El 94% de los estudiantes de Periodismo de la USC considera que los medios tienen más importancia que las campañas electorales

Uno de los temas más frecuentes entre las comunidades de futuros periodistas es el tratamiento de la información política por parte de los medios: ¿Qué periódico es más “de derechas”? ¿Y más “de izquierdas”? Si tuviésemos que enfrentarnos a información de carácter político, ¿cómo actuaríamos? ¿Seríamos objetivos? ¿Podemos ser objetivos?

Para saber la opinión de los que serán, muchos de ellos, los redactores de las noticias de tono político, desde el GT 152.B00 decidimos realizar una encuesta entre los estudiantes de Periodismo de nuestra facultad. Esta es una de las estrategias de trabajo llevadas a cabo por otros observatorios de medios que tomamos en referencia, como el Observatorio de la Imagen de las Mujeres. La realización de la encuesta en cuestión se enmarca en la estrategia que el susodicho observatorio establece como Participación en actividades de formación y sensibilización sobre la influencia que el tratamiento discriminatorio en los medios y la publicidad tiene en la desigualdad.

ENCUESTA:

TOTAL: 93 encuestados

Población: futuros periodistas.

Muestra: estudiantes de Periodismo de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de Santiago de Compostela.

Universo: estudiantes (mujeres y hombres) de entre 18 y 25 años.

Preguntas y respuestasRESULTADOS ENCUESTA

Método: entrega de una encuesta en folio a cada uno de los asistentes a las clases a las que acudimos hasta llegar al número de 93 encuestas, resultado total y final de encuestados.

Soporte: papel; entrega en mano.

Como conclusión extraída tras el análisis de la encuesta, destacar que el 94% de los encuestados le da mayor importancia a los medios de comunicación que a las propias campañas electorales, es decir, consideran que el devenir de la biopolítica depende en mayor grado de los medios (el cuarto poder) que del control ejercido por las instituciones y resto de partidos políticos, lo que se conoce, esto último, como biopoder. De todas formas, podemos ir más allá y pensar que las campañas electorales nacen con el objetivo de ser reflejadas en los medios, sin embargo, el hecho de otorgar mayor importancia a estos últimos nos da la idea de que somos los mediadores de la información los que realmente podemos tener influencia en la biopolítica a través de la construcción del discurso político. Como último dato a destacar, resulta curioso que un 68’82% de los encuestados afirma que sería totalmente imparcial y, sin embargo, refleje que NO existe la información objetiva.

Para finalizar, y volviendo al tema de la MUJER EN LOS MEDIOS, avisar a la comunidad de la materia de Comunicación Interpersonal y Comunitaria que tanto el GT del Seminario 1 como el GT del 2 pondrán en marcha un blog adscrito (próximamente daremos la url) en el que nuestro grupo ampliará horizontes y estudiará no solo el tratamiento de la información política en los medios, sino también el tratamiento de la MUJER, DISCAPACITADOS, EMIGRANTES Y JUVENTUD (grupos sociales vulnerables), en un acto de colaboración con el proyecto CIDEC, trabajo de investigación que se está a desarrollar en nuestra facultad.

CC USC

santiagoturismo.com

MELCHOR FERNÁNDEZ, BORJA 152.B02

Posted on 20 Marzo, 2015, in Posts individuais and tagged , . Bookmark the permalink. 11 Comentarios.

  1. Es una buena noticia la de vuestra colaboración con el CIDEC, seguro que sacais cosas interesantes de ahí. Con respecto a la encuesta, me parece que ese resultado de que un 94% le da más importancia a los medios de comunicación puede deberse a que nuestra idea de campaña electoral no se entiende sin los medios de comunicación. Hubiera sido interesante concretar sobretodo el tipo de elecciones (autonomicas, municipales…) porque seguramente hubiese variado también la percepción de la importancia de los medios. También el resultado de la imparcialidad vs. objetividad tiene su lógica, supongo que también dependerá del tipo de contenido que estés tratando, pero una lectura del mismo podría ser que a pesar de que somos conscientes de que nunca seremos 100% objetivos, eso no quita que intentemos preservar la información lo menos adulterada posible.

  2. VAZ ÁLVAREZ, MARTÍN 152.H05

  3. seminariocomunicacion1

    Para responder las preguntas que formuláis al principio de este post, os recomiendo la lectura del texto de Tuchman que mencioné el pasado viernes en el último que yo publiqué. Trata sobre la objetividad en el periodismo y, a pesar de que no existan dogmas en esta profesión, estoy segura de que sacaríais ideas interesantes.

    Considero que la imparcialidad en el periodista, y más si hablamos de cuestiones políticas, es absolutamente imposible de conseguir. Al menos de forma absoluta. Cuándo una información es transmitida por un sujeto, este la ha interpretado previamente y, es precisamente en este proceso en el que entran en juego los valores, las creencias y la ética de dicho sujeto. En mayor o menor medida, el periodista dejará entrever sus inclinaciones ideológicas.

    Aun así, claro está que no debemos dejar de intentar aproximarnos en la medida de lo posible a este complejo concepto. Os dejo un enlace en el que podéis encontrar información sobre la objetividad y la función democrática del periodismo:

    http://www.academia.edu/2035998/La_objetividad_y_la_funci%C3%B3n_democr%C3%A1tica_del_periodismo

    Por otra parte, es muy interesante la cuestión que planteáis sobre la importancia de los medios frente a la de las campañas electorales.

    Evidentemente el discurso político durante las campañas tiene muy en cuenta la presencia de los medios. En cambio, creo que estos últimos deberían tener mucha más importancia y sobretodo, independencia, en la sociedad en la que vivimos, en principio democrática.

    Creo que podéis sacarle mucha chicha a este trabajo. ¡Ánimo!

    RIVERA MOLINS, IRMA 152.D05

  4. seminariocomunicacion1

    Correcto, Martín. Comparto lo que apostillas. De todas formas, considero que el tipo de elecciones no tiene tanta importancia como dices a la hora de tratar el tema. La mayoría de los votantes en potencia no se enteran de los programas políticos a través de los mítines ni de información proporcionada directamente por el partido, ya sea en al ámbito nacional, autonómico o municipal, sino mediante la información servida por los canalizadores de la misma, los periodistas, que somos los encargados de descifrar los innumerables mensajes políticos que se producen en campaña prelectoral y electoral.

    En relación al proyecto CIDEC, sí nos parece una gran idea la de poder colaborar con un proyecto de mayor relevancia, ya que nos dará muchas posibilidades a la hora de analizar los medios en relación a otros temas que no sean tan solo de política. Como decía, en breve esperamos comunicaros la dirección web del blog adscrito.

    MELCHOR FERNÁNDEZ, BORJA 152.B02

  5. seminariocomunicacion1

    Es curiosa la relación que estableces, Irma, a la hora de hablar de la objetividad de los medios de comunicación en relación al tema político y, a la par, muestras lo complicado del asunto. Al comienzo del comentario nos indicas que es absolutamente imposible de conseguir la imparcialidad en el periodista, sin embargo, de cara al final del texto, haces una especie de llamamiento a la independencia de los medios como seguro demostrable de la existencia de democracia en nuestra sociedad. ¿Es posible lo segundo si se cumple lo primero? Considero que es muy complicada de establecer la línea de separación entre la objetividad y la subjetividad. En mi opinión, la objetividad no existe ni debe existir. Los periodistas debemos ser honestos, lo que implica mostrarnos al resto tal como somos. Es la audiencia la que debe ser consciente de que los periodistas somos personas y, por ello, podemos y debemos ser interpretativos de lo que ocurre en la actualidad. La ciudadanía debe contrastar la información, es así la única manera de preservar el derecho a la pluralidad informativa.

    MELCHOR FERNÁNDEZ, BORJA 152.B02

  6. seminariocomunicacion1

    Personalmente, opino que en las temporadas de campañas electorales, la población española conoce la celebración de los mínites políticos por medio de la prensa, de nosotros los intermediarios. Creo que jugamos un papel crucial, la gente confía en lo que las noticias, la prensa, les dice; somos su fuente de información, conocen las palabras, las posiciones y los actos electorales por nosotros.
    Es posible que dependiendo del medio que lo cuente, estará más orientada hacia un ideal o hacia otro, a pesar de que los periodistas debamos ser objetivos, nuestra ideología siempre los influirá en nuestra expresión.
    “Yo os aseguro, ni lo juro ni lo prometo, que con Podemos las cosas van a cambiar. Y no digo nada más porque luego se malinterpretan mis palabras en algunos medios de comunicación que mienten como putos bellacos que solo buscan la rentabilidad económica y no el social deber cultural de informar con la verdad siempre por delante”; esta es la opinión del líder de Podemos de lo que los medios de comunicación dicen tras sus apariciones en público. Podéis verlo entero en este enlace.
    http://www.ahoragranada.com/opinion/luna-creciente-los-mitines-politicos-iv-13-3-2015/

    LORENZO SOBRAL, SOFÍA (151.C05)

  7. seminariocomunicacion1

    No estoy de acuerdo en que los periodistas debamos ser objetivos, Sofía, pero sí honestos, como decía en el comentario anterior. Así, no defiendo la mentira (como refleja el líder de Podemos en la frase), sino todo lo contrario: el relato de la verdad interpretada. Muy interesante el enlace que nos ofreces, muestra claramente que los medios de comunicación son empresas que defienden a sus accionistas “en las buenas y en las malas”. El deber de informar es adoptado y adaptado por los medios a su manera, convirtiéndose estos en meros instrumentos del biopoder llevado a cabo por las instituciones del Estado: el “cuarto poder” pasa a ser una derivación de apoyo de los tres anteriores poderes y no una derivación correctora de los mismos. Es en este momento cuando la biopolítica se encuentra maniatada por el poder y pasa a existir solamente el biopoder.

    Para afondar sobre el tema, y en relación al proyecto CIDEC, enlazo aquí un curioso decálogo sobre el buen periodismo, en el que la VERACIDAD es la primera de las cualidades-modelo a seguir por el mediador de la información: http://proyectos.elcomercio.es/concursoescolar/pdf/decalogo_periodista.pdf

    MELCHOR FERNÁNDEZ, BORJA 152.B02

  8. seminariocomunicacion1

    Tal y como conocemos las campañas electorales de los partidos tradicionales, en mi humilde opinión, no sirven para nada. Actos con 300 militantes agitando banderas, ¿proporcionan algún tipo de voto? Esas campañas solo sirven para ofrecer mensajes vacíos de contenido. Las campañas de los partidos emergentes, como Podemos o C’S, con mucho menos dinero, pero ideas y sobre todo, calle, mucha calle y apariciones en los medios, a todas horas. Que los medios te quieran sacar, pero sacarte para hacerte una entrevista, para que establezcas un contacto con el presentador o seas contertulio en un debate. Así te das a conocer y la población se acostumbra a la cara del candidato. Por lo tanto, los medios juegan un papel fundamental y capital, readaptado estos últimos años, ya que los partidos han sabido captar una nueva forma de estar presente en los medios: formar activamente como parte de ellos.
    GÓMEZ CASTRO, DAVID. 151.H01

  9. seminariocomunicacion1

    Lo primero creo que la encuesta que habéis hecho en clase es muy buena idea para vuestro trabajo, sin embargo, sí que es cierto que a veces me faltaba la respuesta “otros”, ya que a veces era muy difícil responder sí o no a alguna pregunta, porque existen muchos matices, pero sin duda, buen trabajo. En cuanto a las campañas electorales, es evidente que los medios son los grandes intermediarios de la información y que por tanto tienen una gran influencia, el problema existe cuando utilizan esa posición de intermediario para desprestigiar a un partido y favorecer a otros. Y esto no sé si es cierto o no pero la impresión que me da es que, aunque se sigue confiando en los medios a la hora de las campañas políticas porque sin determinadas informaciones, muchos ciudadanos no se enterarían de la mitad de las cosas, creo que antes se confiaba mucho más en la información política que ahora, a pesar de que evidentemente nos seguimos fiando.
    Por último, con respecto a que la mayoría de los entrevistados (y me incluyo) hemos dicho que seríamos imparciales, pero que no existe la información objetiva es porque, si yo estoy trabajando en un medio de comunicación y tengo que contar lo que está ocurriendo en un partido, me gustaría hacerlo con total objetividad, trasladando la realidad. Sin embargo, los medios tienen su editorial y cada medio un posicionamiento político, aunque muchas veces se quiera decir lo contrario, creo que es algo que todos tenemos claro y que los medios cuentan la realidad que al partido de turno le interesa.
    Os dejo un vídeo de Perú del 2011, dónde se explica el rol que tomaron los medios de comunicación en sus elecciones. Aunque en menor medida, ¿los medios en España también “están comprados”? https://www.youtube.com/watch?v=wkbzNdq-pTE

    En cuanto al proyecto CIDEC espero que los dos grupos hagamos un buen trabajo!

    GARCÍA MOLEDO, ALBA 151.E01

  10. seminariocomunicacion1

    Estoy totalmente de acuerdo con mi compañero David, y es eso lo que defiendo en el post y hago a ver a la comunidad a través de la emisión de los resultados de la encuesta: la importancia de los medios de comunicación como instrumentos políticos electorales. Sin embargo, me pregunto si es tan fácil aparecer en los medios como parece indicar en el susodicho comentario. Los medios de comunicación, con ideologías marcadas fruto de los intereses, son reacios a informar acerca de la aparición de nuevas fuerzas políticas opositoras a las vigentes, y eso supone una gran traba hacia la aparición en la agenda mediática. Esto es un claro ejemplo de que en los mass media predomina la INFORMACIÓN, no la COMUNICACIÓN, ya que el mensaje adopta un carácter meramente unidireccional y la ciudadanía no tiene voz para expresar sus voluntades en aras de dar a conocer a los partidos emergentes (Compostela Aberta, en las Municipales de Santiago de Compostela, es un claro ejemplo). Recordemos que a más información, menos comunicación.

    Para ampliar el concepto de comunicación enfrentado al de información, enlazo un interesante texto de Antonio Pasquali: http://www.razonypalabra.org.mx/N/N75/monotematico_75/27_Olmedo_M75.pdf

    MELCHOR FERNÁNDEZ, BORJA 152.B02

  11. seminariocomunicacion1

    En primer lugar, gracias por elogiar nuestro trabajo, Alba. En segundo, considero que en la actualidad no hay tanta creencia por parte de la ciudadanía hacia la información política no solo a causa de la falta de profesionalidad por parte de los medios, sino también a raíz de los innumerables casos de corrupción (mapa de la corrupción en España) que se han sacado a la luz desde el comienzo de la democracia en España. La suma de ambas hace pensar que los medios son la cortina que no deja ver la luz a los ciudadanos, convirtiéndose periódicos, emisoras y canales de televisión en instrumentos políticos, informadores (y no comunicadores en la mayoría de los casos) capaces de vender la verdad a precio de salario.

    En tercer lugar, la dicotomía imparcialidad-objetividad. Es una gran conclusión la que sacas de la encuesta, Alba. Estuve comentando eso mismo con muchas personas de la comunidad y llegamos a la misma razón que tú: la imparcialidad es un hecho futurible, mientras que la objetividad es una realidad no alcanzable en estos momentos. En nuestras manos está cambiar la situación, objetivo con el que nace la encuesta que desde el GT 152.B02 hemos hecho.

    Para finalizar, Alba nos pregunta si los medios de comunicación en España están comprados; yo creo que, aunque suene duro, sí, pero no todos. En mi opinión, aquellos medios que comulgan con una ideología porque consideran que es la más acertada y, como consecuencia, tienen afinidad con el partido político relacionado, están obrando bien, es más, están favoreciendo la pervivencia de la pluralidad política. Ahora bien, los medios que deciden cambiar su ideología en función del Gobierno de turno no merecen más que críticas; es el caso de La Voz de Galicia o mismo de las televisiones y medios públicos, como RTVE. En referencia a La Voz de Galicia: “Con la llega al poder de Feijóo, la dependencia de las subvenciones del periódico, debido a la caída acusada de lectores, condiciona la línea editorial de la cabecera alineándose con el PP y en particular con el presidente” (http://es.wikipedia.org/wiki/La_Voz_de_Galicia#Historia).

    MELCHOR FERNÁNDEZ, BORJA 152.B02

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: