El debate de competición

Como casi todo en esta Nueva Orden Mundial, o globalización, como quieran llamarle, el debate de competición viene de Estados Unidos. En universidades como Harvard, esta disciplina forma parte de la rutina universitaria, como el fútbol americano a las juergas a lo American Pie. También algunos políticos de hoy se han nutrido de las artes del debate de competición y la oratoria.

Captura-de-pantalla-2012-12-20-a-las-01.21.11

Este ejercicio de comunicación va a cumplir casi una década de historia en Compostela. Aunque la actividad está dejando cada vez más el adjetivo “incipiente”, hay muchas universidades e institutos gallegos que ya se han interesado en el debate. Este consiste en la preparación exhaustiva de un tema por parte de dos equipos (de tres a cinco personas) que defenderán una postura conocida segundos antes de comenzar el debate. Por lo tanto, significa que ambos equipos han de estar preparados para defender posturas con las cuales puede que no se sientan identificados. La defensa de las posturas, apoyada en evidencias de prestigio, combina lenguaje verbal y no verbal, este último una las lacras del sistema educativo estatal. Clubes como CDC (Clube Debate Compostela) cuentan con expertos formadores y actividades asociadas al debate de competición, así como la participación en torneos interuniversitarios a nivel estatal.

Nespereira Vale, Mario S2D T5B

Posted on 22 Abril, 2013, in Documentos and tagged . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. Placer Breijo, Laura

    Ya lo había comentado en otro post sobre el tema y es que el debate ahora mismo es necesario. Esperaba el otro día el bus y escuché a un señor diciendo: “os políticos por non saber non saben nin falar”… y es cierto. La oratoria y la persuasión son dos elementos que todo el mundo debería como mínimo conocer (ya no digo dominar) para mantener una comunicación más efectiva. Con salir un día a la calle ya te salen temas de debate de debajo de las piedras y, no nos damos cuenta a veces, pero la vida es debate: cuando quieres salir y tus padres no te dejan (tienes que debatir con ellos), cuando un profesor te da una nota que crees injusta (tienes que debatir con él), cuando tus amigos quieren ir a tomar algo y a ti te apetece ir al cine (tienes que debatir con ellos). Y ojo, uso la palabra debatir y no discutir porque una discusión es un mal debate.

  2. En absolutamente todo. Yo, de hecho, la incluiría como mínimo como asignatura optativa en la educación primaria y secundaria. Quizás con el tiempo…

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: