Todo iba mejor cuando Gran Hermano solo era un programa de televisión

Ya he dicho en anteriores posts que la comunidad nace del concepto  “compartir”, es decir, un conjunto de personas que se hallan unidas para sobrellevar una carga común así como repartirse los beneficios. “Somos hermanos en la salud y en la enfermedad”, este debiera ser el eslogan de las comunidades. Hace siglos, cuando aún no existía eso que llamamos Estados, el hombre se organizaba en pequeñas tribus o bandas regidas por un líder. Pero no era un líder absoluto debido a que este jefe era conocido por todos los integrantes de la banda y con todos mantenía unas estrechas relaciones. El caudillo no podía hacer lo que quisiese porque entonces los miembros de la tribu podrían matarle o deponerlo mediante cualquier proceso. Según lo que tengo visto, oído y leído, concluyo que cuánto mas pequeña sea una comunidad, mas posibilidades habrá de que se pueda desarrollar la democracia y, por tanto, la libre asociación entre individuos.

globalizacion

El problema surge cuándo, fruto de los avances tecnológicos, las comunidades crecen y entonces los individuos ya no se conocen. Es aquí cuándo nacen los modernos Estados, con líderes que, aunque elegidos democráticamente, nadie conoce y con los que casi nadie de esa macrocomunidad mantiene relación. Como resultado, la comunidad se disgrega, se dispersa, frente a un poder paralelo, centralizado y organizado que puede ejercer mayor control sobre esa población en la que el individuo tiende a aislarse cada vez mas. Recientemente se han destapado casos de vigilancia en internet por parte de los gobiernos y de las redes sociales, en un tándem empresas- Estado que ya empieza a ser habitual en nuestros tiempos. Todo empieza así, como dice el señor Bauman, por seguridad. El individuo se haya indefenso y es un Estado con sede a 500 o 1000 km de su casa el que debe defenderlo. La cosa se pone peor si tenemos en cuenta que el mundo se esta convirtiendo, poco a poco en una Aldea Global en la que todo el mundo estará controlado por los cuatro poderosos de siempre que ejercerán su poder a través de la economía y el mercado. Hemos llegado a un punto en el que se preconiza la libertad del individuo pero se le prohíbe el acceso a los medios necesarios para conservar su libertad, vamos, que  la doble vara de medir del “neoliberalismo” actual tiene las manos muy largas.

Sánchez Caridad, Iago 143 B04

Advertisements

Posted on 27 Febreiro, 2014, in Lecturas e filmes and tagged , . Bookmark the permalink. 2 Comentarios.

  1. O crecemento vertixinoso dos Estados pasa por ser como aplicar economías de escala ao sistema de organización política. Canto máis grande, máis capacidade para facer cousas. Isto, ten unha doble vertente: a positiva, que permite alcanzar cada vez cotas máis e máis altas de benestar social; e a negativa, pola cal cada vez os Estados acumulan máis poder sobre nós, de quen vai escapando pouco a pouco o coñecido coma “soberanía” para rematar en mans dun ente abstracto.

    Ramos Cernadas, Francisco Javier 143 C01

  2. Bueno eu o do benestar social… Deixoo en cuarentena. Porque xa se ve que nos momentos de crise, o Estado acaba por facerse o sueco, só tes que ver o que esta a suceder agora. E eu creo que a soberanía mais que acabar en mans dun ente abstracto acaba en mans de catro ou cino mais ben
    Sánchez Caridad Iago 143 B04

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: