Os dejo aquí un documental sobre ello. http://youtu.be/7mE9WJ90sts

    NAVARRO OTERO, PEDRO 152.H01

    • Aquí los chicos no tienen más fácil la adopción que en los centros que tú dices. Es más, antes de darlos en adopción intentan regularizar la situación familiar y a veces hay chicos que están en una casa familia, vuelven a su hogar y acaban nuevamente en una casa familia. Por lo que pueden ser bastante mayores como para que los quiera adoptar una familia, a los más pequeños son a los primeros a los que les encuentran una familia.

  2. seminariocomunicacion1

    Pienso que la situación de estos niños ya es lo suficientemente complicada como para que los demás no seamos capaces de involucrarlos en la sociedad de una manera normalizada. Muchas de las veces anteponemos nuestros prejuicios sin conocer las historias de los demás. No sé si es por ignorancia pero realmente estos jóvenes deberían recibir un trato correcto e igualitario como el resto.

    MARTINEZ REY, PATRICIA 152.E01

    • Nos comentó Aroa que algunos chicos no comentan que son de una casa familia mientras que otros lo dicen sin problema. Algo que no ocurre con los chicos que vienen de familias convencionales. Esto es porque existe un estereotipo de lo que debe ser la familia perfecta y la única aceptable.

  3. seminariocomunicacion1

    Me parece un tema muy interesante para tratar ya que muestra una cara distinta de los centros para menores. Las casa familia de las que habláis parecen un sustituto muy adecuado para los menores en situaciones problemáticas, aportándoles un poco de “normalidad” al momento que están pasando. Los niños tienden a ser las víctimas de los problemas que mencionáis y en muchas ocasiones los centros para menores no son la mejor opción por el gran número de personas que hay o la poco especialización de la atención pero el acceso a una familia de acogida no es siempre algo fácil.
    Aquí os dejo un enlace sobre la ley de infancia y adolescencia dónde aparecen varios datos sobre el número de menores que hay bajo tutela.

    http://noticias.juridicas.com/actual/4545-el-gobierno-aprueba-los-proyectos-de-ley-de-proteccion-de-la-infancia-y-de-la-adolescencia.html

    Alonso Fernández, Romina 151.G01

  4. Coincido con mis compañeras, el riesgo de exclusión no debiera ser una preocupación a mayores en la vida de estos chicos y chicas, que ya de por si, no lo han tenido fácil. La lucha contra el estigma de la marginalidad es una labor a reconocer a organizaciones como Arela. Me gustaría saber si vais a tratar en algún momento qué es lo que ocurre con estos jóvenes cuando abandonan la casa de familia: la vuelta con sus familiares, la adopción, los programas de acogimiento familiar preadoptivo… Y si, en algún momento se tienen en cuenta sus preferencias o dependen siempre de una sentencia judicial.
    González Vázquez, Aida 151.H02

    • Depende mucho del caso, lo primero que buscan para los chicos de la casa familia es normalizar la situación familiar y que se queden con la familia que tienen. La adopción es un último recurso y no siempre es viable, porque las personas que buscan adoptar a un niño quiere uno que sea muy pequeño y aquí tienen chicos de todas las edades.

      Arela trabaja a partir de la decisión de un juez en la parte de reforma (cuando hay un menor que ha cometido una falta independientemente de la situación familiar) y está supervisado por La Xunta, ya que los niños no “pertenecen” a la asociación.

  5. Xiana Gómez de la Campa

    Está claro que a iniciativa pode chegar a ser moi fructífera. Son nenos e adolescentes nunha realidade familiar que non escolleron e este paréceme un xeito correcto de darlles unha vida máis doada.

    Páreceme moi destacable a mención que facedes dos medios de comunicación e a que comparto. Os xornais e os medios en xeral teñen un gran poder sobre a opinión pública e en vez de usalo no favor de xente que presenta unha vida con dificultades, e non sempre pola súa vontade, utilízano para sinalar ao diferente e dificultar a integración total. Espero que tratedes este aspecto dentro da vosa temática elexida, sobre todo polo emprego ao que pretendemos optar nun futuro.

    GÓMEZ DE LA CAMPA, XIANA. 151.D03

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: