La realidad más cruel

María Gómez Valbuena o Sor María, como ustedes prefieran, está imputada en el caso del presunto robo de niños en la década de los 70 en diversas clínicas y hospitales de Madrid. Son muchas las madres que han denunciado a esta señora por quitarles a sus bebés minutos después de dar a luz, o incluso decirles que sus hijos habían nacido muertos. Al mismo tiempo, una pareja estaba en la sala contigua esperando a que les entregaran a su “hijo”. Los matrimonios que acudían a Sor María, lo hacían derivados de la Agencia Española de Protección de la Adopción, fundada por el fiscal del Supremo Gregorio Guijarro, quien en 1980 declaró: “Hoy por hoy, el sistema más rápido para conseguir un niño en adopción es ganarse la simpatía de las personas relacionadas directamente con el tema: asistentes sociales, monjitas…” Aunque nos parezca cruel, existía gente capaz de arrebatarle a las madres sus hijos y a ese grupo pertenecía Sor María la “la monja que daba niños”.

Ahora, 40 años después, esta trama sale a la luz, y aunque Sor María dijo que le repugnaba el robo de bebés, muchas son las mujeres que se han armado de valentía para denunciar sus casos e identificar a Sor María como la artífice de la trama. Pero, ¿quién le puede curar el dolor sufrido durante tanto tiempo a estos padres? ¿Cómo actúas si te quitan a tu propio hijo en contra de tu voluntad? Pero, en otro aspecto, ¿qué sentencia puede tener Sor María después de 40 años de engaño y mentiras? El caso tiene un largo camino por delante que recorrerán los padres afectados para que se haga justicia.

Veres Ojea S3C ProT 4B 1

Posted on 13 Maio, 2012, in Sen clasificar and tagged , , , , , . Bookmark the permalink. 3 Comentarios.

  1. Rocío Quintana Fernández, S3E, 3B2

    Este es un caso muy grave que ahora está saliendo a la luz pero que no es un fenómeno aislado. Por desgracia, son casos que se suceden en muchos lugares después de una guerra donde el caos y el descontrol guían el país. Algo que aprovechan estas personas para hacer de las suyas.
    El comportamiento de Sor María no es el único. Hace algún tiempo en un programa documental de cuatro “Diario de…” se mostraron varios casos de madres de distintos lugares de España, sobretodo en Andalucía, que habían sufrido lo mismo. En este caso el núcleo era un médico que trabajaba en un hospital y también en una clínica privada.
    Los casos son más de los que se piensan y lograr que todos salgan a la luz va a ser muy complicado. Descubrir que has vivido una mentira toda tu vida no debe de ser fácil. Espero que con esta investigación se llegué al fondo.

    • En el momento en el que dos o tres mujeres sean capaces de denunciar su situación, muchas se llenarán de valentía y también harán públicos sus casos. A partir de ese momento aumentará el número de denuncias y el caso se hará más “grande” e importante y, sobretodo, con más trascendencia en los medios. Estamos ante un caso de gran controversia que, estoy segura, nos sorprenderá día tras día.

  2. Miriam Varela Fernández

    Este é un tema que me dá verdadeira carraxe. O meu reportaxe para Xéneros o cuadrimestre pasado versou precisamente sobre este feito: os nenos roubados durante o franquismo. Son os outros “desaparecidos”. Non están en fosas comúns, pero durante anos viviron cunha identidade que non era realmente a que lle correspondía. Parece mentira que estas atrocidades se estivesen a cometer durante sesenta anos ata fai apenas vinte, onte coma quen di, e que aínda hoxe comecemos a ser coñecedores da situación. Que curas, monxas, médicos, enfermeiras… fosen os os maiores implicados nesta trama. O primeiro que abriu a porta a investigar estes casos foi o xuíz Baltasar Garzón, e, paradoxas da vida, o seu intento de esclarecer estes crimes acabou por custarlle o posto na Audiencia Nacional en maio de 2010 e a apertura dun xuízo contra a súa persoa por suposta prevaricación. Precisamente, a investigación destes casos a través da vía xudicial está practicamente parada e a maioría das denuncias presentadas son arquivadas por diversos motivos. Algunhas veces, a institución xudicial considérase incompetente para levalo adiante e abrir unha investigación; outras, acúsase a falta de probas e documentación ou considérase que os feitos xa prescribiron. “Un delito de esta gravedad contra el ser humano no tiene prescripción. Es como si prescribiera el holocausto. Hay ciertos delitos que no tienen nombre. No lo entiendo, pero al parecer nuestra justicia y nuestra sociedad lo tiene calificado de esta manera”, dicía Gonzalo de Barcelona, vítima desta trama con quen tiven a oportunidade de contactar, entre outros afectados que me ofreceron as súas historias desgarradoras, porque non podo adxudicarlles outro calificativo. Falando do caso concreto que ti apuntas e que tanta expectación está a xerar últimamente nos medios, eu non sei que sentencia recaerá sobre Sor María e, visto o visto, nin sequera sei se realmente será condeada. O que si sei, é que pasasen corenta anos, cincuenta, cen… a atrocidade que cometeu supostamente foi un crime no seu momento e segue a selo hoxe e agora porque, como di Gonzalo, un delito así non ten prescripción.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: