Y entonces llegó la televisión

Gracias a este trabajo estamos descubriendo, todo mi grupo y en particular yo, cosas muy interesantes sobre nuestras familias. Esta semana he dado un salto de generación y he comenzado a hablar con mis padres, el tema elegido fue los medios de comunicación en su juventud.

Mi padre recordaba perfectamente cómo era la radio que había  en su casa cuando él era niño. El tamaño era descomunal, pero a ellos les parecía la cosa más útil del mundo. “Se pasaba encendida gran parte del día en la cocina porque daba ambiente a la casa”. Las noticias era lo que más se escuchaba. Él mismo resalta que ahora eso se está perdiendo: “Antes todos escuchábamos las noticias y ya desde pequeño se inculcaba la importancia de estar informado, sin embargo en la actualidad parece que hay miedo a que los niños se den cuenta de todo lo que está pasando”.Sin título

Lo que realmente fue un gran cambio en la vida de mi familia fue la llegada de la televisión. Fue en el 1970 cuando llegó la primera televisión a casa de mi padre, convirtiéndose así en uno de los primeros hogares del barrio en tener tele. Se debió a que un bar de la zona (donde todo el mundo iba a ver la televisión a diario, ya que las casas carecían de ella) decidió  comprar una nueva con motivo del Mundial de Fútbol de México, y como el dueño era primo de mi abuela, se la regaló por la ayuda que esta le facilitaba en días de mucho ajetreo. Rápidamente la casa se convirtió en lugar de encuentro de amigos y familiares, y recuerda el mundial de México (en el que cabe destacar que España ni participó), como uno de los mejores de la historia. La televisión estuvo, para mi padre, siempre ligada al mundo del ocio y sobretodo del deporte, ya que para las “cosas serias” se seguía utilizando la radio.

DAVILA FERNÁNDEZ, PEDRO  151.G02

Advertisements

Posted on 18 Marzo, 2015, in Posts individuais and tagged . Bookmark the permalink. 9 Comentarios.

  1. seminariocomunicacion1

    Nótase o cambio de xeración e que o mundo avanzou máis rápido aínda na tecnoloxía. Dos nosos avós, aos nosos pais e, agora, nós. A prensa e a radio permaneceron no tempo e, pese a que os tempos cambiaron, seguen presentes.
    Falas da chegada da tele e moitas das cousas que falas coinciden coa miña experiencia familiar. A casa de meu pai era unha taberna e sempre me conta como foi a chegada da primeira televisión. Todo o pobo ía ata alí para ver este novo medio. Non comprendían a metade das cousas que saían desa caixa, mais a saída de imaxes que pasaban no resto do país asombráballes. Malia que a maior parte das noticias era propaganda franquista tendo en conta a época da que estamos a falar.
    Déixoche por aquí unha reportaxe do mestre Nacho Mirás do 2013 da chegada a Galicia da televisión en 1961.
    http://www.lavozdegalicia.es/noticia/santiago/2013/10/06/dia-tele-llego-quedarse/0003_201310S6C7995.htm
    Moi boa a relación radio-medio serio/información seria e televisión-ocio. Quizais esa idea, engadindo a prensa escrita á radio, todavía segue vixente aínda que en menor medida.

    RÍO OTERO, HELENA DEL 152.D04

  2. Alba López Álvarez

    Mi madre siempre se describe como “una chica de la transición”. Hablo con ella y la verdad es que no hay muchas diferencias entre su vida y la mía (en términos generales). No pasa esto por ejemplo con mi padre, que es diez años mayor que ella. Pues bien, ¿por qué digo esto? Porque mi madre, pese a ser un “chica de la transición”, siempre me comenta que ella en su casa no tuvo televisión. Ni en su casa, ni en su piso de estudiantes. Y eso choca en cualquiera. Creo que estamos demasiado acostumbrados a crecer con televisores en nuestras casas y realmente no le damos el valor histórico que le debemos dar. Incluso hoy en día podemos ver un menor uso de la televisión en los menores al ser sustituido por cualquier otro aparato electrónico con acceso Internet. Me parece muy conmovedor que tu padre recuerde tan bien la llegada de la televisión, y el hecho de ser uno de los primeros del barrio en tener televisión seguro que le trajo miles de anécdotas. Al igual que Helena, quiero destacar esa relación que hace tu padre de la televisión para el ocio, la radio para las cosas serias. Es una gran reflexión.

    Un saludo,

    LÓPEZ ÁLVAREZ, ALBA 151.C04

  3. La radio, la eterna compañera de mi abuelo antes de dormir. En un tiempo en que el ocio escaseaba, no se usaba para entretenerse. Su función era útil, práctica. Y hoy nos sorprendería. Retransmitía las esquelas, como una cantinela que no cesa y que día tras día recordaba a todos los que nos habían dejado.

    La televisión supuso una gran revolución. En mi aldea, mis abuelos fueron los primeros en tenerla.Y siempre cuentan el misterio que rodeaba a ese extraño aparato, que parecía llegado de otro planeta. “La caja”, como la llamaban, fue colocada en el centro de la sala, en un lugar de honor. Los vecinos aparecían por la puerta, sin necesidad de ninguna excusa ¡Había una televisión! Miradas de curiosidad, muchas de sorna y unas pocas de temor.
    Pero la primera vez que se encendió, todos sin excepción contenían la respiración, igual que con la llegada del hombre a la luna, que fue seguida en mi pueblo con la máxima audiencia. Eso, había que verlo.

    CASAS QUIROGA, PABLO 151.B03

  4. seminariocomunicacion1

    Sin duda la década de los 70 marcó un antes y un después con la generalización de las televisiones. Esto tuvo su repercusión en la radio, aunque no fue inmediata. La radio seguía siendo el medio principal por ser más rápida y ágil y llegar a lugares a los que la televisión no tenía acceso. En la actualidad, pese a la reestructuración de la radio, la televisión se impone pero, ¿ qué papel ocupa hoy la televisión frente Internet? Creo que sería interesante que, igual que habéis hablado con vuestros abuelos primero y ahora vuestros padres, hicieseis una reflexión sobre la época actual (época de gran avance tecnológico con la aparición fuerte de los medios digitales) para ver el cambio al completo.

    Rodríguez Rey Noelia 152.H03

  5. Ben, a min marcáronme máis os tebeos e as novelas infantís da editorial Novaro que a radio e a televisión. Estou falando da miña infancia. Cando morreu Franco, a radio foi a miña compañeira de estudos.Era a radio da transición, a mítica radio da transición que aproveitou ben a época para facerse realmente un medio. A radio da transición, da primeira transición non desta transición que morre logo de trinta anos, representou sair dunha ditadura e abrir os ollo ao mundo, que non é que estivera moi ben, pero mellor que antes seguro. No 23F eu estaba estudando un exame de radio e escoitando a radio. E aí morreu a radio pra min.
    A televisión era un electrodoméstico co que se adquiría certa relevancia social entre a veciñanza, e lémbrome perfeitamente da pegada de Neil Armstrong na lúa, e os comentarios dos veciños respecto de si fora real ou fora unha peli máis dos americanos (anticipándonos nese debate ao guión de Capricornio Un). Pero eu sempre preferín a tele para ver películas, ou filmes como se dicía na época, que era máis barato que no Principal ou no Victoria. Debeu ser cando meu pai exerceu de proxeccionista de cinema no Coliseum cando me afeizoei ao cinema, porque era gratis e a paga era para pagarlle a piruleta á chavala (parvos de nós). MM.

  6. seminariocomunicacion1

    Mi padre también recordaba perfectamente la primera vez que tuvo una radio en su habitación. Desde entonces duerme con ella encendida y gracias a esto, es una de las personas más informadas que conozco. Para él es un disfrute poder enterarse de todo mientras duerme. Cada mañana se queda en cama durante unos minutos más para poder escuchar el informativo.
    A pesar de también tener televisión en su habitación, no la usa. Siempre le ha gustado ver la televisión en el salón y odia verla en cama. Lo consideramos algo raro en casa pero a mi madre le pasa lo mismo y entre ellos se entienden.

    Davila Fernández, Pedro 151.G02

  7. Sorpréndeme que resaltedes o feito de escoitar a radio convertíase nalgo familiar. Reuníanse para escoitar as noticias e incluso cos veciños. Co tempo isto perdeuse, agora nin a televisión. Paréceme interesante reflexionar acerca de como antes as “novas tecnoloxías da época” convertían a acción nun proceso de comunicación interpersoal e como co tempo nos afastan. Sería convinte tratar como as novas tecnoloxías que creamos para comunicarvos cada vez nos afastan máis da comunicación real e interpersoal cando se crean para o contrario precisamente. Un debate bastante común nos últimos anos, a sensación de cercanía e de estar arroupado por persoas as vintecatro horas do día, que non deixa de ser unha ilusión.

    Amosa Tato, Cristina 151.D01

  8. seminariocomunicacion1

    Creo que es interesante la petición que nuestra compañera Noelia os remite en su comentario. A modo personal, puedo decir que mi gusto por la televisión es prácticamente nulo y prefiero enterarme de lo realmente importante por otros soportes como son la radio o internet.

    BARTOLOMÉ FIGUEIRAS, JUAN 151.C01

  9. seminariocomunicacion1

    Es que la parte final de nuestro trabajo es una comparación entre las distintas generaciones. Hemos empezado por nuestros abuelos, continuamos por nuestros padres y ahora ya toca la nuestra. Pronto nuestros post serán de la situación actual.
    Davila Fernández, Pedro 151.G02

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: