La ocupación, ¿una alternativa al desahucio?

La realidad del desahucio no es algo nuevo, pero sí algo que se ha visto incrementado desde que ha empezado la ‘’crisis’’ en el año 2008. Desde ese año, miles de familias se han visto obligadas a abandonar sus casas, dejando atrás sus historias y pertenencias. Junto a esto, y proporcional a ello, la okupación de bienes inmuebles ha aumentado.

Desde que se originó la okupación en los años 60 y 70, este fenómeno urbano ha ido evolucionando, y ha vuelto a renacer en estos tiempos de crisis económica. Era lógico que esto pasase, ya que habiendo millones de viviendas vacías en España y miles de personas desahuciadas, sería raro que nadie hubiera barajado dicha alternativa.

Hasta hace unos años se relacionaba este fenómeno con juventud y rebeldía, pero, ahora, la concepción ha cambiado. Yo, sinceramente, me pregunto por qué no ocupar una vivienda vacía si nuestro Gobierno no es capaz de garantizar un presupuesto tan básico como el expuesto en el artículo 47 de nuestra Constitución, aquél que empieza por “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada”. Pues bien, si nos lanzamos a la aventura, debemos de saber que son poco comunes las condenas relacionadas con la ocupación, y la mayoría de las existentes proceden de resistencias a la autoridad durante los desalojos.

Además, si el impedimento para no hacerlo reside en la creencia de que todos estos pisos okupados tienen un dueño que se opone, como sería lógico, a la ocupación de su propiedad, hemos de decir que no es así.

En resumen, queda decir que con este artículo no buscamos, aunque pueda parecerlo, incitar a la ocupación, sino remover conciencias y ofrecer una viable alternativa al desahucio, que garantizaría temporalmente unas condiciones mínimas de calidad de vida.

Tenorio Fernández, Abraham, alumno de Técnicas de Expresión (1º Derecho)

Posted on 17 Abril, 2013, in Documentos and tagged . Bookmark the permalink. 4 Comentarios.

  1. Estoy bastante de acuerdo contigo, Abraham. Me parece lamentable que muchos bancos aleguen que “necesitan” desahuciar las viviendas para saldar sus deudas cuando todos somos conscientes de que en la mayoría de los casos se quedan inutilizadas. ¿No sería mejor prorrogar la hipoteca hasta que la persona pueda pagar en vez de quitarle su hogar y no ganar nada ?

  2. Abraham Tenorio Fernández

    Estoy de acuerdo contigo, Lucía. Indudablemente, sería mejor prorrogar la hipoteca hasta que esa persona pudiera pagar. Quitarle su hogar es mezquino, sobre todo, sabiendo que su casa quedará deshabitada y, que esa persona, quedará en la calle, a merced de las adversidades sociales.

  3. Entonces, si yo no pago, por la razón que sea, mi hipoteca, ¿la solución es que vaya a la casa de verano de mi vecino, que sí paga su hipoteca al día, y la okupe? ¿o la casa que compró al lado del campus para cuando sus hijos vayan a la univesidad?… ¿o se trata únicamente de ocupar los expropiados por los bancos? en ese caso su precio de venta en subasta bajará tanto que, si ya hay pérdidas con las subastas públicas, serán aún más.

    No hay que olvidar que un desahucio no significa, siempre, seguir teniendo que pagar una hipoteca: si te han prestado 100.000€, ya has pagado 30.000€ pero ya no puedes pagar más y te embargan… tras el desahucio va la subasta. Si en la subasta se sacan 50.000€, aún se deberá al banco 20.000€, si se sacan 80.000€, se recuperarán 10.000€.
    El problema es que el precio del suelo ha bajado mucho, así que casi siempre siguen quedando crédito por saldar.

    Si el fenómeno de los “okupas” aumenta en ese tipo de inmuebles, los ya escasos (principal problema de que las ventas sean a precios tan bajos) pujadores de las subastas dejarán de acudir. La consecuencia directa es evidente: menor precio de venta, más deuda para el embargado.

    ¿Solución frente a los desahucios?
    1) Leer antes de firmar. Siempre. Todo. Desde el contrato con Movistar hasta el crédito por el coche o la casa.
    2) Menos “viva la pepa”: no dejar que el banco nos tase la casa al 120% para que la hipoteca sea mayor, aunque queramos “ese coche tan majo” y “esos muebles tan caros”.
    3) Perito propio… siempre… el conflicto de intereses del banco es más que evidente: cuanto mejor tase la vivienda, mayor será la hipoteca, ¿¿¿cómo dejas que sea ella quien perite la vivienda???.
    4) Intentar conseguir crédito de familiares antes de hacer la hipoteca para reducir la cantidad… durante toda la vida se funcionó así y con mejor resultado que con hipotecas enteras… ¿por qué se ha dejado? Si no es posible, mala suerte, pero si lo es…

    5) Si aún así no se puede pagar, primero tratar de negociar con el banco… hay muchas alternativas: usufructo (!!!!), aplicación del plazo, cambio de banco (difícil en la actualidad), etc…

    5) Si no se logra nada… intentar vender antes del desahucio. Aunque hoy en día es difícil…
    7) En caso de inminente desahucio, hacer cuanta publicidad de la subasta de tu vivienda puedas… facebook, foros, etc. Con suerte alguien que pueda pujar estará interesado.

    Acudir a un abogado para saber qué posibilidades hay, siempre es buena idea.

    Y un último detalle… respecto a la tan de moda “dación en pago”. De primeras, es algo que suena muy bien, pero no es oro todo lo que reduce:
    -En un contexto opuesto al actual, en el que la vivienda sube, la dación en pago sería un “oh dios! qué injusto!! pierdo dinero!!”.
    -En un contexto de depreciación, como el actual, haría que los bancos viesen reducido su patrimonio en beneficio del dador (el banco ha prestado 100.000 y recibido 70.000, incluyendo el valor del inmueble -> antes de la dación, aún tenía un crédito de 100.000-lo_pagado, ahora tiene un inmueble que vale Y, siendo (100.000-lo_pagado)<Y). El hipotecado y ejecutado, sin dación, asumiría él la depreciación, pero siendo un banco, que es una empresa y que se dedica profesionalmente a estos créditos………. implicaría que el resto de las hipotecas fuesen más caras: hay que compensar las pérdidas de esos hipotecados que no pagan.
    (ej.: lo que pasó con las "cláusulas suelo"… declararlas abusivas provocó que las nuevas hipotecas tengan unos intereses mayores. No hay que olvidar nunca que: UNA EMPRESA NUNCA PIERDE DINERO, si lo hace, quiebra).

  4. Amara Santos Pérez

    Totalemente de acuerdo con Lucía, Abraham. En mi opinión se deberían alargar más las hipotecas hasta que la persona pueda pagar, porque deshauciando a familias enteras de sus casas no se gana nada más que se produzca la oleada de suicidios que está ocurriendo en nuestra sociedad últimamente por ejemplo. Es muy triste que un padre de familia se vea abocado al suicidio por el agobio y la desesperación de poder darle a su familia un techo bajo el que vivir, comida que llevarse a la boca y una vida digna.
    Las cosas se están haciendo muy mal, los bancos deberían recular y buscar otras opciones aunque el panorama está negro, pero por el camino que estamos siguiendo no se va a ninguna parte, en mi opinión sólo se conseguirá que esta situación empeore y se haga insostenible.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: